Typhoid vaccines: WHO Position paper

10/02/2008

image_pdfimage_print

Typhoid vaccines: WHO Position paper.
World Health Organization. Wkly Epidemiol Rec 2008: 83: 49-60
Palabra clave: Fiebre tifoidea

La Organización Mundial de la Salud publica un “Position Paper” relativo al uso de las vacunas frente a la fiebre tifoidea, en el que revisa la carga en salud pública y las maneras de abordar el problema en países de alta prevalencia.

En estos se ven afectados desproporcionadamente los niños en edad escolar aunque en algunas áreas endémicas los menores de 5 años sobrepasan incluso en incidencia a los escolares. Datos de la OMS estiman que hay 21 millones de casos anuales en todo el mundo de los que fallecen el 1-4%.

Respecto a la prevención primaria se dispone actualmente de dos vacunas que han sustituido a la muy reactogénica de células enteras. Estas dos, Ty21a y la polisacárida han mostrado seguridad y eficacia en ensayos clínicos, estando autorizadas para su uso a partir de los dos años de edad.

La vacuna viva, Ty21a, se presenta en forma de cápsulas (a partir de los 5 años) o líquida, mientras que la polisacárida es inyectable.
Con ambas vacunas no está bien definida la necesidad de las revacunaciones, dependiendo básicamente de la situación epidemiológica local. En la mayoría de las situaciones endémicas, se recomienda un recuerdo a los 3-7 años tras la primovacunación. Para turistas que viajan a zonas endémicas, el recuerdo se recomienda a los 1-7 años.

La OMS recomienda que los países consideren un uso programático de las vacunas para controlar la enfermedad endémica. El control de la enfermedad en la mayoría de los países se precisará vacunar a los grupos de alto riesgo, aunque también se puede utilizar para el control de epidemias.

La vacunación de los preescolares o de los escolares se recomienda en áreas donde la fiebre tifoidea en ellos sea un significativo problema de salud pública, especialmente cuando existan altas resistencias a S typhi.

La vacuna debe de ofrecerse a viajeros cuyos destinos sean de alto riesgo para contraer fiebre tifoidea, especialmente a los que vayan a permanecer en áreas endémicas más de 1 mes y/o en zonas donde sean prevalentes las cepas de S typhi resistentes a antibióticos.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú