Time lines of infection and disease in human influenza: a review of volunteer challenge studies

4/04/2008

image_pdfimage_print

Time lines of infection and disease in human influenza: a review of volunteer challenge studies.
Carrat F, Vergu E, Ferguson N, Lemaitre M, Cauchemez S, Leach S et al. Am J Epidemiol 2008; 167 (7): 775-785
Palabra clave: Gripe

La posible aparición de una pandemia gripal ha puesto de manifiesto la necesidad de conocer exactamente los periodos de incubación, transmisibilidad del virus gripal que determina la duración entre otras cosas del tratamiento, la profilaxis o el aislamiento. Los autores presentan un artículo de revisión muy interesante en el que los autores describen las características de la excreción vírica así como la clínica en sujetos voluntarios expuestos al virus salvaje de la gripe. Se identificaron un total de 860 estudios, de los que finalmente se incluyeron 56 con un total de 1.280 participantes. En los estudios en los que se inocularon varias cepas del virus gripal, la H1N1 fue considerada el grupo de referencia.

La edad de los sujetos participantes fue de 18 a 50 años salvo un estudio que incluyó población hasta 65, siendo la vía de exposición la intranasal en la mayoría de los casos. La excreción vírica se presentó en el 93,1% de los inoculados por virus H1N1 y un 81,5% en los que la cepa utilizada fue la tipo B. La excreción se incrementó de forma abrupta entre 0,5 y 1 día tras la exposición al virus alcanzando pico el 2º día. La media de la duración de la excreción fue de 4,8 días. Aunque la mayoría de los voluntarios cesaron en la excreción del virus a los 6 ó 7 días, periodos más prolongados de hasta 8 y 9 días no resultaron extraños.

El tiempo medio de generación de un nuevo caso fue de 2,5 días. La infección fue sintomática en el 66,9% de los casos, con fiebre en el 34,9%. Los síntomas se presentaron a partir del primer día tras la exposición alcanzando su máximo el tercero, aunque la sintomatología sistémica hacia pico el 2º día. Aunque no existen datos experimentales en niños o ancianos, los estudios experimentales apuntan que probablemente los periodos de excreción sean más largos. Los autores concluyen que tras el análisis de los estudios experimentales existentes se confirma lo anteriormente aceptado según la opinión de expertos sobre la duración de la excreción vírica, la frecuencia de infección asintomática y proporciona elementos originales sobre la frecuencia de síntomas respiratorios o fiebre.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú