Aumento de la enfermedad invasiva por Haemophilus influenzae tipo b en Países Bajos, 2020 a 2021

14/01/2022

image_pdfimage_print

Steens A, Stanoeva K, Knol M et al. Increase in invasive disease caused by Haemophilus influenzae b, the Netherlands, 2020 to 2021. Euro Surveill 2021; 26(42):pii=2100956

Descripción del incremento de casos de enfermedad invasora por Haemophilus influenzae b en Países Bajos en los años 2020 y 2021, tanto en vacunados como en no vacunados, lo que resultó completamente inesperado, ya que descendieron muchas otras patologías transmitidas por vía aérea. 

La vacuna se introdujo en el calendario infantil en 1993 y desde entonces, y hasta 2019, su densidad de incidencia se ha mantenido por debajo de 0.3 casos/100.000 habitantes-año. La vacuna pentavalente se introdujo en 2005, la hexavalente de tres componentes de tosferina se introdujo en 2011 y la de cinco componentes en 2019. En 2020 se cambió el esquema de vacunación 3+1 a 2+1 (3, 5 y 11 meses).

En 2020 y 2021 (hasta agosto) la incidencia global fue de 0.39 y 0.33 casos/100.000 habitantes respectivamente, sin observarse agrupación geográfica alguna. El 40% de los casos ocurrieron en menores de 5 años, con una incidencia inferior a 2.6/100.000 entre 1996 y 2019, aunque con una tendencia ascendente desde 2012 (desde 0.5 a 1 y a 2/100.000 en 2019). En 2020 y 2021 y en menores de 5 años fue de 3.3 (28 casos) y 2.6 (15 en los primeros 8 meses), respectivamente. Por otra parte, la incidencia por “tipos no b” descendió un 40% durante 2020 y 2021 respecto de 2015 a 2019. Entre 2015 y 2019 anualmente había 9.4 fallos de vacunación, 10 en 2020 y 10 en 2021. La efectividad vacunal por el método de screening en 2020 se estimó en un 97% y en 2021 en un 91%; entre 2015 y 2019 fue del 92%. El aumento de casos se observó tanto dentro como fuera del denominado “cinturón bíblico”.

Los autores piensan que los cambios en la epidemiología podrían ser debidos a factores metodológicos (cambios en los métodos de vigilancia), de comportamiento, biológicos o relacionados con la vacuna. El aumento en vacunados y no vacunados podría deberse a un aumento de la colonización orofaríngea o a un aumento de la capacidad invasora por el predominio del subcluster A en los aislamientos invasores. Aunque no parece haber cambios en la efectividad vacunal, los estudios de inmunogenicidad muestran que los títulos IgG-antiPRP tras el booster son inferiores tras la vacuna de cinco componentes tosferinosos, respecto de la de tres, tanto para los esquemas 2+1 y 3+1. 

Aumento de la enfermedad invasiva por Haemophilus influenzaetipo b en Países Bajos, 2020 a 2021


Subir al menú