image_pdfimage_print

Reduction in HPV 16/18-associated high grade cervical lesions following HPV vaccine introduction in the United States-2008-2012

22/04/2015

Hariri S, Bennett N, Niccolai L, Schafer S, Park I, Bloch K et al. Vaccine 2015;33:1608-1613.

Palabra clave: Papilomavirus. Vacuna. Impacto.

Estudio para estimar la efectividad de la vacuna de papilomavirus humano frente al CIN2+ en mujeres americanas que recibieron una o más dosis de vacuna y fueron diagnosticadas de esta patología entre 2008 y 2012. La efectividad la miden por intervalos desde la recepción de esta dosis y el screening que condujo a la detección de la lesión, mediante un estudio indirecto de cohortes. Los datos los obtuvieron mediante un sistema centinela de vigilancia poblacional en cinco áreas de los Estados Unidos, que proporcionó datos de la vacunación y del cribado cervical. Simultáneamente se genotipó el virus lesional mediante muestras biópsicas archivadas.

En ese periodo de tiempo la prevalencia de CIN2+ decayó significativamente de un 53.6% a un 28.4% en mujeres que recibieron al menos una dosis de vacuna (p de la tendencia <0.001), pero no en mujeres no vacunadas (57.1% versus 52.5%) (p de la tendencia=0.08) ni en las mujeres con estado vacunal desconocido (55.0% versus 50.5% con p de la tendencia= 0.71). La efectividad vacunal estimada para la prevención de lesiones de alto grado por tipos 16 y 18 fue de 21% (IC 95%: 1-37), del 49% (IC 95%: 28-64) y del 72% (IC 95%: 45-86) en las mujeres que iniciaron la vacunación con 25-36 meses, 37-48 y >48 meses antes de la citología diagnóstica. Como limitaciones exponen la ausencia de un grupo negativo de control lo que puede sobrestimar el efecto positivo de la vacuna si existe un reemplazo.

Por otra parte este estudio puede infraestimar los efectos vacunales en el caso de que las vacunas protejan frente a tipos no incluidos en la misma, lo cual es poco probable ya que la vacuna tetravalente es la más utilizada y en los ensayos ha mostrado una mínima protección cruzada.

[mas información]

Artículos relacionados

Preventing secondary cases of invasive meningococcal capsular group B (MenB) disease using a recently-licensed, multi-component, protein-based vaccine (Bexsero®).

22/04/2015

Ladhani SN, Cordery R, Mandal S, Christensen H, Campbell H, Borrow R et al. Journal of Infection 2014; 69(5): 470-80.

Palabra clave: meningococo B, brotes

El objetivo del trabajo es medir el uso potencial de la vacuna frente al meningococo B (Bexsero) como medida de control, añadida a la quimioprofilaxis, para prevenir casos secundarios.

Se utilizaron estudios publicados sobre el riesgo de casos secundarios de enfermedad meningocócica para estimar el número necesario a vacunar (NNV) con Bexsero para prevenir un caso secundario en el domicilio o en establecimientos educativos.

La mayoría de los casos secundarios ocurren en los primeros días tras el diagnóstico del caso índice. A diferencia de lo ocurrido en las vacunas conjugadas, la protección temprana conseguida por la vacuna Bexsero es previsiblemente baja, especialmente en niños pequeños que son los que están a mayor riesgo de infección secundaria. El NNV depende de la posible cobertura de la cepa meningocócica, el momento estimado del comienzo de la protección después de una dosis de vacuna y la eficacia vacunal estimada. Incluso en el escenario más favorable, asumiendo que la vacuna se administra en 4 días desde el caso índice y una prevención del 90% de los casos que ocurren después de 14 días, el NNV en el domicilio fue superior a 1.000. El NNV en establecimientos educativos fue muy superior.

Los autores concluyen que los NNV estimados deberían tenerse en cuenta para decidir la posible recomendación de Bexsero para contactos cercanos de un caso. La vacuna si puede tener un mayor papel en el contexto de brotes y no de casos aislados.

Artículo de gran interés sobre las medidas de control y sobre la transmisión de la enfermedad meningocócica.

[mas información]

Artículos relacionados

Vaccination issues in patients with chronic kidney disease

28/03/2015

Mathew R, Mason D and Kennedy JS. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 285-298.

Palabra clave: Vacunación en situaciones especiales.

Las infecciones son una causa importante de morbilidad y mortalidad entre los pacientes en todas las etapas de la enfermedad renal crónica (ERC). La prevención mediante la vacunación sigue siendo la mejor estrategia para minimizar las consecuencias adversas asociadas con estas enfermedades infecciosas en esta y todas las poblaciones. Por desgracia, los pacientes con enfermedad renal crónica demuestran deficiencias de la función de células inmunes específicas que son necesarias para generar una respuesta protectora de la vacuna. Sin embargo, la vacunación temprana de esta población de alto riesgo ha demostrado buenos resultados clínicos durante la progresión de la enfermedad en etapa tardía. En este artículo se revisa la evidencia disponible que une el deterioro inmunológico en pacientes adultos en la fase tardía de la enfermedad renal crónica a las respuestas vacunales disminuidas. Se destaca la importancia de la vacunación temprana cuando la enfermedad tiene un alto riesgo para el desarrollo de la ERC y las propuestas de nuevas vacunas en desarrollo que pueden ayudar a hacer frente a la mejora en la protección inmunitaria durante la enfermedad en etapa tardía.

Varias consecuencias relacionadas con la salud en la vacunación se desprenden de la literatura actual.

• Las tasas de vacunación, tanto en la enfermedad renal crónica como en los pacientes con enfermedad renal terminal están muy por debajo de lo que debería esperarse en la atención clínica del 100% de los pacientes. Esto incluye las vacunas para las infecciones de alto riesgo, tales como la hepatitis B, la gripe y el neumococo. Una de las implicaciones de los datos actuales es que los especialistas en Nefrología y médicos de atención primaria de estas poblaciones de pacientes deben estar más atentos para actualizar el estado de vacunación en este grupo.

• Las estrategias de vacunación para la prevención de la varicela zoster, Sarampión, Rubeola y Parotiditis (sin vacunación previa), la tos ferina y el tétanos se deben considerar de manera rutinaria en pacientes con alto riesgo de enfermedad renal crónica o en las primeras etapas de la decadencia renal.

• Una mejor comprensión de la necesidad dosis de recuerdo para mantener la seropositividad.

• En la era de los registros médicos electrónicos, un seguimiento más formal del estado de vacunación y la vigilancia de la salud posterior del estado de vacunación del paciente debe emplearse de forma rutinaria en poblaciones de alto riesgo, tanto antes del desarrollo evidente de la enfermedad como durante el curso del tratamiento futuro.

[mas información]

Artículos relacionados

The issue of mandatory vaccination for healthcare workers in Europe

28/03/2015

Galanakis E, D’Ancona F, Jansen A, Lopalco PL and VENICE National Gatekeepers, Contact Points. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 277-283.

Palabra clave: Vacunación en Sanitarios.

Las políticas obligatorias de vez en cuando se han implementado, dirigidas a la captación óptima de vacunación entre el personal sanitario. En este documento, se analizan las recomendaciones existentes en los países europeos y se discute la viabilidad de la aplicación de la vacunación obligatoria para los trabajadores sanitarios. Como se refleja en una encuesta entre expertos en vacunas de 29 países europeos, las directrices para la vacunación en sanitarios se emitieron en todos los países, aunque con diferencias sustanciales en las enfermedades seleccionadas, grupos de trabajadores sanitarios y el tipo de recomendación. Las políticas obligatorias se implementaron sólo en casos excepcionales. Los resultados de un segundo estudio realizado sugieren que tales políticas no son fácilmente adoptadas y las recomendaciones podrían funcionar mejor si se centra en grupos específicos de sanitarios y enfermedades apropiadas tales como la hepatitis B, la gripe y el sarampión. En conclusión, las directrices para la vacunación de sanitarios, no obligatorias, son ampliamente adoptados en Europa. Las recomendaciones dirigidas a los grupos y las enfermedades específicas de sanitarios podrían ser mejor aceptadas y facilitar el mayor uso de las vacunas y de las políticas dirigidas a todos los grupos.

[mas información]

Artículos relacionados

Active surveillance for adverse events following immunization

28/03/2015

Crawford NW, Clothier H, Hodgson K, Selvarj G, Easton ML and Buttery JP. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 265-276.

Palabra clave: Efectos Adversos.

Se requiere una vigilancia exhaustiva de los efectos adversos después de la inmunización (EAPI) para detectar posibles reacciones adversas graves que no pueden ser identificados en los ensayos de vacunas pre-autorización. Los sistemas de vigilancia han sido tradicionalmente pasivos, confiando en la notificación espontánea, pero las estrategias de vigilancia y complementarias cada vez más activas se integrarán en los programas de seguridad de las vacunas.

Estas incluyen la detección activa de las condiciones concretas de interés (por ejemplo, hospitalización), monitorización de nuevas fuentes de datos y metodologías en tiempo real para detectar cambios en los datos de seguridad de las vacunas en estas fuentes. Se discute el papel de la mejora de la evaluación de la causalidad en la vigilancia de EAPI, con su importante papel en la determinación de si una asociación temporal puede haber ocurrido por casualidad. Se requieren redes locales sólidas de seguridad de las vacunas para apoyar los programas nacionales de inmunización, con los últimos avances en el desarrollo de un marco para los países de bajos y medianos ingresos. La colaboración mundial es cada vez más necesaria para hacer frente a los desafíos en materia de vigilancia EAPI activa, en particular para los eventos adversos serios.

La vigilancia activa de los acontecimientos adversos tras la vacunación es cada vez más reconocida como un componente fundamental de la seguridad de las vacunas. Hay múltiples modalidades de vigilancia activa complementarios que pueden ser utilizados conjuntamente con actividades de vigilancia pasiva. Los esfuerzos futuros deberían dirigirse a los métodos centralizados e integrados que incluyen la detección de señales de seguridad en tiempo real. Todos los esfuerzos de seguridad de las vacunas ayudan a apoyar los programas nacionales de inmunización. Se requieren recursos adicionales para ayudar en el desarrollo de las actividades de vigilancia de seguridad de la vacuna en los países de bajo y mediano desarrollo. La colaboración mundial puede aumentar notablemente el poder de vigilancia de EAPI activa, en particular para los eventos adversos serios.

[mas información]

Artículos relacionados

Promising alternative settings for HPV vaccination of US adolescents

28/03/2015

Shah PD, Gilkey MB, Pepper JK, Gottlieb SL and Brewer NT. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 235-246.

Palabra clave: Papilomavirus

La vacunación en entornos alternativos, que se define aquí como fuera de la atención primaria tradicional, puede ayudar a resolver el acuciante problema de salud pública de las bajas coberturas de vacunación frente al virus del papiloma humano entre los adolescentes en los Estados Unidos. Las farmacias son prometedoras, ya que son altamente accesibles y tienen prácticas de inmunización bien establecidas. Sin embargo, las farmacias se enfrentan actualmente a la política de reembolso y desafíos. Los programas de vacunación masiva ubicados en la escuela también son prometedores debido a su alto alcance y demostraron el éxito en la administración de otras vacunas, pero el control de los responsables políticos y los desafíos en la creación de asociaciones comunitarias locales complican su aplicación generalizada. Los centros de salud en las escuelas son actualmente muy pocos como para aumentar en gran medida el acceso a la vacuna contra el virus del papiloma humano. Las clínicas especializadas tienen experiencia con la vacunación, pero la mayor edad de sus poblaciones de pacientes limita su alcance. Los pasos futuros para realizar los ajustes alternativos con éxito incluyen la ampliación del uso de los registros de vacunas en todo el estado y mejorar su coordinación con los proveedores de atención primaria.

[mas información]

Artículos relacionados

Improving immunization data management: an editorial on the potential of electronic health records

28/03/2015

Abramson E, Kaushal R and Vest J. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 189-191.

Palabra clave: Registros de vacunas.

Las vacunas son críticas para el mantenimiento de la salud individual y de la población. Sin embargo, asegurar que los historiales completos de inmunización estén disponibles en el punto de atención es un reto. En la actualidad, los sistemas de información en inmunización (IIS) se utilizan para los datos agregados a nivel regional, aunque su valor es a menudo limitada por datos incompletos. Al Programa Historia Clínica Electrónica (HCE) Incentivo, que es una iniciativa que promueve el uso Registros Electrónicos de Salud federales sin precedentes, es la vinculación de los pagos financieros en parte para demostrar la capacidad de transmitir los datos de la HCE directamente al IIS y por lo tanto tiene el potencial de cambiar la gestión de datos de inmunización a gran escala. Creemos que las HCE son fundamentales para permitir la captura de datos de inmunización más completa y oportuna y ofrecerá muchos beneficios. Para lograr estos beneficios, sin embargo, será necesario involucrar a la comunidad de proveedores de HCE en el desarrollo de la HCE que permiten la captura de datos de vacunación completa y los responsables políticos para incentivar bidireccionalmente, el intercambio en tiempo real entre IIS y HCE.

[mas información]

Artículos relacionados

Vaccine profile of 4CMenB: a four-component Neisseria meningitidis serogroup B vaccine

28/03/2015

Esposito S and Principi N. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 193-202.

Palabra clave: Meningococo B

La enfermedad meningocóccica invasiva es una afección clínica grave que con mayor frecuencia se presenta como la sepsis o meningitis y pueden causar muerte o secuelas a largo plazo. La Neisseria meningitidis del serogrupo B (MenB) es una de las principales causas de la enfermedad meningocócica invasiva. La disponibilidad de la secuencia completa del genoma de una cepa de MenB llevó al desarrollo de una vacuna de cuatro componentes específicos para este patógeno (4CMenB), que ha sido probado en animales y seres humanos. La 4CMenB ha demostrado ser inmunógena en pacientes pediátricos y es eficaz in vitro para la mayor parte de las diferentes cepas de MenB. Sin embargo, hay varios problemas que aún deben resolverse de manera adecuada antes de que la vacuna pueda ser recomendada universalmente. Se necesitan más estudios para evaluar la cobertura de la vacuna en el tiempo, la duración de la protección, la inmunogenicidad de un esquema de administración simplificada, y la incidencia real de los eventos adversos poco comunes graves. Además, el efecto de la 4CMenB en portadores de MenB y su relación coste-eficacia son necesarios para describir más completamente las características de esta vacuna.

Es difícil determinar la eficacia de la vacuna debido a la alta variabilidad entre las cepas de MenB circulantes y para identificar el riesgo de eventos adversos graves poco comunes. Sólo la administración de la 4CMenB a una serie de lactantes, niños y adolescentes significativamente mayor que los generalmente incluidos en los ensayos clínicos controlados se pueden abordar estas cuestiones. En el pasado, otras vacunas se han recomendado, a pesar de la falta de evidencia publicada sobre la eficacia y el impacto en los portadores. La vacuna frente a meningococo C es un ejemplo en este sentido, lo que sugiere que lo mismo podría ser posible para la 4CMenB. Los datos que faltan podrían obtenerse mientras que se inmuniza a los sujetos frente a la enfermedad meningocócica invasiva. Un problema no resuelto es si la reactogenicidad de la 4CMenB podría ser un límite para su uso generalizado en niños sanos. Las visículas de membrana externa son la principal fuente de la excesiva reactogenicidad de la vacuna. Esta es tolerable en los adolescentes y, posiblemente, en los niños pequeños, pero se vuelve intolerable cuando la misma dosis de vacuna se administra a los lactantes.

La reducción de la elevada relación coste-eficacia de la 4CMenB es más difícil. Los datos disponibles indican que esta vacuna probablemente no es rentable a menos que el precio de la vacuna sea muy baja. En general, los análisis de coste-efectividad no se deben utilizar como criterios de decisión principales cuando una vacuna se considera segura y efectiva para la prevención de importantes enfermedades clínicas como enfermedad meningocócica invasora.

[mas información]

Artículos relacionados

Comentario epidemiológico de las enfermedades de declaración obligatoria y sistema de información microbiológica. España. Año 2013

22/03/2015

Servicio de Vigilancia Epidemiológica. Boletín Epidemiológico Semanal 2014;22:167-179.

Palabra clave: EDO. España. 2013

Presentación de los datos definitivos de las EDO´s correspondientes al año 2013. En lo que concierne a las enfermedades inmunoprevenibles por vacunación destacan los siguientes datos. Se notificaron 131 casos de sarampión con una incidencia de 0.28/100.000 habitantes con brotes en seis CCAA (Aragón, Baleares, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia) aunque de pequeño tamaño (menos de 5 casos) y con importaciones procedentes de Alemania, Italia, Rumania, Reino Unido, Irlanda y Kazajistán. Se notificaron 18 casos de sospecha de rubeola con dos confirmaciones y un síndrome de rubeola congénita en un niño con madre de 24 años y de origen rumano, y 13960 casos de parotiditis con incidencia de 30/100.000 habitantes, muy superior a la de 2012, correspondiendo las más altas a Asturias, Galicia y Castilla-León y afectando básicamente a adolescentes correctamente vacunados con dos dosis.

En el año en estudio se notificaron 13 casos de tétanos y ninguno de tétanos neonatal. En cuanto a la tos ferina se notificaron 2342 casos (5,0 /100.000, inferior a la de 2012 con 7.5/100.000) lo que hace suponer que nos encontramos en la fase descendente de la onda epidémica que se inició en 2010. Las notificaciones de varicela ascendieron a 142180 casos con incidencia de 305.0/100.000 y las de Haemophilus influenzae a 97, aunque dos del tipo b. Las de S pneumoniae llegaron a 1063 de los que se conocía el serotipo en 177 (17%), correspondiendo los cinco primeros por orden de frecuencia a: 3 (32), 1 (13), 22F (12), 7F (10) y 19A (10). Por último y respecto a la enfermedad meningocócica y en la temporada 2012/2013 se notificaron 348 casos (descenso del 37% respecto de la precedente) con 271 confirmados de los que 193 fueron por el serotipo B y 31 al C.

[mas información]

Artículos relacionados

Pertussis: pertussis control strategies and the options for improving current vaccines

22/03/2015

Plotkin SA. Expert Rev. Vaccines 2014; (13): 1171 – 1172.

Palabra clave: Tos ferina

La tos ferina está resurgiendo en muchos países, tal vez debido en parte a la disminución de la inmunidad después de la vacunación con tos ferina acelular. Consideramos algunas opciones para mejorar las vacunas actuales, así como otras estrategias para controlar la tos ferina.

Los países que cambiaron a las vacunas acelulares es poco probable que vuelvan a los preparados de células enteras, y, por lo tanto, debemos determinar cómo mejorarlos. Existe amplia evidencia de que los alelos responsables de la producción de los principales antígenos de la vacuna han cambiado desde la década de 1960, y las cepas mutantes-pertactina negativa frecuentemente aislados en la actualidad no dependen de la pertactina para su virulencia. Existe alguna evidencia de que las nuevas cepas están produciendo mayores cantidades de la toxina pertussis (TP).

Aunque las vacunas acelulares actuales contienen hasta cinco antígenos del organismo, existen otros factores de virulencia, como la toxina adenilato ciclasa, que podría considerarse para incluirse en una vacuna. Más sencillamente, la concentración de antígenos en las vacunas actualmente, en particular, TP, podría incrementarse. Dinamarca utiliza una vacuna que contiene el doble de la cantidad de TP presente en otras vacunas y no comunica tos ferina resurgente. Un cambio que sería relativamente fácil es inactivar genéticamente la TP, en lugar de utilizar la inactivación química. Datos de esto último indican mucha mayor inmunogenicidad de la TP inactivada genéticamente.

Los adyuvantes más potentes que tenemos hoy son estimuladores de los receptores de patrones como los receptores Toll-like (TLR). Los adyuvantes que están dirigidos a TLR-4 y TLR-9 ya están en vacunas que están autorizadas o en desarrollo avanzado.

[mas información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 122 123 124 125 126 134


Subir al menú