Weathering the influenza vaccine crisis

6/11/2004

image_pdfimage_print

Weathering the influenza vaccine crisis
Treanor J. N Engl J Med 2004; 351: 2038-2040.
Palabra clave: gripe

Dos artículos, un editorial y un tema de perspectiva relacionados con el tema de una mejor utilización u optimización de las dosis de vacunas antigripales disponibles y la escasez de producción o abastecimiento de las mismas.

El primer artículo de Belshe et al. es un ensayo clínico abierto y randomizado en el que se utiliza el 40% de la dosis habitual de vacuna antigripal y por vía intradérmica. Se utilizó la vacuna GlaxoSmithKline, lote DFLU50A15 (0,1 ml), para la administración intradérmica. La inmunogenicidad de esta “nueva” forma de vacuna antigripal fue similar a la de la vacuna intramuscular con dosis completa, en las personas de 18 a 60 años, pero inferior, aunque también importante, en los mayores de 60 años. La vacuna por vía intramuscular fue más dolorosa que en la intradérmica en el grupo de 18 a 60 años, pero no en los mayores de 60 años, en cambio los signos inflamatorios locales fueron más frecuentes en los que recibieron la vacuna por vía intradérmica, independientemente de la edad.

En el segundo trabajo de Kenney et al., publicado en el mismo número de la revista, y de características similares, se utiliza una dosis (0,1 ml de la vacuna Fluvirin, Evans) del 20% de la dosis estándar, también por vía intradérmica, en una población sana de 18 a 40 años. La inmunogenicidad fue similar o incluso mejor que la de la vacuna intramuscular. La reactogenicidad local fue más frecuente en el grupo que recibió la vacuna por vía intradérmica., aunque fue moderada y transitoria.

Un editorial de La Montagne en el mismo número, con el sugerente título ¿Puede menos ser más? , comenta ambos artículos sobre la utilización de la vacuna antigripal por una vía alternativa, la intradérmica, y con una dosis menor. La posibilidad de vacunar a un mayor número de personas con las dosis disponibles en un momento de escasez de vacuna o de una demanda mayor por una posible pandemia, podría tener importantes implicaciones para la salud pública.

Finalmente, Treanor comenta en un artículo de perspectiva en el número correspondiente a dos semanas antes de los artículos precedentes, el tema de la escasez de la vacuna antigripal y la forma de hacer frente a esta crisis. La retirada del mercado de EE.UU. de 50 millones de dosis de vacunas contra la gripe hizo que los CDC recomendaran una priorización de las dosis disponibles ( ver MMWR 2004; 53(39): 923-924, comentado en esta página, en octubre de 2004 ). Por esto, en estas circunstancias, la vacunación disminuirá los ingresos y muertes por gripe, pero no la cifra total de casos. La magnitud del efecto de la escasez de vacuna dependerá también de la virulencia de la cepa de este año. El desarrollo de vacunas en cultivos de células de mamíferos en lugar de en huevos embrionados o el uso de sistemas de expresión proteica, como los baculovirus recombinantes, para la producción de vacunas, facilitarán la producción vacunal y acortarán el tiempo entre la identificación de una nueva cepa y la producción de la vacuna correspondiente.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú