Quadrivalent meningococcal ACYW-135 glycoconjugate vaccine for broader protection from infancy

8/05/2009

image_pdfimage_print

Quadrivalent meningococcal ACYW-135 glycoconjugate vaccine for broader protection from infancy.
Pace D. Expert Rev Vaccines 2009; 8(5): 529-542
Palabra clave: Meningococo

La enfermedad invasora por meningococo es un problema de salud pública a nivel mundial, teniendo los niños y adolescentes la mayor carga de enfermedad. La vacunación es la estrategia más racional para prevenir la enfermedad meningocócica. El control de la enfermedad del serogrupo C se ha alcanzado en gran parte por la introducción de las vacunas meningocócicas conjugadas del serogrupo C, inicialmente en el Reino Unido en 1999, y posteriormente en otros países. La reciente autorización de una vacuna conjugada tetravalente frente a los serogrupos A, C, Y y W-135 en los E.E.U.U. y en Canadá ha aumentado la protección contra la Neisseria meningitidis de los 2 a los 55 años. La vacuna conjugada meningocócica tetravalente A, C, Y y W-135 del serogrupo (MenACYW-CRM197), es inmunogénica en la infancia, por lo que amplia la protección en la categoría de edad más vulnerable. En este artículo se discute esta nueva vacuna tetravalente y su potencial para controlar la enfermedad invasora causada por los serogrupos A, C, Y y W-135 de la N. meningitidis.

Esta vacuna podría ser susceptible de introducción en países en vías de desarrollo y en aquellos con una incidencia importante de los serogrupos Y y W-135. La pauta de vacunación podría ser bien de dos dosis en el primer año con una dosis de recuerdo en el segundo, o bien con una sola dosis a partir de los 12 meses de edad, como lo hacen en Australia y Países Bajos. En EEUU y Canadá se emplea una pauta de dos dosis durante el primer año, a los 2 y 4 meses de edad, con un refuerzo en el segundo año de vida. Los datos de los ensayos clínicos sugieren que son necesarias dos dosis en niños de 1-2 años, aunque para niños más mayores, una sola dosis es suficiente para inducir niveles de anticuerpos protectores, también es cierto que se necesitan más datos para saber si la duración de la inmunidad será suficiente, o bien serán necesarios recuerdos posteriores.

El problema de la implementación de este tipo de vacunas en países en vías de desarrollo es el coste de las mismas, siendo más fácil la introducción de vacunas monovalentes. Para eso, se están desarrollando estudios para poder conseguir una vacuna frente al serogrupo A, que sería muy interesante para África.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú