Vuelve el sarampión mientras crece el rechazo a las vacunas

14/11/2010

image_pdfimage_print

En Granada, la barriada del Albaicín vive un brote de sarampión; una enfermedad que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva una década anunciando que erradicará de Europa, pero que ha tenido que desistir siempre de ello mientras los brotes se suceden con cierta frecuencia, prácticamente, en todos los países del viejo continente. Así que, en tanto esta erradicación llega, el sarampión y otras enfermedades contagiosas, que creíamos ya vencidas, seguirán conviviendo con nosotros. Estos días, en algunos de los centros escolares del barrio granadino del Albaicín, afectados por el brote de sarampión —un barrio en el que vive una gran cantidad de población alternativa, culta, y generalmente universitaria— ha habido un vivo debate sobre el tema. Los que estaban a favor de vacunar a los hijos y los que estaban en contra. El sarampión no tiene tratamiento específico.

Lo mejor es esperar en casa a que remita. Las personas que han pasado el sarampión o se han vacunado en su momento no tienen por qué temerlo; el riesgo de volver a contraerlo es nulo. De ahí la importancia que cobra el llamamiento que las autoridades sanitarias hacen a la población, cada cierto tiempo, para que se vacune, para que vacunen a sus hijos; es la forma más segura, insisten desde la Administración, de evitar contraerlo.

[Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú