Varicela. ¿Una enfermedad evitable?

7/09/2006

image_pdfimage_print

Junio 2005

AUTOR.Dra. Hernández-Sampelayo Matos

LUGAR DE TRABAJO.Hospital Materno Infantil Gregorio Marañón. Madrid

CARGO.Jefe de Sección Infecciosas Pediátricas.

 

¿Qué es la varicela y como se produce?

La varicela es una enfermedad infecciosa, que generalmente afecta a los niños es producida por el virus de Varicela–Zoster. Este virus pertenece a la familia de los herpes virus (Herpesviridae), que tiene muchos virus, de los que solamente 8 afectan al hombre. El virus de varicela. es un virus muy contagioso. La infección se transmite por contacto con las secreciones respiratorias y las lesiones de la piel de las personas infectadas. Del 90 a 95% de las personas que no han pasado varicela y están en contacto con un enfermo se infectan. También el contagio se puede producir por el uso de objetos infectados por el virus (juguetes, material sanitario, etc). También durante el embarazo, la enfermedad puede transmitirse, desde la madre al feto o al niño recién nacido.

¿Es muy frecuente? ¿A quién puede afectar este virus?

Sí, la infección por varicela es muy frecuente porque afecta prácticamente a todos los que no se han infectado previamente. El virus está distribuido por todo el mundo y se contagia muy fácilmente. Actualmente, en los países desarrollados la varicela es la enfermedad infecciosa más frecuente en los niños. Se calcula que en nuestro país se infectan unos 300.000 – 350.000 personas cada año, la mayoría niños.

En general los niños se infectan de pequeños, cuando empiezan a ir a la guardería o al colegio y por primera vez se ponen en contacto con este virus tan contagioso. Algunos adolescentes y adultos jóvenes que no pasaron la varicela de pequeños la pasan de mayores, a veces contagiados por sus hermanos más pequeños, sus hijos u otros niños con varicela con los que tienen contacto por motivos de trabajo como son los profesores, personal de guarderías o el personal sanitario.

Cuando se hacen estudios epidemiológicos se puede comprobar que el 90-97% de los niños han pasado la varicela antes de los 14 años de edad, (tienen anticuerpos frente a varicela), sólo el 6.2% de la población entre 16-20 años, el 4.2% de los que tienen entre 21-30 años y el 2.6% de los comprendidos entre 31-40 años no han pasado la varicela. Por tanto es casi excepcional no infectarse por el virus de la varicela a lo largo de la vida. (Gráficos 1 y 2)

¿Qué enfermedad produce la infección por este virus?

La infección produce una varicela. Esta es una enfermedad que tiene entre 15 y 21 días de incubación (es el tiempo que pasa desde que se tiene contacto con el virus hasta que aparece el cuadro clínico típico de la varicela), el paciente tiene 2 o 3 días de fiebre, en general no muy alta acompañada de un cuadro catarral y posteriormente brota la enfermedad. Lo característico es la aparición de puntitos pequeños rojos, que en unas horas van llenando el tronco, la cara, brazos y piernas. Esos puntitos pican mucho y se convierten en pequeñas vesículas o ampollas, con líquido claro en su interior que se rompen y dejan una costra. A lo largo de una semana puede haber brotes sucesivos de la varicela por lo que es típico ver en un mismo paciente lesiones en la piel en distintas fases de evolución: exantema (los granitos rojos), vesícula y costra. El tipo de lesiones de la varicela (exantema vesicular) y su distribución por todo el cuerpo afectando también a la boca, y cuero cabelludo la hacen muy característica, fácil de reconocer y de recordar por los propios padres o pacientes. Esto tiene interés epidemiológico y se sabe que el 80% de los que reconocen haber pasado una varicela en realidad la han pasado, situación que no ocurre con otras enfermedades de la infancia como rubéola, que muchas no llegan a diagnosticarse.

El cuadro clínico completo suele durar de 7 a 10 días, dependiendo de la intensidad del brote, y tiende a la curación si no hay complicaciones.

Una vez curado el cuadro agudo de varicela el virus tiene la capacidad de quedar “dormido” en unos núcleos nerviosos que hay en la médula espinal que está dentro de la columna (son lo que llamamos ganglios dorsales, de las raíces nerviosas). Este virus dormido en la columna puede en algún momento de la vida activarse y dar lugar a un Herpes Zoster. Esto es la aparición en la piel siguiendo el camino de un nervio de vesículas iguales a las de la varicela, que pican mucho y pueden acompañarse de un dolor de tipo neurálgico en esa zona , como si fuera una contractura o un pinzamiento nervioso. Es lo que vulgarmente se conoce como “culebrilla”. El zoster afecta más a los adultos, siendo excepcional en la infancia. Parece que el que el virus “dormido” se reactiva cuando se producen alteraciones de las defensas, de perso tipo, en un paciente que pasó varicela muchos meses o años antes. El herpes zoster generalmente tiende a la curación en varias semanas, pero puede quedar un dolor localizado en esa zona, muy molesto, que tarda en curarse y a veces incapacita y necesita tratamiento.

¿La varicela es una enfermedad benigna o puede complicarse? ¿Qué complicaciones son más frecuentes? ¿Un niño o adulto pueden morir por una varicela?

En general la varicela es una enfermedad benigna de la infancia, que tiende a la curación espontánea, pero hay que tener en cuenta dos hechos:

1.

La enfermedad puede producir, a veces, complicaciones graves, incluso mortales.

2.

Hay determinados grupos de población que tienen más riesgo que el resto de desarrollar una varicela grave y complicada.

Las complicaciones más frecuentes de la varicela son: infecciones de la piel, en las zonas de las vesículas; que a veces pueden dar lugar a cuadros de infecciones severas (sepsis) por gérmenes de la piel (estreptococos del grupo A y estafilococos aureus), infecciones respiratorias producida por el propio virus de la varicela (neumonía por varicela) que es un cuadro grave y con alta mortalidad, alteraciones neurológicas como son alteraciones del equilibrio por afectación cerebelosa (ataxia), meningitis vírica. encefalitis, neuritis, parálisis facial, digestivas, anemia hemolítica, etc.. Estas complicaciones dan lugar cada año en España a 4 muertes y 100 hospitalizaciones En Estados Unidos, antes de que se vacunara a la población tenían 1.000 ingresos y 40 muertes anuales secundarias a la infección por varicela.

Hay varios grupos de población (Tabla 1) que tiene mayor riesgo de tener una varicela grave y complicada, entre lo más destacado a tener en cuenta es que la varicela es más grave en las edades extremas de la vida: en niños menores de 1 año y muy especialmente en recién nacidos, y en adultos. Conviene recordar que como la varicela afecta a toda la población el mayor número de complicaciones de ingresos en hospitales y de muertes se cuentan entre los niños previamente sanos.

¿Se puede evitar o prevenir la varicela? ¿Cómo?

Para no coger una enfermedad infecciosa hay dos formas de evitarla: no ponerse en contacto con ella, o vacunarse.

Evitar exponerse, durante toda la vida, al virus de la varicela sería prácticamente imposible porque es un virus de distribución universal, amplia difusión y muy contagioso pero si disponemos de una vacuna: vacuna contra varicela que es eficaz y segura para proteger frente a la enfermedad.

¿Cómo es la vacuna contra la varicela? ¿Previene la enfermedad? ¿Es segura?

Las vacunas contra varicela comercializadas en España son dos: Varilix y Varivax. Las dos son vacunas derivadas de un virus vivo, que por técnicas de laboratorio se hace menos activo (es un virus atenuado) para que no produzca la enfermedad. Las vacunas de varicela actuales se desarrollaron en Japón en los años 70, todas a partir de un mismo virus (Cepa OKA).

Estas vacunas son muy inmunógenas porque el inpiduo vacunado produce anticuerpos frente al virus de la varicela. Más del 90% de los niños sanos producen anticuerpos al ponerles una dosis de vacuna. Los adultos y niños con problemas de defensas necesitan 2 dosis de vacuna para asegurar que hacen anticuerpos y quedan bien protegidos frente a varicela.

Son vacunas eficaces porque protegen frente a la enfermedad. En los países como Estados Unidos en el que se vacunan todos los niños desde 1996, han demostrado que el 70% de los niños vacunados, que después se exponen a varicela no se infectan. Cuando un niño vacunado desarrolla una varicela el 90% de las veces es una enfermedad leve y sin complicaciones. Es decir, la vacuna no sólo evita la infección en muchos casos sino que además protege frente a las formas más graves y complicadas de la enfermedad.

La vacuna de la varicela es segura, porque no tiene efectos secundarios graves Están descritos algunos efectos adversos, que son transitorios y leves. No hay muertes demostradas por la vacuna. Tampoco se ha podido demostrar que la vacuna produzca abortos o malformaciones fetales, cuando se han vacunado mujeres que no sabían que estaban embarazadas..

Las reacciones secundarias más frecuentes asociados a la vacuna son: dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección, leves y que ceden en pocas horas. A veces fiebre, en general pocas horas y no muy elevada, que cede con antitérmicos (paracetamol)

Es característico de esta vacuna que algunos pacientes vacunados puedan tener entre la 3 y 4 semanas después la vacuna unas lesiones vesiculares en la piel, como las de la varicela. En niños sanos, estas son pocas (10-20 elementos), a veces se confunden con picaduras de insectos y no necesitan tratamiento.

Si el paciente presenta esta o alguna otra reacción asociada a la vacuna consulte siempre a su médico y a su enfermera del Centro de Vacunación que la identificará, registrará en el libro de vacunación y le informará si tiene que hacer algo especial.

¿A quien hay que vacunar contra la varicela? ¿Cómo se administra la vacuna y a qué edad?

La vacuna contra varicela debería ponerse a todas las personas sanas, que no hayan pasado una varicela. Hay algunos países como Estados Unidos, Canadá, Italia, etc.. que vacunan a todos los niños que no la han pasado, entre los 15-18 meses de edad.

En España, en el momento actual el Ministerio de Sanidad ha autorizado la vacuna contra la varicela para vacunar a aquellos grupos de población que tienen mayor riesgo de tener una varicela grave:

1.

A todos los adolescentes (niños mayores de 13 años) y adultos que no hayan tenido varicela.

2.

Pacientes con factores de riesgo: pacientes con leucemia aguda, tratamiento con corticoides a dosis altas, quimioterapia, enfermedades crónicas, VIH, etc..

3.

Contactos familiares que no hayan pasado varicela y están en contacto con pacientes de riesgo.

Consulte a su médico si cree que está indicada la vacunación en su caso o en el de su hijo

En los casos autorizados por el Ministerio, la vacuna está financiada y su médico se la recetará y su enfermera se la puede administrar.

Otras Sociedades científicas, como el Comité Asesor de vacunas de la Asociación Española de Pediatría, recomiendan la vacunación de todos los niños sanos a partir de los 15 meses de edad si no han pasado la varicela. Para esta indicación la vacuna en el momento actual tendría que ser financiada por el propio paciente.

Administración de la vacuna
La vacuna se administra:

Niños entre 15 meses y 14 años de edad: en una única dosis, subcutánea en el deltoides.

Adultos y adolescentes: se pondrán 2 dosis de vacuna, subcutánea, en el deltoides, con una separación de 1 mes – 1 mes y medio entre ellas. En pacientes con las defensas alteradas o tumores se pondrán también 2 dosis de vacunas.

Consulte a su médico y a su enfermera que le informarán de si debe vacunarse y si está indicado le pondrán la vacuna

¿Está en el calendario de vacunación infantil? ¿Está disponible en España? ¿Cómo se llama?

Esta vacuna, en el momento actual en España está incluida en el calendario vacunal del Ministerio para niños de 10-14 años que no hayan padecido la enfermedad ni recibido la vacuna con anterioridad y sólo está financiada por parte del sistema nacional de salud además para los casos que ya hemos referido anteriormente.

Hay dos vacunas disponibles en España: Varilrix y Varivax. Las dos son vacunas muy eficaces, y seguras, sólo tienen pequeñas diferencias entre ellas.

Consulte a su médico y su enfermera que le indicará cual de las dos está más indicada para usted o su hijo.

¿Está contraindicada en algún caso? ¿Hay que tener precauciones especiales en los niños vacunados de varicela?

Contraindicaciones: La vacuna, como todas las vacunas, no debe ponerse si el niño es alérgico a alguno de sus componentes de la vacuna (neomicina, gelatina), si tiene fiebre alta, si tiene una enfermedad aguda importante en ese momento.

Si usted o su hijo pertenecen a los grupos de riesgo en los que está indicado vacunar, su médico le dirá cual es el momento más indicado para ser vacunado.

Antes de vacunarse siempre consulte a su médico o enfermera del Centro de Vacunación.

No deben vacunarse las mujeres durante el embarazo.

Si después de la vacunación el niño tiene fiebre elevada se le dará antitérmicos (paracetamol, ibuprofeno, etc.), pero no utilizar aspirina, que puede producir una reacción no deseada asociándola a la vacuna.

Precauciones: Los niños vacunados, que desarrollan una varicela vacunal, no deben estar en contacto con embarazadas ni enfermos con cáncer, tumores y defensas bajas. Esto es porque el virus de la vacuna puede transmitirse a los pacientes con pocas defensas y que no hayan pasado varicela anteriormente

¿Puede ir al colegio o a la guardería el niño con varicela?

El niño con varicela es muy contagioso. No puede acudir al colegio ni a la guardería dónde podría infectar a otros niños, que podrían hacer varicelas graves El período de contagio va desde 2-4 días antes de que brote la enfermedad (que es difícil de saber) hasta que todas las lesiones de la piel están en fase de. El período de contagio suele durar en total de 7-10 días si es una varicela no complicada.

Deberá tenerse especial precaución de mantenerle separado de las personas que no hayan tenido varicela y pertenezcan a los grupos de riesgo (embarazadas, inmunocomprometidos, pacientes con tumores, etc), para que no se la contagien.

¿El Herpes zoster también es contagioso?

Si, también se contagia y puede dar lugar a que una persona no expuesta previamente a varicela , tenga una varicela. Así, no es raro encontrar familias en las que un adulto tiene herpes zoster y uno o varios niños pequeños una varicela. Las medidas de aislamiento que se toman para evitar el contagio de una varicela deben tomarse para el herpes zoster.

Tabla 1.-Personas con riesgo de padecer una varicela grave:

Adolescentes con edad mayor de 14 años y adultos.

Mujeres embarazadas.

Niños menores de 1 año.

Niños recién nacidos, hijos de madres que han tenido varicela en los 3-5 días antes del parto o en los días después del parto.

Niños afectos de inmunodeficiencias congénitas

Niños con inmunodeficiencias adquiridas

Leucemias

Tumores

Infección por VIH

Trasplantados de progenitores hematopoyéticos o de órganos sólidos.

Niños en tratamiento crónico con salicilatos .

Niños en tratamiento crónico con inmunosupresores.

Niños en tratamiento crónico con corticoides sistémicos.

Niños con enfermedad cutánea diseminada.

Niños con enfermedades pulmonares crónicas.

Gráfico 1. Distribución de los casos de varicela por grupo de edad

Gráfico 2– Seroprevalencia de anticuerpos frente a varicela. Años 1993 y 1999

Bibliografía

Takahashi M, Gerson AA. Varicella vaccine. In: Plotkin SA, Mortimer EA eds Vaccines 2nd ed. Saunders CO. 1994:387-4129.

J.Ruiz Contreras; J Arístegui Fernández. Varicela, en: Vacunaciones en el niño, de la teoría a la práctica. Ciclo Editorial SL, 2004: 654-676.

Seward JF, Watson BM, Peterson CL, Mascola M., Pelosi M, Zhang JX et al. Varicella disease after introduction of varicella vaccine in United Estates 1995-2000. JAMA 2002;1987:606-611.

Vessey SJR, Chan CY, Kutter BJ; Kaplan KM, Waters M, Kutzler DP, et al. Childhood vaccination against varicella: persistence of antibody, duration of protection and vaccine efficacy. J Pediatr 2001;139:297-304.

Law BJ, Mac Donald NE, Halperin S et al. The Immunization Monitoring Progran Active (IMPACT) prospective five year study of Canadian Children hospitalised for chickenpox or an associated complication.Pediatr Infect Dis J 2000;19:1053-1059.

Diez-Domingo J, Ridao M, Latour J, Ballester J, Moranta A, : A cost benefit analysis of routine varicella vaccination in Spain. Vaccine 1999;17:1306-1311.

Diez-Domingo J, Arístegui J, Calbo F, González Hachero J, Moraga F, Peña J, et al. Epidemiology and economic impact of varicella in immunocompetent children in Spain. A nation-wide study. Vaccine 2003; 21:3236-3239.

An Advisory Committee Atatement (ACS) National Advisory Committee on Imuunization (NACI). Update on varicella..CCDR 2004;30:1-22.

Davies HD, McGeer A., Schwartz B et al. Invasive group A streptococcal infections in Ontario Canadá. New Engl J Med 1996;335:547-554.

Preblud SR. Varicella: complication and costs .Pediatrics 1986;78(suppl):728-735.

Choo PW, Donahue JG, Manson JE, et al. The epidemiology of varicella and its complications. J Infect Dis 1995;172:706-712.

El-Dahler N, Magnussen R, Betts RF. Varicella pneumonitis:clinical presentation and experience with acyclovir treatment in immunocompetent adults. J Infect Dis 1998;2:147-151.

Harger JH, Ernest JM, Thurnau GR, et al: Frequency of congenital varicella syndrome in a prospective cohort of 347 pregnant women. Obstet Gynecol 2002;100(2):260-265.

Enders G, Miller E, Cradock-Watson J et al: Consequences of varicella zoster in pregnancy.Prospective study of 1739 cases. Lancet 343:1547-1550.

image_pdfimage_print

Subir al menú