Predictors of travel-related hepatitis A and B among native adult Danes: A nationwide case-control study

27/05/2012

image_pdfimage_print

Predictors of travel-related hepatitis A and B among native adult Danes: A nationwide case-control study.
Nielsen US, Thomsen RW, Cowan S, Larsen CS, Petersen E. Journal of Infection 2012; 64(4): 399-408.
Palabra clave: hepatitis.

Las guías de vacunación danesas recomiendan la vacunación frente a hepatitis A y B únicamente al viajero de alto riesgo. El objetivo del trabajo es evaluar la importancia de la duración del viaje y otros posibles factores predictores de la infección de hepatitis A y B en viajeros daneses, así como determinar la sensibilidad y especificad de las actuales guías de vacunación para viajeros en Dinamarca.

Estudio de casos y controles nacional en el que los casos adquirieron la enfermedad en viajes a países no occidentales entre 2000 y 2010. Viajeros no inmunes de un cuestionario nacional realizado en 2007 (1.188 hepatitis A y 1.709 de B) se tomaron como controles. Como criterios de inclusión: edad de 19 a 79 años y nativos en Dinamarca sin relación familiar con inmigrantes de áreas de alta endemia. Se envió un cuestionario para recabar información suplementaria.

Un total de 67 casos de hepatitis A y 22 de B respondió al cuestionario (tasas de respuesta 84 y 65% respectivamente). Las ORs para las dos enfermedades se incrementaron con el aumento de la duración del viaje; sin embargo el 90% de los casos de hepatitis A y el 62% de los de B tuvieron viajes de menos de 4 semanas y la tasa de infección diaria no aumentó con la duración del viaje (incluso decreció para la hepatitis A). Respecto a hepatitis A, la edad más avanzada y viajes a África, presentaron 0R de 6,1 (3,2-11); en el caso de la B las OR aumentan al viajar solo o con amigos respecto a viajar en familia (OR=15 (3,2-134)). El motivo del viaje no se identificó como un buen medidor de riesgo. Las tasas de incidencia fueron 12,8 y 10,2/100.000/mes para hepatitis A y B respectivamente. La sensibilidad de las guías respecto a la hepatitis A fue del 60% (sólo hubieran recomendado la vacunación de 36 de los 60 casos), esta baja sensibilidad se produce especialmente por los casos observados en viajes a países de Europa Occidental que no están incluidos en las guías (18 casos); respecto a la hepatitis B, la sensibilidad fue del 31% y la especificidad del 95%.

Los autores concluyen que los resultados apoyan una revisión de las guías para viajero actualmente en vigor en Dinamarca especialmente respecto al uso de la duración del viaje como marcador (debería reducirse a una o dos semanas en el caso de hepatitis B y tal vez no considerarse en el caso de la hepatitis A). Viajar solo o con amigos debería tomarse como marcador respecto a hepatitis B. El mayor riesgo observado respecto a la hepatitis A con la edad, puede deberse al mayor riesgo de enfermedad sintomática que se presenta con el aumento de edad. Entre las limitaciones se incluye el escaso número de casos de hepatitis B.

Estudio interesante pero complejo en el que en ocasiones los datos aportados no se corresponden exactamente con la epidemiología de la enfermedad en el país de destino; en concreto, los autores hablan de 9 casos de hepatitis A con transmisión en Canarias donde, en principio, la transmisión de esta enfermedad suele estar ligada a prácticas de riesgo y no tanto al viaje en “si mismo”.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú