Autorizada una prueba de saliva para el diagnóstico de la COVID-19

17/08/2020

image_pdfimage_print

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de Yale han desarrollado una prueba de diagnóstico de laboratorio para COVID-19 basada en saliva (SalivaDirect) que ha recibido la autorización de uso de emergencia de la U.S. Food and Drug Administration (FDA).

Previo al desarrollo de este test, los autores comprobaron la estabilidad del ARN del SARS-CoV-2 en saliva durante períodos prolongados de tiempo (de 2 a 25 días) y a temperaturas superiores a las obtenidas cuando se refrigeran las muestra recolectadas, que pueden experimentarse cuando el transporte en cadena de frío se rompe o puede no estar disponible. Observaron que el ARN del SARS-CoV-2 en la saliva de individuos infectados es estable a 4°C, temperatura ambiente (~ 19°C) y 30 °C durante períodos prolongados, encontrando evidencia limitada de replicación viral.

La principal ventaja de este método diagnóstico reside en que es más simple, menos costoso, menos invasivo y más accesible que los métodos tradicionales para la obtención de las muestras necesarias para su análisis microbiológico molecular. Hasta ahora, los resultados han demostrado que SalivaDirect es muy sensible y produce resultados similares a los obtenidos por el hisopado nasofaríngeo. El test se está validando además entre el personal y jugadores de la NBA (National Basketball Association) como prueba de detección para personas asintomáticas.


Subir al menú