Vacunas del papilomavirus humano

30/11/2006

image_pdfimage_print

Cuando hablamos de vacunación pensamos, de manera inmediata, en el hecho de prevenir una enfermedad infecciosa mediante la administración de una vacuna. Este concepto ha evolucionado en los últimos años con la investigación de vacunas para otro tipo de enfermedades, entre ellas el cáncer.

¿Qué es el papilomavirus humano?
La familia de papilomavirus humano consta de más de 100 tipos diferentes de virus. Dependiendo del tipo de papilomavirus, se pueden producir distintas enfermedades: existen algunos tipos de virus que afectan a la piel y producen verrugas comunes en manos y pies; otros afectan a nivel del aparato respiratorio (laringe) y otros producen enfermedades en la región anogenital. Hay unos pocos serotipos llamados “de alto riesgo” que están implicados en el cáncer de cuello uterino y en otro tipo de tumores de la región genital.

La infección genital se adquiere por transmisión sexual. Generalmente, la infección pasa desapercibida, sin síntomas aparentes, y se cura, sin tratamiento, en pocos meses. Sin embargo, en otros casos, el virus permanece varios años localizado en el cuello uterino.

Una de las características descubiertas acerca de este virus es que la infección persistente, durante dos o tres décadas, puede causar cáncer de cuello uterino en las mujeres. La asociación entre infección y cáncer abre una puerta al estudio de nuevas posibilidades preventivas, de modo que la prevención de la infección podría disminuir este tipo de cáncer genital femenino.

Anualmente se diagnostican 500.000 casos de cáncer de cuello uterino y 239.000 muertes en todo el mundo. De ellos, el 80% se producen en países en vías de desarrollo, principalmente en países de América central y del sur, África subsahariana, parte de Asia y subcontinente indio. En España, la frecuencia de cáncer de cuello uterino es inferior a los países de su entorno, pero se desconocen los motivos de esta situación.

{mospagebreak heading=Pagina 1&title=Pagina 2}

 

La nueva vacuna de papilomavirus humano
Tras años de investigación, los estudios publicados han demostrado que es posible disminuir la infección por papilomavirus humano al administrar la vacuna a mujeres jóvenes (preadolescentes, adolescentes y adultas jóvenes) y reducir la frecuencia de cáncer de cuello uterino.

En estos estudios se ha evaluado la utilidad de la vacuna administrada a mujeres, midiendo la producción de defensas (anticuerpos) frente a papilomavirus y se ha objetivado que la vacuna es capaz de promover la creación de dichos anticuerpos.

Además se ha comprobado la eficacia de la vacuna para prevenir la infección, la infección persistente y las lesiones precancerosas. La duración de las defensas también ha sido estudiada y parece que la vacuna ofrece protección a largo plazo, lo cual es un logro relevante en una vacuna.

Otro asunto muy importante es que se ha comprobado que la vacuna es segura y, por tanto, produce pocos efectos secundarios y puede ser bien aceptada y tolerada por la población.

Aunque la mayoría de los estudios se han realizado en mujeres jóvenes (de hasta 25 años de edad) también hay algunos ensayos en varones y mujeres adultas, con buenos resultados. España ha participado en algunos ensayos clínicos, que se han llevado a cabo antes de la comercialización de la vacuna.

Por las conclusiones de los estudios y por las características de la infección, la estrategia de vacunación podría ir enfocada, al menos inicialmente, a mujeres jóvenes, antes del inicio de las relaciones sexuales, para evitar contraer la infección por papilomavirus humano.

La edad concreta, el número de dosis a administrar y la necesidad o no de vacunar a varones son cuestiones pendientes en la actualidad. Además, es necesario recalcar la importancia de continuar con las campañas de detección precoz de este tipo de cáncer, mediante citología y otras pruebas, realizados a mujeres en edad y situación de riesgo.

En el año 2006 se ha autorizado la comercialización de la vacuna frente a papilomavirus humano en cinco países (Estados Unidos, Australia, México, Nueva Zelanda y Canadá). Posteriormente, la vacuna ha sido aprobada por la Agencia Europea del Medicamento, por lo que se prevé su próxima comercialización en España.

La importancia de este hecho es que estamos asistiendo a un nuevo reto: la prevención de una enfermedad cancerosa a través de una vacuna, mediante la evitación de la infección vírica. En un futuro próximo se irán definiendo cuestiones pendientes en el momento actual: cuándo vacunar, a quién vacunar y cómo vacunar.

¿Cuándo vacunar?
Se estima que el momento idóneo para vacunar es antes del inicio de las relaciones sexuales. Desde Junio de 2006, los CDC (Centers for Diseases Control and Prevention) de Estados Unidos recomiendan la vacunación sistemática frente a papilomavirus humano a las niñas de 11-12 años de edad, administrando tres dosis de vacuna. También aconseja la vacunación de niñas a partir de los nueve años de edad y de niñas y mujeres de entre 13 y 26 años de edad.

¿A quién vacunar?
En principio, la prioridad es evitar la infección en las mujeres y por tanto, vacunar a las mujeres y, posteriormente, se evaluará la necesidad de vacunar a los varones. Esto ha ocurrido con otras vacunas como, por ejemplo la rubéola: inicialmente se introdujo en mujeres y, después en varones.

¿Cómo vacunar?
Se refiere al número de dosis y a su forma de administración. Las dos vacunas disponibles precisan pautas de tres dosis de inyecciones intramusculares, administradas en un periodo de seis meses;  una de ellas se administra en pauta 0, 1 y 6 meses y la otra en pauta 0, 2 y 6 meses.

En resumen, los datos son alentadores y nos acercan a la posibilidad de disminuir una enfermedad cancerosa con la administración de una vacuna preventiva.
{mospagebreak heading=Pagina 1&title=Pagina 3}

Bibliografía recomendada

  • World Health Organization. WHO consultation on human papillomavirus vaccines. Wkly Epidemiol Rec. 2005;80:299-302.
  • Bonnez W. Immunization against genital human papillomaviruses. Pediatr Infect Dis J. 2005;24:1005-6.
  • Harper DM, Franco EL, Wheeler C, et al. Efficacy of a bivalent L1 virus-like particle vaccine in prevention of infection with a papillomavirus types 16 and 18 in young women: a randomised controlled trial. Lancet. 2004;364:1757-65.
  • Franco EL, Harper DM. Vaccination against human papillomavirus infection: a new paradigm in cervical cancer control. Vaccine. 2005;23:2388-94.
  • Harper DM, Franco EL, Wheeler C, et al. Sustained efficacy up to 4.5 years of a bivalent L1 virus-like particle vaccine against human papillomavirus types 16 and 18: follow-up from a randomised control trial. Lancet. 2006;367:1247-55.
  • Martinón-Torres F, Bernaola E, Jiménez F, et al. Vacuna frente al virus del papiloma humano: un nuevo reto para el pediatra. An Pediatr. 2006;65(5):461-9.
  • HPV vaccine. Advisory Comite on Immunization Practices. Centers for Disease Control and Prevention. Última consulta 29-11-2006.
image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú