The incidence and clinical characteristics of herpes zoster among children and adolescents after implementation of varicella vaccination.

2/01/2010

image_pdfimage_print

The incidence and clinical characteristics of herpes zoster among children and adolescents after implementation of varicella vaccination.
Civen R, Chaves S, Jumaan A, Wu H, Mascola L, Gargiullo P et al. Pediatr Infect Dis J 2009; 28(11): 954-959
Palabra clave: Varicela

El objetivo del estudio es examinar y comparar las tendencias en la incidencia, el riego y las características clínicas y epidemiológicas del herpes zóster entre niños y adolescentes teniendo en cuenta el antecedente de vacunación o haber padecido varicela previamente.

El estudio se desarrolla a través de un sistema de vigilancia activa poblacional en menores de 20 años de edad que se lleva a cabo en Antilope Valley, California, desde el año 2000 al 2006. La incidencia de zóster en los menores de 10 años descendió un 55%, mientras que entre los de 10 a 19 años aumentó un 63%. El riesgo estimado de padecer un zóster entre los niños menores de 10 años vacunados era entre 4 y 12 veces menor que para los que habían padecido la enfermedad. Respecto a las características clínicas se observó que en los menores de 10 años los niños vacunados que padecieron zóster eran menos proclives a padecer dolor y cuando lo padecían era de menor intensidad, la aparición de vesículas era menos frecuente y/o en un área más pequeña, aunque para estas dos últimas características no se demostraron diferencias estadísticamente significativas.

Los autores concluyen que la vacuna de varicela reduce de forma importante el riesgo de zóster entre los niños vacunados y modifica su curso clínico. Su uso generalizado reducirá la carga de zóster en EEUU. El incremento del zóster entre los adolescentes de 10 a 19 años no puede ser totalmente explicado y se necesitan otras fuentes puesto que según los modelos matemáticos predictores el aumento del zóster en este grupo de edad ha sido mayor de lo esperado. Entre las causas postuladas podría estar una mejora en el sistema de vigilancia del zóster.
Entre las limitaciones del estudio se encuentran: primero no se dispone de datos previos al 2000, segundo al encontrarnos con una enfermedad no frecuente en estas edades pequeñas fluctuaciones pueden cambiar los resultados del estudio y tercero los diagnósticos no se basan en laboratorio.

Se necesita una monitorización más larga del zóster para poder describir mejor la presentación clínica de la enfermedad, así como la incidencia y el riesgo en la población vacunada, especialmente considerando la pauta de vacunación con 2 dosis de vacuna.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú