VACSATC (Seguridad vacunal: actitudes, formación y comunicación): ¿Por qué un proyecto así?

2/08/2007

image_pdfimage_print


Octubre 2007

Descargue el tema del mes en pdf (español)
   Descargue el tema del mes en pdf (inglés) 

Introducción 

Las vacunas contra enfermedades graves para la salud son uno de los grandes logros de la salud pública en la historia. Literalmente, se han prevenido millones de muertes prematuras y un número incontable de niños han sido salvados de enfermedades que desfiguran e incapacitan1. Aunque las vacunas llevan consigo algunos riesgos inevitables, los beneficios médicos, sociales y económicos han llevado a los países de Europa a establecer programas de inmunización para detener la diseminación de enfermedades inmunoprevenibles. Algunos programas están sustentados en recomendaciones mientras que en otros las vacunaciones son obligatorias2, 3.

Hoy, sin embargo, las vacunas están resultando víctimas de su propio éxito, -muchas personas no han evidenciado las enfermedades debilitantes contra las que protegen las vacunas-, tolerándose cierta complacencia en los requerimientos para la inmunización1.

Los riesgos de los efectos secundarios de los productos medicinales –y entre ellos las vacunas frecuentemente no son bien transmitidos al público, a los medios de comunicación y al personal sanitario. Especialmente no se informa bien sobre la relación del riesgo-beneficio entre el número y la gravedad de los efectos secundarios frente al número de vacunas administradas y el riesgo de no ser vacunado. El sentimiento antivacunación está creciendo en algunos países europeos en parte debido a la acalorada y controvertida discusión entre una posible relación entre la inmunización y el autismo.

Estudios

Estudios de seguimiento de encuestas de opinión verifican que las madres piensan que la vacuna triple vírica (TV: sarampión, rubéola y paperas) protege contra enfermedades que nos son consideradas graves. Las encuestas también han mostrado que la TV es la vacuna que se considera menos segura4, 5, 6, 7, 8, 9, 10.

 Por otro lado, desde el año 2002, Smith, Yarwood and Salisbury encuentran en el Reino Unido, que la proporción de padres que creen que la vacuna triple vírica supone un mayor riesgo que las enfermedades contra las que protege ha decaído del 24% al 14%. Y que la proporción de retractores estrictos permanece estable en un 6%, con el hallazgo más relevante que supone el incremento sostenido y gradual de padres que opinan que esta vacuna es segura o con un mínimo riesgo 60% en el 2002 al 74% en los momentos actuales. Claramente, los padres se encuentran en un debate interno entre su percepción sobre la seguridad de una determinada vacuna y la protección que genera frente al peligro de la enfermedad contra la que protege11. En cualquier caso, la situación en otros países y cómo está cambiando no es bien conocida.

Dado el impacto que estas preocupaciones tienen sobre las coberturas vacunales, el tema necesita ser abordado tanto por los profesionales sanitarios como por las instituciones que ofrecen vacunaciones pediátricas9 y por la futura cohorte de profesionales sanitarios. Los estudiantes médicos y paramédicos deben recibir formación en vacunología en su formación antes de incorporarse a la asistencia. Los profesionales sanitarios juegan un papel muy importante en proveer a los padres de una información equilibrada y consejos sobre inmunización10.

Los médicos de Atención Primaria, tanto los pediatras como los médicos de familia, son la fuente de información más habitual sobre vacunación y parece que son los que tienen una mayor oportunidad y experiencia para brindar consejo a las dudas de los padres sobre seguridad vacunal12, 13. Los médicos, enfermeras y otros profesionales sanitarios deben esforzarse en construir relaciones respetuosas y honestas con sus pacientes, especialmente cuando expresan sus dudas sobre la inmunización o tienen ideas erróneas sobre los riesgos y beneficios de las vacunas14, 15. Tales actitudes deben ser ya educadas y entrenadas tanto en las escuelas de enfermería como en las universidades de medicina.

Vacunación infantil

Las consecuencias de las bajas tasas de vacunación no sólo afectan a los niños no vacunados, sino al resto de la sociedad. La “inmunidad de rebaño” (cuando la mayoría de la población es inmune contra una determinada infección que se transmite de persona a persona, por lo que la transmisión natural de persona a persona está efectivamente inhibida) está amenazada y re-ocurren brotes de enfermedades que se pensaban estar bajo control16. El proceso de toma de decisiones en torno a la vacunación infantil es complejo.

Los padres requieren información actualizada, adaptada a sus requerimientos individuales y proveída por profesionales sanitarios bien informados17. El papel, por tanto, del personal sanitario bien formado en aportar consejo y discutir sobre el tema con padres preocupados es muy importante11, 18. Levi, en el Penn State College of Medicine ha desarrollado un tutorial dirigido a profesionales de Atención Primaria “Addressing Parents Concerns About Childhood Immunizations: A Tutorial for Primary Care Providers, para mejorar el conocimiento general de los residentes de medicina, el to improve resident physicians’ general knowledge, especificamente el de efectos adversos y las actitudes. Este tutorial tiene el potencial de aumentar la comunicación entre padres y profesionales sanitarios, y más generalmente de mejorar la respuesta de los clínicos ante la resistencia creciente a la vacunación sistemática de los niños19.

Pero no sólo el personal sanitario puede colaborar, sino que maestros formados en seguridad vacunal pueden participar como fuente fiable de información sobre inmunización. Las campañas dirigidas al público20 y la disposición de equipos móviles21 tienen también un importante papel a desarrollar en la dismeniación de información fiable sobre las vacunas.

Los factores que influencian la percepción individual sobre vacunación son las creencias filosóficas y religiosas, el individualismo y la libertad de elección y la información equívoca o la sobrestimación del riesgo1,10, 22, 23: La monitorización, asesoría y respuesta de temas de seguridad vacunal de preocupación global son actividades llevadas a cabo por el equipo de Calidad, Seguridad y Estándares de del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos biológicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). In 1999, la OMS estableció el Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas con el fin de responder de manera rápida, eficiente y científicamente rigurosa a cuestiones relacionadas con la seguridad de las vacunas que puedan tener importancia a escala mundial. Desde que se estableció, el Comité ha revisado temas como la seguridad del timerosal; vacuna de la hepatitis B y esclerosis múltiple; TV y autismo ; y otros temas de seguridad relacionados con las vacunas de la gripe estacional o pandémica.
 
El contexto en el que los pacientes consumen información sobre salud ha cambiado espectacularmente con la difusión de Internet, los avances en telemedicina y los cambios en la cobertura de los medios sobre salud. Hay un giro en la forma en la que los pacientes consumen información sanitaria, con cada vez más pacientes buscando información online antes de consultar con su médico24. Aunque el uso público de Internet para información sanitaria se está incrementado, su efecto sobre los cuidados no está definido, pero parece que la red empeora los temores sobre seguridad vacunal.

Las páginas Web detractoras de la vacunación expresan un amplio rango de preocupaciones relacionadas con las vacunas y desconfianza en la medicina, en general a varios niveles. Estos sitios se apoyan fuertemente en aspectos emocionales para expresar su mensaje25 y la característica más común de de este tipo de páginas es la inclusión de enlaces con otros sitios que especifican información sobre reacciones adversas específicas, especialmente enfermedades idiopáticas crónicas como esclerosis múltiple, autismo y diabetes26. Hay una alta probabilidad de que los padres encuentren este tipo de información en la World Wide Web. La refutación de los hechos no parece que sea una estrategia adecuada de forma única para contrarrestar la alta retórica con la que aparecen estas páginas27.

Haciéndose cargo del incremento de páginas Web que ofrecen información sobre seguridad vacunal no equilibrada, inductora a error y alarmante, la OMS inició en el 2003 el Proyecto de Red de Seguridad Vacunal. Mediante este proyecto, que pretende facilitar el acceso a las autoridades sanitarias, a los profesionales y al público general a información fiable sobre seguridad vacunal y para ello evalúa a los sitios web con criterios establecidos por el Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas para la buena práctica en información sobre seguridad vacunal y que aparecen listados en el sitio web de la OMS. tras una revisión inicial y periódica a continuación.

Hay, además, otros desafíos como los cambios demográficos derivados de la inmigración que causan cambios importantes en el patrón de susceptibilidad de la población, como en el caso de España. Muchos inmigrantes proceden de países o zonas donde la vacunación de la rubéola no está (o estaba) incluida en calendario teniendo como resultado la acumulación de susceptibles, especialmente adultos y ocurriendo la re-circulación del virus con la aparición de algunos brotes28.

Otros desafíos

Otros desafíos para alcanzar y mantener altas coberturas de vacunación son los cambios demográficos tales como los resultantes de la inmigración. Italia29 y España son un ejemplo donde inmigrantes que vienen de países donde la vacuna de la rubéola no se administra de forma sistemática. Como resultado se produjo una acumulación de individuos susceptibles (sobre todo adultos), permitiendo la recirculación del virus y provocando brotes30. Otro desafío para el control de enfermedades infecciosas el incremeto de movilidad de las personas a nivel mundial. Los países necesitan poner en marcha medidas de control para prevenir la importación de determinados virus31.

Otro hecho importante es que después de la vacunación durante la infancia, los adultos deben seguir con las actividades de vacunación. Así pues, el riesgo reaparece porque los esfuerzos hechos para los niños pueden provocar un cambio en el patron de la enfermedad desviando su aparición hacia los adultos, lo que supone que los adultos pueden adquirir las enfermedades por falta de vacunación primaria o de revacunaciones Esto conlleva la necesidad e recordar al público y a los profesionales de revisar el status vacunal de cada persona y la necesidad de comunicar la adherencia un determinado calendario vacunal.

En este contexto, el proyecto Vaccine safety: attitudes, training and communication (VACSATC) fue establecido en 2006 para mejorar los programas de inmunización con respecto a conocimientos de actitudes sobre la vacunación, formación del personal médico y paramédico y aumentar el número de páginas con criterios de prácticas de buena información sobre seguridad de las vacunas.

El proyecto financiado por European Commission’s Health & Consumer Protection Directorate-General y sus colaboradores durará tres años. El proyecto complementa algunas de las actividades mencionadas de la OMS y el proyecto Vaccine European New Integrated Collaboration Effort (VENICE) coordinado por Istituto Superiore di Sanitá, Rome. Las mejoras en el sistema de identificación y evaluación de efectos adversos, en la formación del personal sanitario y la comunicación de información al público se consideran también como medida de preparación de emergencias, desde que las inmunizaciones son necesarias para el control de infecciones pandémicas y la defensa en caso de ataque bioterrorista.

Las razones para establecer el proyecto VACSATC fueron:

1) tanto los agentes infecciosos como los rumores y preocupaciones sobre la seguridad vacunal carecen de fronteras y los problemas no pueden ser resueltos desde un único país.
2) Se pueden realizar “mejores mejoras” sobre la experiencia construida entre la colaboración de varios países.
3) La participación de centros de excelencia liderará un progreso en la calidad y una rápida diseminación de las mejores prácticas.
4) La colaboración está en el contexto del uso racional de recursos, evitando la duplicidad de trabajo.
5) Las iniciativas en seguridad vacunal están a menudo dotadas de forma inadecuada32.

Actividades específicas del proyecto son:

1) desarrollar una encuesta europea sobre actitudes de inmunización.
2) Diseñar una herramienta de formación pregrado en vacunas.
3) Desarrollo y mantenimiento de páginas Web sobre vacunas como sitios de referencia para público general y profesionales sobre el tema.

Invitamos a los colegas y compañeros de nuestros respectivos países así como a nuestros gobiernos e instituciones a colaborar activamente en el proyecto VACSATC. Algunas formas de colaboración son el tomar parte en las encuestas que se realicen, utilizar los módulos de formación para escuelas y universidades de personal sanitario cuando estén listos y contribuir a su evaluación, contribuir a la diseminación del proyecto y financiar proyectos complementarios, en caso de que existieran. 

Bibliografía 

1. Calandrillo SP. Vanishing vaccinations: why are so many Americans opting out of vaccinating their children? Univ Mich J Law Reform. 2004 Winter;37(2):353-440.

2. Stampi S, Ricci R, Ruffilli I, Zanetti F. Compulsory and recommended vaccination in Italy: evaluation of coverage and non-compliance between 1998-2002 in Northern Italy.BMC Public Health. 2005 Apr 21;5(1):42.

3. Topuzoglu A, Ozaydin GA, Cali S, Cebeci D, Kalaca S, Harmanci H. Assessment of sociodemographic factors and socio-economic status affecting the coverage of compulsory and private immunization services in Istanbul, Turkey.Public Health. 2005;119(10):862-9.

4. Gerdes J, Thorsen T.So dangerous are not measles, mumps and rubella…A qualitative survey of causes of MMR vaccination refusal in the county of Vejle.Ugeskr Laeger. 2006;168(33):2670-4.

5. Hilton S, Petticrew M, Hunt K. Parents’ champions vs. vested interests: who do parents believe about MMR? A qualitative study.BMC Public Health. 2007; 28;7:42.

6. Hilton S, Hunt K, Petticrew M.MMR: marginalised, misrepresented and rejected? Autism: a focus group study.Arch Dis Child. 2007;92(4):322-7.

7. Zucs AP, Crispin A, Eckl E, Weitkunat R, Schlipkoter U.Risk factors for undervaccination against measles in a large sample of preschool children from rural Bavaria. Infection. 2004 Jun;32(3):127-33.

8. Rotily M, Guagliardo V, Fontaine D, Garros B, Mayer C, Arrighi J, Woronoff AS, Ledesert B, Lepec R, Chabaud F, Janvrin MP, Baudier F.Evaluation of measles, mumps and rubella vaccine coverage in 3 year old children in twelve French counties. Time-trends and related factors.Rev Epidemiol Sante Publique. 2001 Sep;49(4):331-41

9. Carrasco-Garrido P et al. Conocimientos de los padres españoles sobre la vacunación de sus hijos durante la década 1993-2003. Datos por comunidades autónomas. Vacunas. 2006;4:144-50

10. Alfredsson R, Svensson E, Trollfors B, Borres MP. Why do parents hesitate to vaccinate their children against measles, mumps and rubella? Acta Paediatr. 2004 ;93(9):1232-7.

11. Smith A, Yarwood J, Salisbury DM. Tracking mothers’ attitudes to MMR immunisation 1996-2006.Vaccine. 2007 May 16;25(20):3996-4002

12. Freed GL, Clark SJ, Hibbs BF, Santoli JM Parental vaccine safety concerns. The experiences of pediatricians and family physicians. Am J Prev Med. 2004;26(1):11-4.

13. Hansen LF.The knowledge about measles, mumps and rubella among parents in the county of Roskilde Ugeskr Laeger. 2002;164(49):5748-52.

14. Smith PJ, Kennedy AM, Wooten K, Gust DA, Pickering LK. Association between health care providers’ influence on parents who have concerns about vaccine safety and vaccination coverage.Pediatrics. 2006;118(5):e1287-92.

15. Casiday R, Cresswell T, Wilson D, Panter-Brick C. A survey of UK parental attitudes to the MMR vaccine and trust in medical authority.Vaccine. 2006;24(2):177-84.

16. Muscat M, Glismann S, Bang H, . Measles in Europe in 2001-2002. Euro Surveill 2003;8(6):123-129. Available online: http://www.eurosurveillance.org/em/v08n06/0806-221.asp

17. Smailbegovic MS, Laing GJ, Bedford H Why do parents decide against immunization? The effect of health beliefs and health professionals. Child Care Health Dev. 2003 Jul;29(4):303-11.

18. Dannetun E, Tegnell A, Hermansson G, Giesecke J.Parents’ reported reasons for avoiding MMR vaccination. A telephone survey. Scand J Prim Health Care. 2005 Sep;23(3):149-53.

19. Levi BH. Addressing Parents’ Concerns About Childhood Immunizations: A Tutorial for Primary Care Providers. Pediatrics 2007, 120: 18-26

20. Salmon DA, Moulton LH, Omer SB, Chace LM, Klassen A, Talebian P, Halsey NA.Knowledge, attitudes, and beliefs of school nurses and personnel and associations with nonmedical immunization exemptions. Pediatrics. 2004;113(6):e552-9.

21. Harmanci H, Gürbüz Y, Torun SD, Tümerdem N, Ertürk T. Reasons for non-vaccination during national immunization days: a case study in Istanbul, Turkey.Public Health. 2003 ;117(1):54-61.

22. Bonanni P, Bergamini M Factors influencing vaccine uptake in Italy. Vaccine. 2001;20 Suppl 1:S8-12 .

23. Torun SD, Bakirci N. Vaccination coverage and reasons for non-vaccination in a district of Istanbul.BMC Public Health. 2006;6:125.

24. Hesse BW, Nelson DE, Kreps GL, Croyle RT, Arora NK, Rimer BK, Viswanath K. Trust and sources of health information: the impact of the Internet and its implications for health care providers: findings from the first Health Information National Trends Survey.Arch Intern Med. 2005 Dec 12-26;165(22):2618-24.

25. Wolfe RM, Sharp LK, Lipsky MS. Content and design attributes of antivaccination web sites. JAMA. 2002 Jun 26;287(24):3245-8.

26. Zimmerman RK, Wolfe RM, Fox DE, Fox JR, Nowalk MP, Troy JA, Sharp LK.Vaccine criticism on the World Wide Web. J Med Internet Res. 2005;7(2):e17.

27. Davies P, Chapman S, Leask J Antivaccination activists on the world wide web.
Arch Dis Child. 2002;87(1):22-5.

28. Sanz JC, de Ory F.Rubella: a new scenario for an old disease. Enferm Infecc Microbiol Clin. 2006;24(1):36-44.

29. Filia A, Curtale F, Kreidl P, Morosetti G, Nicoletti L, Perrelli F, Mantovani J, Campus D, Rossi G, Sanna MC, Zanetti A, Magurano F, Fortuna C, Iannazzo S, Pompa MG, Ciofi degli Atti M.Cluster of measles cases in the Roma/Sinti population, Italy, June-September 2006.Euro Surveill. 2006;11(10):E061012.2.

30. Sanz JC, de Ory F.Rubella: a new scenario for an old disease. Enferm Infecc Microbiol Clin. 2006;24(1):36-44.

31. Van Herck K, Van Damme P, Castelli F, Zuckerman J, Nothdurft H, Dahlgren AL, Gisler S, Steffen R, Gargalianos P, Lopez-Velez R, Overbosch D, Caumes E, Walker E..Knowledge, attitudes and practices in travel-related infectious diseases: the European airport survey. J Travel Med. 2004;11(1):3-8.

32. Europa. DG Health and Consumer Protection Public Health. VACSATC: Vaccine Safety: attitudes, training and communication. Available online.

image_pdfimage_print

Subir al menú