Vía libre para desarrollar una vacuna contra el H7N9 en China

27/05/2013

image_pdfimage_print

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue investigando para conocer mejor el funcionamiento de la cepa A/H7N9 que está causando el nuevo brote de gripe aviar en China y, para ello, ya ha aislado varias muestras del virus para enviarlas a laboratorios internacionales que permitan desarrollar nuevas pruebas de diagnóstico e incluso una vacuna en caso de se inicie una pandemia. Lo ha hecho con la ayuda del Centro Colaborador de este organismo de Naciones Unidas de Pekín, en China, que ha usado dos tecnologías: el reordenamiento clásico y la genética inversa, útiles para el desarrollo y la producción de vacunas, y que sirvieron en las pandemias causadas por el virus H5N1 y el H1N1. Pese a todo, la OMS exige que los fabricantes se sometan a unas rigurosas normas de bioseguridad, similares a las necesarias para manipular virus de tipo salvaje.

[Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú