image_pdfimage_print

Epidemiology of Pediatric Herpes Zoster After Varicella Infection: A Population-Based Study

22/03/2015

Su-Ying Wen, Wen-Liang Liu. Pediatrics. 2015; 135: 495-503.

Palabra clave: herpes-zóster, epidemiología, vacunación varicela, niños.

El herpes zóster es causada por la reactivación latente del virus de la varicela-zóster, virus que produce inicialmente la varicela. Existen pocos datos poblacionales limitados respecto herpes zóster pediátrica. La incidencia de zóster pediátrica oscila en un rango de 42 a 238,5 por 100 000 años-persona. Los programas de vacunación frente a la varicela han conducido a una reducción del número de casos de varicela y la reducción de la exposición al virus de la varicela-zóster puede influir en las tasas de incidencia de herpes zóster. Sin embargo, pocos estudios poblacionales disponibles sobre los efectos de la vacunación contra la varicela en la incidencia de herpes zóster pediátrica.

El objetivo de este estudio fue establecer los datos herpes zóster pediátrica basados en la población a partir de sólo los que tenían infección por varicela y evaluar el efecto inicial de las vacunas contra la varicela de rutina sobre la incidencia de zóster pediátrica. Este es el primer estudio basado en la población sobre las características epidemiológicas de zóster pediátrica entre sólo los que habían contraído la varicela.

Para ello se registraron las infecciones de varicela entre los años 2000 y 2006 en niños menores de 12 años, identificados a partir de una base de datos basada en la población y seguidos durante un diagnóstico de herpes zóster hasta diciembre de 2008. Desde un programa de vacunación rutinaria frente a la varicela iniciado en el año 2004, los niños sin vacunar frente a la varicela fueron identificados entre 2004 y 2006 y seguidos por un diagnóstico de herpes zóster hasta diciembre de 2008.

Los resultados fueron los siguientes: se realizó seguimiento a un total de 27.517 niños con varicela asistidos médicamente, de los cuales 428 desarrollaron herpes zóster. La incidencia de herpes zóster fue 262,1 por 100 000 años-persona. De los 25.132 niños vacunados frente a la varicela sin asistencia médica, hubo 106 casos de herpes zóster. La incidencia de herpes zóster fue de 93,3 por 100 000 años-persona. La duración media de la varicela a herpes zóster fue 4,12 años.

Los niños menores de 2 años diagnosticados con varicela tenían una incidencia más alta (p=0,001) y duración más corta (p=0,04) que los diagnosticados después de los 2 años. Los niños diagnosticados con varicela entre los 2 y 8 años tuvieron un aumento significativo en la incidencia de herpes zóster antes del programa de vacunación (RR 1,85 a los 3 años de seguimiento, p=0,03). Los niños con infecciones de varicela tenían un riesgo significativamente mayor de herpes zóster que los niños vacunados y sin antecedentes de varicela (RR 2,31 a los 4 años de seguimiento, p=0,001).

Este estudio demuestra las características epidemiológicas basadas en la población pediátrica con herpes zóster entre los niños que contrajeron la varicela. En el período de vacunación post-varicela temprana, se observó una mayor incidencia de herpes zóster entre los niños con infección por varicela en mayores de 2 años.

[mas información]

Artículos relacionados

Vaccinating the inflammatory bowel disease patient

22/03/2015

Desalermos AP, Farraye FA and Wasan SK. Expert Rev. Gastroenterol. Hepatol. Early online 2014: 1-12.

Palabra clave: Enfermedad inflamatoria intestinal

Las opciones terapéuticas actuales para los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) incluyen varios agentes que pueden alterar su respuesta inmune a las infecciones. Existen vacunas eficaces que ofrecen protección contra una serie de enfermedades infecciosas. Sin embargo, los datos recientes han demostrado que los pacientes con EII están inadecuadamente vacunados y, como consecuencia, en riesgo de desarrollar ciertas infecciones prevenibles. Además, el conocimiento los gastroenterólogos con respecto a las vacunas apropiadas para administrar a sus pacientes con EII no es buena. Este artículo revisa el calendario de vacunación actual del paciente, la EII, y subraya la importancia del papel del gastroenterólogo como participante activo en la gestión de la vacunación en sus pacientes con EII.

Las vacunas inactivadasfrente a neumococo, Td, DTaP, Tdap, VPH, gripe, hepatitis B, hepatitis A y meningococo, se consideran seguras para las personas con EII, independientemente del nivel de inmunosupresión. En general, las vacunas vivas, SRP y varicela zoster están contraindicadas para las personas con EII inmunodeprimidas, aunque existen excepciones. A pesar de que la respuesta inmune a la vacunación de los pacientes con EII inmunosuprimidos puede verse afectada, se recomienda la vacunación siguiendo las directrices del ACIP. La vacunación no aparece provocar un brote agudo de EII. El viajero con EII necesita un cuidado especial para evitar una enfermedad infecciosa prevenible por vacunación, y debe realizar una consulta a un experto en vacunas para el viajero.

[mas información]

Artículos relacionados

Improved pertussis vaccines based on adjuvants that induce cell-mediated immunity

22/03/2015

Allen AC and Mills K HG. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 1253 – 1264.

Palabra clave: Tos ferina.

La Bordetella pertussis es una bacteria Gram-negativa que hace que la tos ferina sea una enfermedad respiratoria grave y a veces letal en bebés y niños. Ha habido un resurgimiento reciente en el número de casos de tos ferina en varios países con alta cobertura de vacunación. Esto se ha relacionado con disminución o inmunidad ineficaz inducida por las vacunas contra la tos ferina acelular actuales. Estas vacunas de pertussis acelulares se formulan con alumbre como adyuvante, que promueve fuertes respuestas de anticuerpos, pero es menos eficaz en la inducción de respuestas de tipo Th1 cruciales para la eliminación eficaz de la bacteria. Los estudios en modelos animales han demostrado que la sustitución de alumbre por adyuvantes alternativos, tales como agonistas de los receptores de tipo Toll, puede promover una inmunidad más sólida mediada por células y conferir un alto nivel de protección contra la infección después de la exposición respiratoria.

[mas información]

Artículos relacionados

Dosing regimen of the 23-valent pneumococcal vaccination: A systematic review

22/03/2015

Caya Ch, Boikos C, Desai Sh, Quach C. Vaccine 2015;33:1302-1313.

Palabra clave: Neumococo. Vacuna. Polisacárida. Recuerdos

Debido a la ausencia de evidencia en relación a las revacunaciones múltiples con la vacuna antineumocócica polisacárida simple (PnPS23), los autores llevan a cabo una revisión sistemática de la literatura para determinar el número óptimo de dosis y el momento de la revacunación en los pacientes de alto riesgo. Encontraron 1233 artículos de los que seleccionaron finalmente para estudio doce de ellos, de los que tres eran ensayos controlados aleatorios y nueve eran prospectivos de cohortes. Diez se referían exclusivamente a mayores de 18 años. Encontraron que la revacunación tiende a proporcionar una respuesta al menos tan buena, para la mayoría de los serotipos, como la obtenida tras la primovacunación, independientemente del número de dosis de PnPS23 recibidas, aunque los anticuerpos caen rápidamente para permanecer por encima de los niveles prevacunales.

Piensan que el intervalo óptimo entre dosis debe de ser al menos de cinco años con lo que se obtiene una adecuada respuesta inmune y con un aceptable perfil de seguridad. No obstante la falta de datos de efectividad de los boosters y la ausencia de parámetros séricos de protección hace difícil de concluir cual sería el beneficio clínico de las revacunaciones periódicas, no habiendo encontrado evidencias claras del fenómeno de hiporrespuesta inmunológica, ni de su traducción en la práctica cotidiana.

[mas información]

Artículos relacionados

Bordetella pertussis and pertactin-deficient clinical isolates: lessons for pertussis vaccines

22/03/2015

Hegerle N and Guiso N. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 1135 – 1146.

Palabra clave: Tos ferina

La Bordetella pertussis es la causa de tos ferina en los seres humanos, una enfermedad respiratoria muy contagiosa que afecta a los lactantes no vacunados. Las estrategias de vacunación se introdugeron en todo el mundo con gran éxito en los países desarrollados que alcanzaron altas cobertura de vacunación con vacunas eficaces. A finales del siglo 20 / principios del 21, las vacunas contra la tos ferina acelular reemplazaron las vacunas de pertussis de células enteras pero la B. pertussis todavía circula y evoluciona en los seres humanos, su único reservorio conocido. La última transformación de este patógeno, y su pariente cercano la Bordetella parapertussis, es la pérdida de la producción de pertactina, un factor de virulencia incluido en diferentes vacunas de pertussis acelulares. El verdadero impacto de esta evolución sobre la eficacia y efectividad de las vacunas de pertussis acelular debe evaluarse mediante la vigilancia y el aislamiento de B. pertussis y B. parapertussis en todo el mundo.

Las estrategias de vacunación frente a tos ferina están en un punto de inflexión y el desarrollo de futuras vacunas se debate actualmente, pero no se ha llegado a un consenso científico por el momento en qué camino seguir y cómo deben evolucionar las vacunas. Los recientes avances en la secuenciación y la proteómica, así como el uso de diferentes modelos animales deberían ayudar a la comunidad científica a entender mejor la fisiopatología de la tos ferina y la participación de la inmunidad celular en el control de las infecciones por B. pertussis.

[mas información]

Artículos relacionados

The next generation of HPV vaccines: nonavalent vaccine V503 on the horizon

22/03/2015

Chatterjee A. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 1279 – 1290.

Palabra clave: Virus Papiloma Humano

La infección por VPH con genotipos de alto riesgo se asocia con la aparición de cánceres ano-genitales y orofaríngeos. Dos vacunas profilácticas contra el VPH están actualmente autorizadas destinadas a prevenir las enfermedades asociadas con el VPH 16 y 18 en todo el mundo. Ambas vacunas son muy eficaces para la prevención de lesiones precancerosas cervicales asociadas a los tipos vacunales, previniendo aproximadamente el 70% de estas lesiones. La vacuna cuadrivalente frente a VPH previene lesiones precancerosas vaginales, vulvares y anales asociadas a los tipos de VPH 16/18, y las verrugas ano-genitales asociadas a los tipos de VPH 6/11. Para ampliar la protección contra genotipos de VPH no presentes en las vacunas actuales, están en desarrollo las vacunas de ‘segunda generación’ con genotipos adicionales. Merck, Sharp and Dohme ha presentado una solicitud de licencia biológica para la investigación de su vacuna nonavalente V503 contra el VPH en los EE.UU. La vacuna nonavalente contra el VPH parece ser segura y eficaz en la prevención de la infección persistente y las lesiones precancerosas asociadas con los tipos de VPH 16/18/31/33/45/52/58, así como las verrugas genitales relacionadas con los tipos de VPH 6 y 11.

El objetivo de los esfuerzos de vacunación contra el VPH hasta el momento ha sido principalmente en mujeres jóvenes. La mejora de las tasas de vacunación no sólo en esta población, sino también entre mujeres mayores y previamente expuestas, niños y hombres, proporcionaría inmunidad de grupo y también protegería a hombres que tienen sexo con hombres. Los programas de cribado de cáncer de cuello uterino probablemente tendrán que adaptarse y podrían pasar a pruebas de VPH por auto-muestreo en el futuro. Es probable que se necesiten estrategias alternativas de cribado para mujeres vacunadas y no vacunadas. Se requieren opciones de vacunas más baratas para los países en desarrollo, donde la necesidad de vacunación contra el VPH es mayor.

[mas información]

Artículos relacionados

Ebola virus vaccines: an overview of current approaches

22/03/2015

Marzi A and Feldmann H. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 521-531.

Palabra clave: Ébola.

Fiebre hemorrágica del Ébola es una de las enfermedades virales más mortales en todo el mundo que afectan a los seres humanos y primates no humanos. Aunque las infecciones sólo se producen con frecuencia en África Central, el virus tiene el potencial de propagarse a nivel mundial y está clasificado como patógeno de categoría A que podría ser utilizado como agente de bioterrorismo. A día de hoy no existe una vacuna o tratamiento autorizado para contrarrestar las infecciones por virus de Ébola. Hay varias plataformas potenciales para la vacuna y su eficacia protectora se ha evaluado en modelos de primates no humanos, en los que la progresión de la enfermedad se parece mucho a la de los seres humanos. Aunque estas plataformas de vacunas parecen conferir protección a través de diferentes mecanismos, varias de ellas son eficaces contra la enfermedad mortal en primates no humanos lo que avala que la vacunación contra la infección por el virus de Ébola es factible.

[mas información]

Artículos relacionados

Effects of use of 13-valent pneumococcal conjugate vaccine in children on invasive pneumococcal disease in children and adults in the USA: analysis of multisite, population-based surveillance

22/03/2015

Moore M, Link-Welles R, Schaffner W, Lynfield R, Lexau C, Bennet N et al. Lancet Infect Dis 2015,15:301-309.

Palabra clave: Neumococo. Vacuna. Protección directa e indirecta

Estudio de vigilancia poblacional (ABC surveillance) en los Estados Unidos relativo a los efectos de la introducción de la vacuna antineumocócica conjugada de 13 serotipos en la enfermedad del niño y del adulto, con una población bajo vigilancia de alrededor de 30 millones de personas. Para ello analizan la incidencia de ENI de los periodos entre julio de 2004 y junio de 2010 con julio de 2010 con junio de 2013. Encontraron que las reducciones de ENI por serotipos PnC13-no PnC7 en niños ya fueron evidentes en el cuarto trimestre de 2010 y en adultos a partir del último de 2011, especialmente en los de 18 a 49 años. En todos los grupos de edad, el descenso de la ENI fue en mayor medida debido a los serotipos 19A y 7F. Tras la introducción de PnC13 la incidencia de ENI descendió un 64% en los menores de cinco años, con un descenso del 93% en los serotipos no comunes con PnC7. En niños mayores y adultos se constataron descensos del 12-53%. No se pudo demostrar efectos sobre los casos por serotipo 3 y por serotipo 6C. No se detectó reemplazo de serotipos en niños aunque sí en los de 50 a 64 años.

Piensan que con la vacunación infantil pueden haber evitado alrededor de 10000 casos de ENI en la infancia y 20000 en los adultos en los tres primeros años tras la introducción. También estiman que han evitado 3000 fallecimientos de los que el 97% serían en adultos. Un preocupante dato, observado en otras latitudes, es el aumento de prevalencia de sujetos con trastornos clínicos subyacentes en pacientes con ENI, lo que no disminuye los beneficios de la vacunación, pero deben de mantenernos vigilantes. Por otra parte, una editorial acompañante que pueden emerger varios serotipos no vacunales, especialmente en aquellos con enfermedad de base, pero que pueden manifestarse en toda su amplitud en varios años.

[mas información]

Artículos relacionados

Live attenuated vaccines against pertussis

22/03/2015

Locht C and Mielcarek N. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 1147 – 1158.

Palabra clave: Tos ferina

El uso intensivo de vacunas contra la tos ferina ha reducido drásticamente la incidencia de tos ferina durante el siglo 20. Sin embargo, los brotes recientes en países con alta cobertura de vacunación muestran las deficiencias de las pautas actuales de vacunación, e inducido por las más recientes, las vacunas acelulares cuya inmunidad desaparece mucho más rápido de lo previsto. Como alternativa, se han desarrollado recientemente candidatos de vacunas vivas atenuadas con el fin de imitar la infección natural, que induzcan inmunidad de larga duración. Uno de ellos ha completado con éxito un ensayo de fase I en seres humanos. En este artículo se describe el desarrollo de tales vacunas, se discute sus ventajas sobre las vacunas existentes y sus espectadoras propiedades interesantes como agentes potentes antiinflamatorios, lo que amplía su uso potencial mucho más allá de la protección contra la tos ferina.

Los siguiente pasos en el desarrollo clínico incluyen la estabilización del producto, y ensayos sobre seguridad, inmunogenicidad y eficacia. La población objetivo de las vacunas vivas atenuadas contra la tos ferina puede ser primero los adultos y adolescentes, y en última instancia, los recién nacidos.

[mas información]

Artículos relacionados

Strategies for continuous evaluation of the benefit–risk profile of HPV-16/18-AS04- adjuvanted vaccine

22/03/2015

Angelo MG, Taylor S, Struyf F, Tavares Da F, Arellano F, David MP, Dubin G, Rosillon D and Baril L. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 1297 – 1306.

Palabra clave: Virus Papiloma Humano

La vacuna frente al virus VPH 16/18 adyuvada con AS04 contra el cáncer de cuello uterino, Cervarix (vacuna VPH-16/18, GlaxoSmithKline, Bélgica) fue aprobada por primera vez en 2007 y está disponible en 134 países para la prevención de la infección persistente, lesiones cervicales premalignas y cáncer de cuello uterino causadas por el VPH oncogénico. La determinación del riesgo-beneficio requiere continua reevaluación a medida que aumenta la administración de la vacuna, la epidemiología de las enfermedades y la evolución de la información disponible. Este artículo proporciona un ejemplo de las consideraciones de beneficio-riesgo y la planificación de la gestión de riesgos. La evaluación del beneficio-riesgo de la vacuna VPH-16/18- posterior a la aprobación incluye estudios con una gama de diseños en muchos países y en colaboración con los organismos públicos nacionales y las autoridades reguladoras. La estrategia para evaluar los beneficios frente a los riesgos seguirá evolucionando y adaptarse al cambiante mercado de VPH-16/18-vacuna.

La estrategia de GlaxoSmithKline para identificar mejor la relación beneficio-riesgo de la vacuna VPH-16/18 en una situación posterior a la aprobación abarca estudios realizados en diversos países, con una variedad de diseños, y en colaboración con organismos públicos nacionales y autoridades regulatorias. Recientemente completaron ensayos clínicos para evaluar el empleo de la vacuna VPH-16/18 en mujeres VIH +, la coadministración con otras vacunas, la utilización de un programa de vacunación de dos dosis y la inmunogenicidad a largo plazo y la eficacia. Grandes estudios poblacionales epidemiológicos están midiendo la eficacia de la vacuna, el efecto de inmunidad de grupo y el potencial reemplazo del tipo de VPH.

[mas información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 118 119 120 121 122 126


Subir al menú