Should 13-valent protein-conjugate pneumococcal vaccine be used routinely in adults?

27/06/2012

image_pdfimage_print

Should 13-valent protein-conjugate pneumococcal vaccine be used routinely in adults?
Musher D. Clin Infect Dis 2012;55:265-267.
Palabra clave: Neumococo. Vacuna. Adultos

El autor se plantea una serie de cuestiones relativas a si debe de utilizarse sistemáticamente en el adulto la vacuna antineumocócica conjugada de 13 serotipos. Para ello se hace e intenta responder una serie de preguntas:

  1. ¿Protege la vacuna simple de 23 serotipos frente a la enfermedad neumocócica? A la vista de varias publicaciones y de que los anticuerpos plasmáticos pueden opsonizar a la bacteria en el alveolo, piensa que la vacuna protege de la neumonía neumocócica y de la enfermedad invasora aunque serán los ancianos y los enfermos en los que menos beneficio se observará.
  2. ¿La vacuna conjugada desencadena mejores respuestas de anticuerpos? Revisiones recientes no encuentran consistentes diferencias en las respuestas inmunes entre ambas vacunas y aunque algunas encuentran un mayor título con vacunas conjugadas, se desconoce la trascendencia clínica de este hecho al no existir parámetro subrogado de protección.
  3. ¿Protege mejor de la enfermedad invasora la vacuna conjugada? No existen estudios comparativos en población general que aborden este asunto, aunque una razón teórica a favor de la vacuna conjugada en inmunodeprimidos es que es probable que reduzca la colonización nasofaríngea por cepas vacunales.
  4. ¿Será efectiva la vacuna conjugada de 13 serotipos en países con vacunación infantil sistemática? En opinión del autor esta cuestión es la más importante. A la vista de la inmunidad de rebaño obtenida con la de siete serotipos, el autor piensa que la vacunación del adulto en este escenario puede ser irrelevante y este es el argumento más potente en contra del uso rutinario de la vacuna de 13 serotipos en sanos o en inmunodeprimidos.
  5. ¿Cuáles son las cepas reemplazantes? Es posible que con el uso masivo de la vacuna de trece serotipos aparezcan cepas reemplazantes contenidas en la de 23 pero también es posible que aparezcan otras cepas no contenidas en ninguna de las vacunas comercializadas.
  6. Los estudios venideros de Holanda, ¿responderán si la vacuna de 13 proporciona mayor protección que la de 23? La respuesta del autor es negativa ya que el estudio holandés no incluye un grupo tratado con vacuna de 23 y lo que es a su juicio más importante: el estudio se inició cuando no se estaba vacunando en la infancia con la de siete serotipos con lo que no existirá supresión de los 13 serotipos por inmunidad de rebaño. Piensa, en definitiva, que una vez tabulados los resultados no darán respuesta a la pregunta de si debiera utilizarse rutinariamente en adultos la vacuna de 13 en un país donde se vacuna sistemáticamente en la infancia.
  7. ¿Debemos de buscar alternativas vacunales distintas? Aunque la principal ventaja de la conjugada es la del priming es implanteable el administrar recuerdos periódicos por el alto coste económico. El autor es partidario de investigar vacunas proteicas neumocócicas conservadas entre cepas.

Concluye que prefiere seguir vacunando con la vacuna simple de 23 serotipos como parte de una política rutinaria de vacunación aunque con menos entusiasmo que hace 10 años. No piensa que sea una prioridad vacunar a adultos con la de 13 ya que los datos no muestran que esta vacuna sea más inmunógena, incluso en inmunodeprimidos, y lo que es más importante: las cepas contenidas en esa vacuna es probable que estén en camino de ser aislamientos poco comunes.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú