Severe pediatric influenza in California, 2003–2005: implications for immunization recommendations

24/09/2006

image_pdfimage_print

Severe pediatric influenza in California, 2003–2005: implications for immunization recommendations
Louie JK, Schechter R, Honarmand S, Guevara HF, Shoemaker TR, Madrigal NY, et al. Pediatrics 2006; 117: e610-e618.
Palabra clave: Gripe

En diciembre de 2003, los Servicios del Departamento de Salud de California iniciaron la vigilancia de los niños que habían sido hospitalizados por gripe grave con la intención de medir el impacto y adicionalmente poder identificar medidas preventivas. De diciembre 2003 a mayo 2005 se identificaron 125 niños durante la temporada gripal 2003-2004 y 35 niños durante la temporada 2004-2005, que habían ingresado en Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricas o que habían fallecido con el diagnostico confirmado por el laboratorio de gripe. La media y mediana de edad fueron 3,1 años y 1,5 años respectivamente. Menores de 6 meses, 39 casos (24%); de 6 a 23 meses, 53 (33%); 2 a 4 años, 40 (25%); 5 a 11 años, 15 (9%); y de 12 a 17 años, 13 (8%). El 53% (85 de 160) presentaban enfermedades médicas de base que incluían: alteración neurológica (n = 36), enfermedad pulmonar crónica (n = 26), alteraciones genéticas (n = 19), enfermedad cardiaca (n = 18), prematuridad (n = 14), inmunodepresión (n = 12) y alteraciones renales/endocrinas (n = 2). Solo un 16% (15 de 96) de todos habían recibido la vacuna antigripal. En conclusión, dado que los niños menores de 6 meses constituyen un grupo de alto riesgo de hospitalización por gripe y que no pueden ser vacunados contra la enfermedad, es necesario establecer medidas de prevención tales como la vacunación de sus madres y contactos domiciliarios, la lactancia materna, etc. El ACIP recientemente ha recomendado la vacunación en niños con procesos que puedan comprometer la función respiratoria (disfunción cognitiva, alteraciones medulares, estados convulsivos, alteraciones neuromusculares, etc.). Una proporción significativa de niños tenían alteraciones genéticas o eran prematuros, condiciones estas que no se incluyen en las recomendaciones de vacunación antigripal infantil.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú