The effect of underlying clinical conditions on the risk of developing invasive pneumococcal disease in England

27/08/2012

image_pdfimage_print

The effect of underlying clinical conditions on the risk of developing invasive pneumococcal disease in England
Van Hoek AJ, Andrews N, Waight PA, Stowe J, Gates P, George R et al. Journal of Infection 2012; 65(1): 17-24.
Palabra clave: Neumococo

El objetivo del estudio es estimar el riesgo aumentado de enfermedad neumocócica invasiva (ENI) en grupos de riesgo. Se investigaron los 3 primeros años de vacunación con la vacuna Prevenar para evaluar igualmente el efecto de la inmunidad de grupo, evaluándose la letalidad y la distribución de serotipos antes y después de la introducción de la vacuna Prevenar en septiembre de 2006.

El trabajo se realizó en Inglaterra entre marzo 2002 y marzo 2009. Se tomaron un total de 22.000 pacientes con ENI de 2 ó más años que se pudieron asociar con sus registros hospitalarios de los que se recogió información adicional. Los factores de riesgo evaluados fueron: asplenia, enfermedad crónica (respiratoria, cardiaca, renal y hepática), diabetes, inmunosupresión, implantes cocleares y fístulas de líquido cefalorraquídeo.

La prevalencia de factores de riesgo se comparó a la prevalencia de dichos factores en la población general (obtenida de una encuesta del Departamento de Salud británico).

El grupo de riesgo de mayor prevalencia es el de pacientes con enfermedad crónica cardiovascular, el 13% de la población presentaba 1 ó más factores de riesgo, llegando a ser del 45% entre los mayores de 65 años (el 59% de los pacientes incluidos en grupos de riesgo tenían 65 años o más).

Se observó un OR para hospitalización de 11,7, 7,6 y 2,7 (grupos de edad de 2 a 15 años, 16 a 64 y 65 y más) y muerte de 2,42, 3,9 y 1,2 (en los respectivos grupos de edad). El grupo de riesgo más importante fue la enfermedad hepática crónica (en los adultos el 73% de los casos estaba relacionada con alcoholismo), inmunosupresión, infección por VIH y enfermedad respiratoria crónica. Se observó una inmunidad de grupo similar entre los pacientes en grupos de riesgo y sanos puesto que se constató una reducción similar de la ENI causada por los serotipos vacunales en ambos grupos. Durante la temporada 2008/09 la nueva vacuna decavalente cubriría frente al 36% de los casos de ENI en grupos de riesgo y la tridecavalente el 61%. Durante el periodo de estudio estaba recomendada la administración de la vacuna antineumocócica polisacarida en grupos de riesgo, lo que podría explicar una ligera disminución del porcentaje de serotipos incluidos en esta vacuna entre los causantes de ENI en los grupos de riesgo respecto a población general (91% de ENI en población general vs. 83% en grupos de riesgo).

Los autores concluyen que se observa un importante aumento del riesgo de ENI entre aquellos pacientes con patologías de riesgo, sugiriendo un potencial beneficio de una vacunación específica dirigida a los mismos, si bien la protección indirecta a través de la inmunidad de grupo sugiere que esta vacunación pierde interés a medida que la citada inmunidad de grupo se alcanza en la comunidad. El pequeño riesgo observado entre el grupo de pacientes asplénicos es justificado por los autores debido al éxito de la política de vacunación existente así como del uso sistemático de profilaxis antibiótica en este grupo de riesgo.

Estudio de especial interés, bien realizado y en el que los propios autores comentan extensamente las limitaciones del mismo.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú