The Lyme vaccine: a cautionary tale

6/01/2007

image_pdfimage_print

The Lyme vaccine: a cautionary tale
Nigrovic LE, Thompson KM. Epidemiol Infect 2007; 135: 1-8
Palabras clave: Otras vacunas

Las personas que viven en áreas donde la enfermedad de Lyme es endémica adquieren la enfermedad por la mordedura de garrapatas infectadas.

Cuando esta enfermedad se diagnostica de forma precoz responde bien al tratamiento antibiótico, pero una pequeña proporción de pacientes desarrollan una enfermedad más grave con complicaciones neurológicas, cardíacas o reumatológicas crónicas.

En 1998 la FDA autorizó una vacuna recombinante frente a la enfermedad de Lyme, LYMERIX®, que redujo la incidencia de nuevas infecciones en adultos vacunados en casi un 80%.

Tres años más tarde, el fabricante retiró voluntariamente el producto del mercado debido al descenso de ventas de la vacuna y un pleito en curso, aunque los estudios demostraron que la vacuna representó una intervención rentable desde el punto de vista de la salud pública para las personas de riesgo de adquirir la enfermedad de Lyme.

Aunque los estudios preliminares apoyaron la seguridad de la vacuna, la retirada del producto impidió la terminación de estudios más concluyentes. La retirada de la vacuna pudo estar influenciada por la baja tolerancia de la población a los riesgos de las vacunas, al coincidir con la retirada de la vacuna frente al rotavirus.

La incidencia de infección por B. burgdorferi es de casi 20.000 casos al año en Estados Unidos. La retirada de la vacuna supuso una pérdida de una importante herramienta para prevenir la enfermedad de Lyme.

En la actualidad Baxter está planteando la posibilidad de desarrollar ensayos clínicos con una nueva vacuna, pero tendrá que superar la carga que supone el rechazo de la población, a pesar de los resultados científicos que avalen la introducción de la vacuna.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú