La vacuna antineumocócica polisacárida y la prevención de la cardiopatía isquémica

3/08/2020

Una revisión sistemática de la literatura desde 1946 hasta 2019 llevada a cabo por investigadores de la Universidad de British Columbia encontró, sobre un total de 716.108 personas, que la vacuna antineumocócica polisacárida simple de 23 serotipos se asoció con un descenso del riesgo de episodios cardiovasculares de cualquier tipo (riesgo relativo de 0.91) y de infarto de miocardio (riesgo relativo de 0.88) en todos los grupos de edad, siendo significativo en los de 65 o más años. En este último grupo también se comprobó una reducción significativa de muerte por todas las causas (riesgo relativo de 0.71).

Los autores atribuyen ese descenso a la reducción de los fenómenos inflamatorios en las coronarias debidos a la activación por parte de algunos patógenos, influenza y Streptococcus pneumoniae, de macrófagos, linfocitos y citoquinas, que pueden abocar a infartos e ictus. El trabajo se ha publicado en la edición on-line de The International Journal of Infectious Diseases.

 

 

Resultados poco esperanzadores de la vacunación materna frente al virus respiratorio sincitial

31/07/2020

En The New England Journal of Medicine se han publicado los resultados de una vacuna de nanopartículas de la proteína F en su conformación de prefusión del virus respiratorio sincitial (VRS) administrada a gestantes entre las semanas 28 y 36 de embarazo en las que estaba previsto una fecha de parto próxima al comienzo de la temporada de circulación vírica, administrada en dosis única. Los lactantes se siguieron los primeros 364 días de vida para comprobar la seguridad y los 180 primeros días para observar cualquier desenlace relacionado con infecciones del tracto respiratorio inferior. El objetivo primario fue la infección por el virus, médicamente significativa, en los primeros noventa días.

Se demostró un efectivo paso transplacentario de anticuerpos pero la efectividad encontrada no cumplió con los criterios preespecificados constitutivos de éxito. No obstante, si hubo evidencias de eficacia frente a las hospitalizaciones asociadas a infecciones respiratorias bajas por el VRS, lo que podría indicar, según una editorial acompañante, un beneficio potencial de esta estrategia.

 

 

El impacto de los retos a superar tras seis años de vacunación antigripal infantil en el Reino Unido

31/07/2020

El programa de vacunación antigripal sistemática en la infancia en el Reino Unido comenzó en la temporada 2013-2014 con los de dos a tres años en centros de educación primaria y en escolares en el ámbito docente. Está diseñado para llegar a cubrir a la población de dos a 17 años y en él, se utiliza la vacuna atenuada de administración intranasal. A los seis años de implantado, se analiza el impacto y las lecciones aprendidas en un artículo publicado en la revista Vaccine y liderado por el Dr. George Kassianos.

La cobertura alcanzada hasta 2018/19 fue del 80.5% y la efectividad frente a una gripe confirmada osciló entre temporadas (27% a 66%). También tuvo una efectividad similar frente a hospitalizaciones y en reducir la prescripción antibiótica. Por otra parte, ha impactado positivamente en la protección comunitaria.

Entre los retos a abordar, señalan la identificación de la estrategia óptima de implantación, el corto espacio de tiempo disponible para vacunar, el entrenamiento de los sanitarios, la distribución de la vacuna y la educación de padres y maestros en relación a la importancia de la vacunación antigripal en la infancia.

 

 

La varicela en inmigrantes a países con vacunación sistemática. Vacunación a la llegada al país de acogida

30/07/2020

Un artículo aparecido en The Lancet Infectious Diseases analiza la epidemiología de la varicela en Quebec entre 1996 y 2014, que dispone de vacunación sistemática en niños desde 2006. Excluyendo a personas de Australia, Nueva Zelanda, los Estados Unidos de América y de los países de Europa Occidental, el 5.8% de los casos se dieron en inmigrantes, especialmente en los menores de cincuenta años procedentes de países latinoamericanos y del Caribe en los dos años posteriores a su llegada a Quebec.

Proponen sus autores, a la vista de los datos, que se priorice un programa de vacunación de varicela para los inmigrantes inmediatamente después de su llegada. Un “comment” acompañante incide en la generación de inmunidad comunitaria tanto en inmigrantes como en nativos, en todos los grupos y en todas las edades, debido a la implantación de la vacunación universal en 2006.

La diferente epidemiología de la varicela entre países occidentales fríos y países cálidos y húmedos reside en la distinta dinámica de transmisión entre ambos -menos eficiente- y en la ausencia de programas de vacunación en la mayoría de esos países, lo que hace que la edad media de padecimiento sean los 10-15 años mientras que es de 5 años en los países occidentales.

El Comité Asesor de Vacunas del Reino Unido prioriza la recepción de una dosis de vacuna frente al Virus del Papiloma Humano en escolares una vez que se reanude el curso escolar

29/07/2020

El Joint Committee on Vaccination and Immunization (JCVI) del Reino Unido ha publicado las actas provisionales de la reunión mantenida el pasado 3 de junio. Uno de los puntos tratados fue la discusión acerca de los esquemas de vacunación frente al virus del papiloma humano (VPH) en escolares a la vista de la interrupción del programa de vacunación escolar 2019/20 por la pandemia de SARS-CoV-2. Tras revisar el documento, en lo relativo al uso de una dosis de vacuna elaborado por el subcomité especifico en el mes de mayo, el JCVI aconseja sobre la prioridad del programa de vacunación frente a VPH, de manera que los elegibles reciban al menos una dosis de vacuna tetravalente -es la única vacuna disponible en el programa nacional de vacunación-. Las evidencias apoyan con firmeza que una dosis de vacuna bi o tetravalente proporcionará protección al menos hasta diez años -para la vacuna nonavalente la evidencia hasta ahora es más limitada-. Por otra parte, puede extenderse el intervalo entre la primera y segunda dosis a unos años sin comprometer el efecto booster de la segunda dosis. Por tanto, se considerará la administración de esa segunda dosis en el momento apropiado y cuando las circunstancias así lo aconsejen de acuerdo con la planificación de los servicios de vacunación.

Se revisó igualmente, la documentación de la vacuna antigripal producida en células de insecto (Flublok) y ampliamente utilizada en los Estados Unidos. Concluyeron que era una vacuna apta para formar parte del programa de vacunación antigripal. Por último, y respecto a la pandemia de COVID-19, aconsejan que los ensayos clínicos incluyan estudios acerca de la compatibilidad de las vacunas antigripales y antineumocócicas con las potenciales vacunas frente al SARS-CoV-2.

 

 

Las vacunas antigripales y antineumocócicas podrían proteger frente al Alzheimer

28/07/2020

Las vacunas frente a la gripe y el neumococo se vinculan a un menor riesgo de enfermedad de Alzheimer según una nueva investigación presentada en la Conferencia Internacional de la Asociación del Alzheimer (AAIC), que se está celebrando actualmente entre el 27 y 31 de julio en formato virtual por la situación generada por la pandemia de COVID-19.

Los hallazgos de esta investigación sugieren que:

  • La recepción de al menos una dosis de vacuna antigripal se asocia con una reducción del 17% en la incidencia de Alzheimer. Asimismo, la vacunación repetida se asocia con una reducción de otro 13% adicional.
  • La vacunación antineumocócica entre las edades de 65 y 75 años redujo el riesgo de Alzheimer hasta en un 40% tras ajustar el modelo por sexo, raza, cohorte de nacimiento, educación, tabaquismo y perfil genético (presencia del alelo G rs2075650 en el gen TOMM40).
  • Las personas con demencia presentan mayor riesgo de fallecimiento tras padecer alguna infección que precisó hospitalización que las personas sin demencia o que no precisaron hospitalización relacionada con una infección.

En palabras de Svetlana Ukraintseva, PhD de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, “el hecho de que patógenos muy diferentes (virales, bacterianos, fúngicos) se hayan relacionado con la enfermedad de Alzheimer sugiere una posibilidad de que una inmunidad comprometida del huésped pueda desempeñar un papel primordial en la enfermedad de Alzheimer a través del aumento de la vulnerabilidad general del cerebro a los microorganismos”. Algunas vacunas muestran efectos beneficiosos que van más allá de la protección contra enfermedades específicas, esto podría deberse a que pueden mejorar la inmunidad a gran escala“.

Pese a todo, la evidencia aportada por este trabajo es sugestiva y debe considerarse con cautela, ya que los estudios observacionales no pueden mostrar definitivamente que vacunarse frente a la gripe o el neumococo eviten la enfermedad de Alzheimer o la demencia. Sí que deberían, por otra parte, reforzar la sensibilización de los proveedores de cuidados y de atención sanitaria respecto al riesgo que presentan las personas con algún tipo de demencia de contraer infecciones y complicaciones derivadas de las mismas.

 

 

La importancia de la vigilancia epidemiológica y microbiológica de la enfermedad neumocócica invasora

28/07/2020

En un estudio de vigilancia de la enfermedad neumocócica invasora (ENI) realizado en Bélgica y publicado en The Lancet Infectious Diseases en el que se describen los cambios en la ENI tras el paso de vacuna PnC13 a PnC10 en 2015-2016, se constató un considerable incremento de ENI en 2017-2018, especialmente en menores de dos años, que se atribuye en gran medida al serotipo 19A.

Aunque hay datos contrapuestos de la efectividad de la vacuna PnC10 frente a ese serotipo, con buenos datos en Canadá y Brasil, y no tanto en Finlandia, Suecia y Holanda, persiste la incertidumbre acerca de la extensión y la duración de la protección cruzada de la vacuna frente a ese serotipo. Pero, en cualquier caso, si la hay, está lejos de ser la óptima y aunque los autores de este comment coinciden con los del trabajo original en que es difícil atribuir un nexo causal entre el paso a PnC10 y el aumento de ENI por 19A, el Belgian National Immunisation Technical Advisory Group ha decidido volver a utilizar la vacuna de trece serotipos.

 

 

28 de julio – Día Mundial de la Hepatitis. Un futuro libre de hepatitis

27/07/2020

hepatitis

 

El Día Mundial de la Hepatitis se celebra anualmente cada 28 de julio con el objetivo de generar concienciación sobre la carga global de las hepatitis víricas e intentar condicionar e influir en un cambio real respecto a su impacto en el mundo. Se trata, pues, de un día para que la comunidad mundial celebre los progresos obtenidos, se enfrente a los desafíos actuales y logre alentar un cambio político real que facilite conjuntamente su prevención, diagnóstico y tratamientos.

Existen cinco tipos de virus de la hepatitis, denominados A, B, C, D y E. Si bien todos ellos causan enfermedad hepática, difieren de forma importante en cuanto a su mecanismo de transmisión, gravedad, distribución geográfica y métodos de prevención. En particular, se estima que en el mundo cerca de 325 millones de personas padecen hepatitis B y/o C, lo que genera 1,3 millones de muertes anuales. Este importante problema se ve acrecentado por el desconocimiento de los enfermos respecto a su estado de infección: solo el 10% de las personas que viven con hepatitis B y el 19% de las que viven con hepatitis C lo conocen. Tanto los tipos B como C, pueden provocar infección crónica, y conjuntamente, representan la causa más común de cirrosis hepática, cáncer y muertes relacionadas con hepatitis vírica a escala mundial.

En la Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 400 personas mueren por causas relacionadas con la hepatitis vírica todos los días, más de 15 millones de personas están infectadas crónicamente por el virus de la hepatitis B y otros 14 millones por el virus de la hepatitis C. La distribución de estas enfermedades tiene un marcado carácter geográfico, de manera que dos tercios de las hepatitis crónicas en la Región se producen en Europa oriental y áreas cercanas a Asia central.

Afortunadamente, algunos tipos de hepatitis se pueden prevenir mediante la vacunación. Las estimaciones de la OMS sitúan en 4.5 millones, las muertes prematuras que se podrían evitar en los países de bajo y medio ingreso para 2030, gracias al empleo de las vacunas, pruebas de diagnóstico, medicamentos y campañas educativas. En este sentido, la Estrategia Mundial Contra la Hepatitis de la OMS, respaldada por todos los Estados miembros, tiene como objetivo reducir las nuevas infecciones por hepatitis en un 90% y las muertes en un 65% entre 2016 y 2030.

 

Un futuro libre de hepatitis

Para este año 2020, la OMS ha elegido el lema “Un futuro libre de hepatitis” y coincidiendo con tan señalada fecha, presentará las nuevas recomendaciones para la prevención de la transmisión maternoinfantil del virus de la hepatitis B. Para conocerlas de primera mano, se ha organizado un seminario web al que se puede acceder de manera gratuita a través del registro previo en la plataforma Zoom:

https://who.zoom.us/webinar/register/WN_7koOuWhQRXGFtqXZZZMUwA

 

Los ponentes que formarán parte de dicho seminario serán los siguientes:

  • Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS
  • Su Excelencia Sra. Sika Kaboré, Primera Dama de Burkina Faso
  • Kalumbi Shangula, Ministro de Salud y Servicios Sociales, Namibia
  • Osagie Ehanire, Ministro de Salud, Nigeria.
  • Amira El Fadil, Comisionada de Asuntos Sociales de la Unión Africana
  • Alioune Coulibaly, Junta de la Alianza Mundial contra la Hepatitis
  • Tshidi Moeti, Directora Regional de la OMS para África
  • Poonam Khetrapal Singh, Director Regional de la OMS para Asia sudoriental
  • Ren Minghui, Subdirector General de la OMS Cobertura Universal de Salud / Enfermedades Transmisibles y No Transmisibles

 

Las vacunas antineumocócicas de tercera generación

27/07/2020

A propósito de los resultados de vigilancia de la enfermedad neumocócica invasora (ENI) en Francia, K. Klugman, miembro de la Gates Foundation, escribe unos comentarios en The Lancet Infectious Diseases acerca de la conveniencia de disponer de vacunas de tercera generación.

En el país vecino han asistido a un importante incremento de la ENI entre 2015 y 2017 en niños y adultos, a pesar de que la vacunación infantil ha evitado más de 44.000 casos. Un fenómeno similar de reemplazo se ha constatado en Suecia, Reino Unido y Alemania, en claro contraste con la estabilización de los serotipos no vacunales en los Estados Unidos. Por motivos nada claros, la reducción en los tipos vacunales tras la introducción de PnC13 no ha sido tan patente como la ocurrida con PnC7 (casos de ENI del 6.7% por los siete serotipos vs 22.7% de casos por los seis adicionales), y aunque estos tipos vacunales residuales siguen constituyendo un problema, la gran preocupación son los serotipos emergentes, que, con el tiempo, pueden revertir las ganancias conseguidas.

Hasta no disponer de vacunas proteicas universales, se hace patente la necesidad de vacunas de tercera generación que incluyan mayor número de serotipos. A este respecto, no muy tarde se comercializarán las vacunas de 15 (Merck), de 20 (Pfizer) y de 24 (Merck y Affinivax). Con estas valencias ampliadas y según los datos franceses, su uso, en teoría, reduciría las ENI por tipos no vacunales desde un 41.8% a un 34.9%, 14.2% y 8.6% con el uso de las vacunas de 15, 20 y 24 serotipos, respectivamente. Otra compañía, Vaxcyte, anunció el pasado mayo que ensaya una vacuna en fase preclínica de 30 serotipos.

Las convulsiones febriles acontecidas tras la vacunación no afectan al desarrollo de los niños

24/07/2020

Aunque las convulsiones febriles acontecen con frecuencia en la infancia, suelen ser raras tras la vacunación, produciéndose en tres de cada 10.000 niños, lo que en ocasiones, puede generar preocupaciones respecto a la seguridad de las vacunas y afectar a la confianza de los padres en su aceptación.

Según un reciente estudio prospectivo publicado en Neurology, no existieron diferencias en el desarrollo y comportamiento de los niños que experimentaron convulsiones febriles próximas a la vacunación con respecto a aquéllos que las presentaron en ausencia de vacunación y con los que nunca padecieron una convulsión febril.

Para llegar a esta conclusión, los autores, liderados por la Dra. Lucy Deng de la Universidad de Sydney, compararon tres grupos de pacientes reclutados de hospitales pediátricos australianos desde mayo de 2013 hasta abril de 2016 y emplearon la Escala de Bayley-III para evaluar su desarrollo mental y psicomotor, así como las pruebas de rendimiento de Woodcock-Johnson-III para medir sus habilidades pre-académicas.

En ningún caso se observaron diferencias significativas en la función cognitiva, en el desarrollo, en las habilidades de pensamiento y del comportamiento entre los tres grupos.

A pesar de presentar algunas limitaciones (no alcanzaron el objetivo de reclutar 100 participantes en cada uno de los grupos y el seguimiento pudiera no haber sido lo suficientemente extenso), los datos de este estudio -el primero que de manera prospectiva examina objetivamente los resultados de desarrollo y comportamiento de los niños tras una convulsión febril próxima a una vacuna- arrojan hallazgos lo suficientemente importantes como para reforzar la confianza de los padres y proveedores de salud en la seguridad de las vacunas.

 

 

image_pdfimage_print
1 2 3 290


Subir al menú