Will Infant Hepatitis B Vaccination Protect Into Adulthood?: Extended Canadian Experience After a 2-, 4- and 6-month Immunization Schedule

10/01/2018

image_pdfimage_print

Pinto M, Dawar M, Krajden M, Naus M, Scheifele DW. Pediatr Infect Dis J 2017; 36(6): 609-15.

Las infecciones por hepatitis B ocurren ocasionalmente en personas vacunadas, más frecuentemente en las vacunadas durante la infancia y habitualmente sin presencia de infección crónica. El objetivo del estudio es evaluar la protección a largo plazo de la vacuna frente a hepatitis B administrada en el primer año de vida, para ello se midió la inmunidad residual conservada a los 10-16 años de la vacunación de niños canadienses.

Estudio prospectivo en el que se reclutaron adolescentes a los que se había vacunado frente a hepatitis B a los 2, 4 y 6 meses de vida; durante el seguimiento se midieron los títulos de anticuerpos anti-HBs en dos cohortes a los 10-11 y a los 15-16 años de edad; aquellos con un título de anticuerpos <12 mUI/ml recibieron una dosis de recuerdo para medir la presencia de memoria inmune, los que no respondieron a esa dosis se les administró una segunda dosis.

Se reclutaron un total de 137 preadolescentes de 10-11 años y 213 de 15-16; ninguno presentó evidencia de infección previa frente a hepatitis B, el 78% de los de 10-11 años y el 64% de los de 15-16 presentaron títulos <12 mUI/mL (diferencias estadísticamente significativas) y se les administró una dosis de recuerdo observándose respuesta en el 97,2% de los jóvenes y el 91,1% de los mayores con títulos de 590 y 319 respectivamente. La pérdida de la memoria inmune puede haber ocurrido en 3 de los jóvenes (2,2%) y en 12 de los mayores (5,6%). El 100% de los jóvenes y el 75% de los mayores no respondedores a una dosis de vacuna, respondió a una segunda dosis por lo que sólo 3 niños no presentaron protección tras la segunda dosis.

Los autores concluyen que tras la vacunación en el primer año de vida la mayoría de los adolescentes presentaron protección mediante anticuerpos escasa o ausente, aunque casi todos respondieron a una dosis de recuerdo confirmando la persistencia de la memoria inmune. Los autores explican la mayor conservación de anticuerpos observada en el grupo de mayor edad (en el que había transcurrido más tiempo) por la posible vacunación con vacuna de adulto debido a la ausencia de vacuna infantil en el momento de vacunación. Los autores proponen varias alternativas para una mayor duración de la protección entre las que se podrían encontrar el uso de mayor número de dosis o de cantidad de antígeno, el uso de adyuvante o la administración de una dosis de recuerdo en el segundo año de vida, también plantean la posible administración de una dosis de recuerdo en la adolescencia.

[más información]

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú