Use of meningococcal vaccines in the United States

10/06/2007

image_pdfimage_print

Use of meningococcal vaccines in the United States
Bilukha O, Messonnier N, Fischer M.Pediatr Infect Dis J 2007; 26(5): 371-376
Palabra clave: Meningococo

Artículo de revisión que repasa las diferentes vacunas antimeningocócicas comercializadas en USA, sus recomendaciones y las posibilidades de futuro. Las mayores tasas de incidencia de enfermedad meningocócica en USA se dan en menores de 1 año y en adolescentes especialmente en los recién incorporados a la universidad (18 años) que viven en residencias. Los serogrupos B, C e Y son los que mayor importancia presentan.

La vacuna polisacárida tetravalente frente a los serogrupos A, C, Y y W-135 (MPSV4) se autorizó en USA en 1981. La eficacia de los serogrupos A y C es de un 85-100% entre niños mayores y adultos, no teniéndose datos de eficacia para los otros 2 serogrupos. Las principales limitaciones de esta vacuna es que no produce respuesta T dependiente y no mantiene memoria inmunológica, tampoco consigue reducir el número de portadores nasofaríngeos por lo que tampoco consigue inmunidad de grupo.

Las vacunas meningocócicas conjugadas presentan como ventajas el hecho de que producen una respuesta T dependiente lo que permite una respuesta a cualquier edad y la existencia de memoria inmunológica. Finalmente también permiten reducir los portadores nasofaríngeos y por lo tanto se observa con ellas una inmunidad de grupo.

En enero de 2005 se aprobó una vacuna antimeningocócica tetravalente conjugada  frente a los serogrupos A, C, Y, W-135. La proteína para la conjugación fue toxoide diftérico y se aprobó para su uso en personas de 11 a 55 años.

Aunque los efectos adversos locales son más frecuentes en la vacuna conjugada, los sistémicos son similares en ambas. La inmunogenicidad a corto plazo (28 días) fue similar pero a medio plazo (3 años) fue sustancialmente mayor con la conjugada. La posible necesidad de revacunación en población adulta con vacuna conjugada todavía no está establecida.

Finalmente el artículo repasa brevemente los resultados esperados de los nuevos estudios que se están llevando a cabo con estas vacunas y la dificultad de conseguir una vacuna frente al serogrupo B.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú