Vacunas: Mitos y realidades

6/06/2016

image_pdfimage_print

El empleo de las vacunas es uno de los aspectos médicos que más polémica ha suscitado en los últimos tiempos. La negativa de algunos padres a vacunar a sus hijos ha provocado que se extiendan algunos mitos sobre las vacunaciones. La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha tratado de aclarar las falsedades que existen acerca de este tema. Aportan argumentos para las siguientes controversias: -Las vacunas tienen efectos secundarios que resultan perjudiciales a largo plazo. FALSO -Si a los niños se les administra más de una vacuna de forma simultánea, se incrementa el riesgo de efectos secundarios nocivos. FALSO. -Las vacunas provocan autismo. FALSO. Las vacunas previenen enfermedades que ya están prácticamente erradicadas en el mundo desarrollado. FALSO -La vacuna combinada contra la difteria, el tétanos y la tosferina, así como la vacuna antipoliomielítica, pueden provocar el síndrome de muerte súbita del lactante. FALSO -Las vacunas no son necesarias porque la higiene y el saneamiento harán desaparecer enfermedades como el sarampión, la rubéola y la parotiditis. FALSO

[+ información]

image_pdfimage_print

Subir al menú