The effect of changing from whole-cell to acellular pertussis vaccine on the epidemiology of hospitalized children with pertussis in Canada

6/01/2007

image_pdfimage_print

The effect of changing from whole-cell to acellular pertussis vaccine on the epidemiology of hospitalized children with pertussis in Canada
Bettinger J, Halperin S, De Serres G, Scheifele D, Tam T. Pediatr Infect Dis J 2007; 26(1): 31-35.
Palabra clave: Tos ferina

Entre julio de 1997 y abril de 1998, el calendario vacunal canadiense pasó de usar una vacuna frente a la tos ferina de células enteras (WCV) a una vacuna acelular (ACV) de 5 componentes. Dicho cambio se produjo por el temor a los efectos adversos de la WCV y por la baja eficacia de esta vacuna observada en Canadá (entre 20 y 60%).

El objetivo del estudio es medir los efectos en la epidemiología de la tos ferina de este cambio en el calendario de vacunaciones. Se estudiaron las hospitalizaciones por tos ferina en el periodo comprendido entre 1991 y 2004, usando el programa IMPACT.

IMPACT es una red de vigilancia activa formada por 12 hospitales terciarios de todo Canadá en el que se recogen las características de los casos de tos ferina. Para llevar a cabo el estudio se compararon las características e incidencia según tipo de vacuna recibida o en su defecto de acuerdo a la fecha de nacimiento.

Durante el periodo de estudio se registraron 2.096 casos de tos ferina (1.174 casos en la época de la WCV y 842 en el periodo de la ACV). La incidencia en los menores de 5 años disminuyó de forma significativa durante el periodo ACV (incidencia en niños menores de 1 año: 136,1 vs 85,7), periodo en el que se observó un aumento de los casos en niños menores de 2 meses (demasiado pequeños para ser vacunados) y en los de 2-3 meses (muy pequeños para recibir 2 dosis).

En el periodo de vacunación con ACV disminuyó la frecuencia de hospitalización por tos ferina debido a una mejora en la efectividad de la vacuna pero siguió siendo importante en niños muy pequeños para ser vacunados (menores de 3 meses) puesto que la circulación de la bacteria continúa en niños sin vacunar, adolescentes y adultos.

Se necesitan mejorar las estrategias vacunales para reducir la tos ferina entre dichos niños; entre estas estrategias, los autores proponen adelantar la primera dosis a las 6 semanas de vida, lo que según ellos mismos reflejan no conseguiría reducir la mortalidad que en la mayoría de los casos se produce en menores de 6 semanas.

Otra estrategia apuntada sería la administración de dosis de recuerdo a adolescentes y adultos así como la vacunación de la madre.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú