Rabia y trasplante de órganos

27/03/2013

image_pdfimage_print

Los Centers for Disease Control and Prevention han comunicado los oficiales sanitarios de cinco Estados de la Unión se encuentran siguiendo un caso extremadamente infrecuente de transmisión de rabia mediante un trasplante de órganos. La investigación comenzó a raíz del fallecimiento a principios de marzo de un paciente de Maryland que fue trasplantado hace más de un año con órganos procedentes de un donante que falleció en Florida en 2011 pero en el que no se sospechó rabia. Por otra parte otros tres pacientes recibieron órganos del donante infectado y están siendo evaluados para recibir, al igual que sus contactos, inmunoprofilaxis. A pesar de que los donantes se chequean para riesgos infecciosos, los casos de rabia humana son tan infrecuentes que no se realizan rutinariamente las pruebas específicas de screening en el laboratorio al menos que exista una sospecha clínica. Además los CDC comentaron en una nota de prensa que es difícil disponer de los resultados de los test a tiempo para mantener viable el órgano.

[Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú