Una nanopartícula que imita a un glóbulo rojo podría servir de vacuna contra las infecciones bacterianas

27/01/2014

image_pdfimage_print

Una nanopartícula envuelta en material tomado de las membranas de los glóbulos rojos podría convertirse en la base para vacunas contra toda una gama de bacterias infecciosas, entre ellas el SARM (estafilococo dorado resistente a la meticilina), una infección que mata a decenas de miles de personas cada año. Investigadores de la Universidad de California en San Diego (EEUU) han demostrado que las nanopartículas, cargadas con una toxina bacteriana común e inyectadas en ratones, pueden inducir una respuesta inmune que protege a los animales contra una dosis letal posterior de la misma toxina. Estas toxinas, proteínas segregadas por las bacterias, son "formadoras de poros", lo que significa que actúan sobre las membranas celulares del huésped, horadando agujeros que producen lesiones graves. Muchas bacterias, además del estafilococo áureo, segregan estas proteínas, entre ellas clostridium, listeria,estreptococo, E. coli, y toda una gama de infecciones.

[Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú