Puntos clave

2/05/2016

image_pdfimage_print

Enfermedad

La gripe es una infección causada por el virus influenza. Existen tres tipos de virus de la gripe; A, B y C, siendo los dos primeros los responsables de la mayoría de casos.

Los virus gripales de tipo A presentan gran variabilidad genética y se clasifican en subtipos en función de las diferentes combinaciones de dos proteínas de la superficie del virus (la Hemaglutinina y la Neuraminidasa). Los animales como las aves salvajes migratorias pueden actuar como reservorio de los virus gripales de tipo A. En la actualidad, circulan en el ser humano virus de los subtipos A (H1N1) y A (H3N2).

Durante el pasado siglo ocurrieron tres pandemias de gripe , es decir infección de gripe simultánea en diferentes países, en 1918, en 1957 y en 1968. La primera pandemia de gripe de este siglo la declaró la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Junio 2009 y fue causada por el virus influenza A (H1N1).Los virus del tipo B no tienen potencial pandémico, aunque sí epidémico.

La gripe estacional es una enfermedad contagiosa (se transmite fácilmente de una persona a otra) con un periodo de incubación entre uno y tres días. La transmisión es por vía aérea, por gotas o por contacto directo con personas infectadas.

Los síntomas se caracterizan por fiebre alta, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares y cansancio extremo. Se puede acompañar de tos seca, dolor de garganta y abundante secreción nasal. Cuando se produce en personas sanas, suelen recuperarse en el plazo de una semana, y sin necesidad de atención médica. No obstante, en las personas con alto riesgo, la gripe puede presentar complicaciones como bronquitis, neumonía que pueden requerir el ingreso hospitalario, o incluso la muerte. Sin embargo, en algunos casos, la enfermedad puede no presentar síntomas.

image_pdfimage_print

Subir al menú