A spot of bother: why varicella vaccine programs matter

27/11/2015

image_pdfimage_print

Harris T, Seo C, Shing E, Wong K, Fediurek J, Seeks S. CCDR 2015;41:241-249.

En septiembre de 2004 las autoridades sanitarias de Ontario incluyeron la vacuna de varicela monocomponente en el segundo año de vida para pasar a un régimen de dos dosis en forma combinada con triple vírica, a los 4-6 años, en 2011. Los autores se plantean en este estudio evaluar el programa provincial de vacunación entre 1993 y 2013, tanto en el impacto como en los efectos adversos postvacunales. La incidencia de varicela disminuyó significativamente entre ambos periodos, pasado de 311.4/100.000 a 22.2/100.000, correspondiendo el mayor descenso a los de 1 a 4 años, seguidos de los de 5 a 9 y a los menores de un año.

Entre los dos periodos la proporción de casos en los de 10 a 14 años aumentó del 10.8% al 19.8%. El efecto adverso más comúnmente declarado tras la primera dosis fue el exantema (37.3%), seguido de dolor y de enrojecimiento local y las reacciones locales tras la vacunación conjunta. Los autores concluyen que sus resultados están en sintonía con otros publicados y con efectos indirectos (menores de un año). Como limitaciones señalan el sistema pasivo de vigilancia en relación a los datos ausentes/incompletos, sesgos de declaración e infradeclaración.

[mas información]

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú