Safety and immunogenicity of DNA/modified vaccinia virus Ankara malaria vaccination in African adults

6/11/2003

image_pdfimage_print

Safety and immunogenicity of DNA/modified vaccinia virus Ankara malaria vaccination in African adults
Moorthy V, Pinder M, Reece W, Watkins K, Atabani S, Hannan C, Bojang K, et al. J Infect Dis 2003; 187: 1239-1244
Palabra clave: Otras vacunas

Se trata de un estudio de inmunogenicidad y reactogenicidad realizado en Gambia, con una secuencia de primovacunación con una vacuna DNA con un antígeno preeritrocítico de malaria, seguida de un refuerzo con un virus vacunal Ankara modificado, que codifica el mismo antígeno.

Los resultados obtenidos en 20 voluntarios, se comparan también con los resultados obtenidos en ensayos similares en Reino Unido, a fin de valorar las diferencias inducidas por la exposición natural a la malaria.

En cuanto a reactogenicidad, lo único destacable es una típica reacción local, bien tolerada., producida por la vacuna de virus Ankara. Los resultados inmunogénicos obtenidos en los sujetos de Gambia fueron superiores en todos los casos y regímenes, a los obtenidos en el Reino Unido.

Por otra parte, los sujetos que habían recibido previamente vacuna DNA, a pesar del descenso inducido por la cinética natural a partir del 7º día, tenían una respuesta más duradera. Esta respuesta no se limitó a los CD8, sino que implico también a los CD4.

La capacidad de la vacuna con virus Ankara, para amplificar la respuesta preexistente de células T, inducida por la primovacunación de vacunas DNA, se ve confirmada por la mayor respuesta en los sujetos gambianos, previamente expuestos de forma natural a la malaria, ya que las diferencias genéticas entre los sujetos británicos y gambianos no explican la importante diferencia entre ambas poblaciones.

Este trabajo se encuadra dentro de aquellos que se dirigen a valorar la respuesta de células T, implicadas directamente en la defensa frente a organismos intracelulares, como el P. falciparum en estadio hepático. Pero estos datos serian extrapolables también a infecciones crónicas y tumores (HIV, M. Tuberculosis, hepatitis B y melanoma) y de ahí, su importancia.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú