The impact of a change in bacille Calmette-Guerin vaccine policy on tuberculosis incidence in children in Cape Town, South Africa

6/01/2007

image_pdfimage_print

The impact of a change in bacille Calmette-Guerin vaccine policy on tuberculosis incidence in children in Cape Town, South Africa
Mahomed H, Kibel M, Hawkridge M, Schaaf H, Hanekom W, Iloni K et al. Pediatr Infect Dis J 2006; 25(12): 1167-1172
Palabra clave: Tuberculosis

Estudio observacional antes-después en el que se compara la incidencia de tuberculosis (TB) y la proporción de enfermedad diseminada en niños menores de 2 años en 2 periodos diferentes: el primero entre el 1 de enero de 1999 y el 30 de junio de 2000 en el que se administraba la vacuna BCG Tokio 172 vía percutánea (PC) y  el segundo entre el 1 de enero de 2001 y 30 de junio de 2002 en el que se cambió la vacuna a la cepa 1331 Danish por vía intradérmica (ID).

El estudio se realizó en Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Este cambio se produjo por las recomendaciones de la OMS y porque esta vía de administración es más barata. Se tomaron todas las historias clínicas de los niños que padecieron tuberculosis en los 2 primeros años de vida y que habían nacido en el periodo de estudio para las 2 cohortes que se tomaron.

Todos los casos se revisaron de acuerdo a la probabilidad de padecer TB, su gravedad y la diseminación de la enfermedad.

Las tasas de incidencia obtenidas respectivamente para los periodos con administración de la BCG de forma PC e ID fue de 866 y 858/100.000 personas, no se vieron diferencias significativas.

La proporción de aquellos que tuvieron enfermedad diseminada (se tomó como tal la TB miliar y la meningitis) fue de 8,6 y 4,7% respectivamente, siendo esta disminución significativa estadísticamente. Se realizó un análisis combinado de las 2 formas de administración de la vacuna frente a los no vacunados y se vio que los primeros tenían una proporción de 6,6% de enfermedad diseminada frente a un  29,2% en los no vacunados (diferencia estadísticamente significativa).

Los autores concluyen que el cambio del programa al uso de la vacuna BCG con cepa 1331 Danesa ID no reduce la incidencia de TB pero si la proporción de enfermedad diseminada. No se puede concluir si esta diferencia es debida al cambio de vía o de cepa.

Los autores apuntan que hay que tener en cuenta que la prevalencia antenatal de VIH pasó de un 7,1% en 1999 a un 15,4% en 2004, lo que podría hacer que se estuviese infraestimando el efecto protector de la vacuna BCG cepa Danesa por vía intradérmica, puesto que en un periodo de mayor prevalencia de VIH es de esperar una mayor presencia de TB.

El estudio presenta varias limitaciones como son el hecho de que un único observador haya clasificado los casos, que conociera la vacuna aplicada y la naturaleza antes-después del estudio que puede haber influido en que alguna variable no tomada en cuenta en el estudio haya cambiado y pueda haber influido en el resultado del mismo.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú