World Health Organization. Global Advisory Committee on Vaccine Safety, 16-17 December 2002

6/01/2003

image_pdfimage_print

World Health Organization. Global Advisory Committee on Vaccine Safety, 16-17 December 2002
Wkly Epidemiol Rec 2003; 78: 17-20
Palabra clave: seguridad vacunal

El Comité de Seguridad Vacunal de la Organización Mundial de la Salud mantuvo una reunión el 16 y 17 de septiembre en Ginebra, para analizar la presunta relación entre la vacuna triple vírica y el autismo, la potencial asociación entre la vacuna de la hepatitis B y la leucemia infantil, el síndrome oculo-respiratorio (SOR) tras la vacunación frente a la gripe y la miofascitis macrofágica con las vacunas que contienen aluminio. Respecto de la vacuna triple vírica y autismo, se analizaron los once estudios epidemiológicos más recientes de los últimos cuatro años, teniendo muy en cuenta su diseño metodológico y el Comité concluyó que no hay ninguna evidencia de una asociación entre el riesgo de autismo o trastornos autísticos y la vacuna, por lo que no se puede apoyar el uso rutinario de vacunas monocomponentes (sarampión, rubeola y parotiditis) frente a la vacuna combinada (triple vírica).

Tras la aparición del síndrome oculo-respiratorio postvacunación antigripal en Canadá en 2000, el Comité reconoce que a pesar de que se desconoce su patogénesis, se ha propuesto un mecanismo inmunológico de naturaleza desconocida, que quizás tuviera que ver con un insuficiente fraccionamiento de las partículas víricas (“unsplit”). Propone un mejor sistema de vigilancia del proceso de elaboración de las vacunas antigripales inactivadas. Se identificaron cuatro estudios (Francia, Alemania y Nueva Zelanda) que consideraban el efecto de la vacunación (especialmente la hepatitis B) y la leucemia infantil. Ninguno de ellos sugería que existiera un riesgo incrementado de leucemia tras la administración de la vacuna de la hepatitis B (o cualquier otra vacuna rutinaria de uso en la lactancia) y la leucemia. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades y el “Vaccine Safety Datalink” de los E.U.A. están llevando a cabo investigaciones adicionales a este respecto.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú