Preventing secondary cases of invasive meningococcal capsular group B (MenB) disease using a recently-licensed, multi-component, protein-based vaccine (Bexsero®).

22/04/2015

Ladhani SN, Cordery R, Mandal S, Christensen H, Campbell H, Borrow R et al. Journal of Infection 2014; 69(5): 470-80.

Palabra clave: meningococo B, brotes

El objetivo del trabajo es medir el uso potencial de la vacuna frente al meningococo B (Bexsero) como medida de control, añadida a la quimioprofilaxis, para prevenir casos secundarios.

Se utilizaron estudios publicados sobre el riesgo de casos secundarios de enfermedad meningocócica para estimar el número necesario a vacunar (NNV) con Bexsero para prevenir un caso secundario en el domicilio o en establecimientos educativos.

La mayoría de los casos secundarios ocurren en los primeros días tras el diagnóstico del caso índice. A diferencia de lo ocurrido en las vacunas conjugadas, la protección temprana conseguida por la vacuna Bexsero es previsiblemente baja, especialmente en niños pequeños que son los que están a mayor riesgo de infección secundaria. El NNV depende de la posible cobertura de la cepa meningocócica, el momento estimado del comienzo de la protección después de una dosis de vacuna y la eficacia vacunal estimada. Incluso en el escenario más favorable, asumiendo que la vacuna se administra en 4 días desde el caso índice y una prevención del 90% de los casos que ocurren después de 14 días, el NNV en el domicilio fue superior a 1.000. El NNV en establecimientos educativos fue muy superior.

Los autores concluyen que los NNV estimados deberían tenerse en cuenta para decidir la posible recomendación de Bexsero para contactos cercanos de un caso. La vacuna si puede tener un mayor papel en el contexto de brotes y no de casos aislados.

Artículo de gran interés sobre las medidas de control y sobre la transmisión de la enfermedad meningocócica.

[mas información]

Artículos relacionados

Phase 1 trials of rVSV Ebola vaccine in Africa and Europe-Preliminary Report

22/04/2015

Agnandji S, Huttner A, Zinser M, Njuguna P, Dahlke C, Fernandes J et al. N Eng J Med published on April 1, 2015.

Palabra clave: Ebola. Vacuna. rVSV.

Ensayo clínico fase I aleatorio y doble ciego realizado en países de Africa y de Europa con una dosis de vacuna frente al Ebola que incluye la glucoproteina del virus Zaire insertado en el virus replicante de la estomatitis vesicular (rVSV), al objeto de conocer la seguridad y la inmunogenicidad. Participaron en el ensayo 158 adultos sanos que recibieron dosis de vacuna comprendidas entre 300.000 y 50 millones de unidades formadoras de placa. En relación a la seguridad, no se declararon efectos adversos graves aunque se constató fiebre hasta en el 35% de los vacunados y viremia en el 49% de los que recibieron dosis iguales o superiores a los 3 millones, sin detección del mismo en orina o en saliva. En la segunda semana postvacunación desarrollaron artritis en una o cuatro articulaciones en el 22% de los vacunados en Ginebra y en el 5% de los de Hamburgo y en Kenia. Se detectó virus en un aspirado sinovial y en vesículas cutáneas en dos vacunados con replicación vírica.

Respecto a la inmunogenicidad se detectaron respuestas específicas de anticuerpos en todos los participantes pero con mayores títulos de anticuerpos neutralizantes a medida que las dosis inmunizantes fueron mayores. Los autores concluyen que la diseminación del virus en piel y articulaciones en algunos participantes en el ensayo debe de balancearse con los posibles beneficios obtenidos con la vacuna para controlar brotes de enfermedad por el virus Ebola.

[mas información]

Artículos relacionados

Safety and Immunogenicity of an Adjuvanted Herpes Zoster Subunit Candidate Vaccine in HIV-Infected Adults: A Phase 1/2a Randomized, Placebo-Controlled Study

22/04/2015

Berkowitz EM, Moyle G, Stellbrink HJ, Schürmann D, Kegg S, Stoll M. The Journal of Infectious Diseases. 2015; 211:1279-87.

Palabra clave: vacunas de zóster, infección VIH, inmunodeficiencia.

Los pacientes infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) tienen un mayor riesgo de padecer un herpes zóster (HZ), incluso en la era de la utilización de la terapia era antirretroviral. Debido a que existen preocupaciones sobre el uso de vacunas vivas atenuadas en estos individuos inmunocomprometidos, el desarrollo de una vacuna de subunidades pueden ser una alternativa apropiada.

El objetivo de este estudio ha sido evaluar la inmunogenicidad y seguridad de una nueva vacuna frente a herpes zóster (HZ/Su) en esta población inmunocomprometida.

Pare ello se realizó un ensayo clínico alegorizado en fase I/II para evaluar la inmunogenicidad y la seguridad de la vacuna con la subunidad (HZ/Su). Tres cohortes de adultos infectados por el VIH se englobaron: 94 beneficiarios de terapia antirretroviral con un recuento de células T-CD4+ ?200 células/mm3, 14 con recuento de células T-CD4+ de 50-199 células/mm3 y 15 adultos con un recuento de células T CD4+ de ? 500 células/mm3. Los sujetos recibieron 3 dosis de la vacuna HZ/Su ó bien 3 dosis de solución salina a los 0,2 y 6 meses.

Los resultados obtenidos fueron: al mes de administrar la tercera dosis, las concentraciones séricas de anticuerpos anti-gE y frecuencias de células T específicas gE-CD4 + fueron superiores en el grupo vacunado con HZ/Su que en el grupo que recibió solución salina (P <0,0001). La mediana de las respuestas inmunes mediadas por células alcanzó su punto máximo después de la segunda dosis. La respuesta humoral y la mediada por células persistieron hasta el final del estudio (mes 18). No se registraron efectos adversos graves relacionados con la vacunación. Tampoco variaron las cargas virales ni el recuento de células T-CD4+ tras la vacunación.

Los autores concluyen que la nueva vacuna frente al herpes zóster HZ/Su fue inmunogénica y presentaba un buen perfil de seguridad en sujetos infectados con el VIH.

[mas información]

Artículos relacionados

Evaluation of the Impact of a Pertussis Cocooning Program on Infant Pertussis Infection

22/04/2015

Healy CM, Rench MA, Wootton SH, Castagnini LA. Pediatr Infect Dis J 2015; 34(1): 22-6.

Palabra clave: Tos farina, estrategia del nido

Trabajo desarrollado en un hospital de Houston, EEUU, que tiene como objetivo evaluar si la implantación de la estrategia del nido (cocooning) frente a tos ferina redujo la incidencia de tos ferina grave en niños pequeños.
Se compararon para el estudio los niños <6 meses con diagnóstico de tos ferina con fecha de nacimiento (enero 2008 a agosto 2011) en la que se implantó la estrategia del nido vacunando a todos los contactos del niño respecto a los niños nacidos en el periodo preintervención (mayo 2004 a diciembre 2007). Entre enero 2008 y mayo 2009 la vacunación con dTpa se ofertó únicamente a las madres durante el postparto. El centro de estudio registra unos 4.000 nacimientos/año. Más del 90% de las madres elegibles se vacunaron tras el parto y al menos un 60% de los niños para los que existía información contaron con como mínimo un contacto (además de la madre) vacunado frente a dTpa.

Un total de 196 niños con tos ferina nacieron en el periodo preintervención, 140 durante el periodo de vacunación de la madre durante el postparto y 64 durante el periodo de aplicación completa de la estrategia del nido. La edad media al diagnóstico fue menor en el periodo postintervención (combinando ambas intervenciones), 71,9 vs. 81,2 días y una mayor proporción de niños fueron <3 meses (77,4 vs. 68,4%). Las tasas de hospitalización y la duración del ingreso fueron similares en ambos periodos pero la tasa de ingreso en UCI fue mayor en el periodo postintervención (24 vs. 46%). Se registraron únicamente 2 muertes (0,5%) ambas durante el periodo postintervención (no estadísticamente significativa).

Los autores concluyen que la vacunación durante el postparto y la estrategia del nido no redujo la tos ferina en niños <6 meses. Los esfuerzos deben dirigirse a la vacunación durante el embarazo, combinándolo con la estrategia del nido para reducir la carga de enfermedad grave en lactantes.

Aunque los autores afirman que la intervención no ha sido exitosa, la mayor limitación de la evaluación es que debido al diseño secuencial del estudio, no tuvieron la posibilidad de hacer una estudio de casos y controles que permitiese limitar el efecto de la epidemiología cíclica de la tos ferina; de hecho los datos epidemiológicos registrados en Texas durante el periodo de estudio indican que la tos ferina en <6 meses aumentó un 20% en todo el estado y un 70% en los condados de los que los hospitales del estudio son referencia, mientras que los ingresos permanecieron estables; esto podría sugerir un cierto efecto protector de la estrategia del nido aplicada en este centro.

El control de la tos ferina requiere una estrategia multidimensional en la que la estrategia del nido podría ser útil especialmente en los casos de mujeres embarazadas que no se vacunaron o en las que la vacunación no consiguiese los efectos deseados (por no habérseles ofertado, prematuridad en el parto, etc.)

[mas información]

Disseminated, persistent, and fatal infection due to the vaccine strain of varicella-zoster virus in an adult following stem cell transplantation

22/04/2015

Bhalla P, Forrest G, Gershon M, Zhou Y, Chen J, LaRussa Ph et al.Clin Infect Dis 2015;60:1068-1074.

Palabra clave: Varicela. Vacuna. Trasplante. Fatalidad

Descripción de un caso letal de varicela en un hombre de mediana edad, con antecedente infantil de padecimiento, diagnosticado de linfoma no Hodgkin en 1990 con una recurrencia en 1996 con remisión completa. En 2005 fue diagnosticado de un linfoma difuso de células B que precisó quimioterapia y en 2006 fue sometido a un trasplante autólogo de progenitores hematopoyéticos. En 2009 recurrió el linfoma pero restringido a unos pocos ganglios linfáticos abdominales que no precisó de quimioterapia adicional.

En marzo de 2010 y a pesar de la recurrencia recibió la vacuna triple vírica y la de varicela y tres meses más tarde presentó un exantema zosteriforme con identificación del virus vacunal. En septiembre de ese año fue hospitalizado por neumonía neumocócica bacteriémica y por zóster diseminado, persistiendo las lesiones hasta diciembre cuando falleció por fallo multiorgánico. Los autores interpretan el cuadro como el primero debido a la reactivación del virus de la cepa OKA que había estado latente. En otras descripciones el fallecimiento fue en inmunodeprimidos inmediatamente a recibir la vacuna.

[mas información]

Artículos relacionados

Immunoprophylaxis Failure Against Vertical Transmission of Hepatitis B Virus in the Chinese Population: A Hospital-based Study and a Meta-analysis

22/04/2015

Lin X, Guo Y, Zhou A, Zhang Y, Cao J, Yang M et al. Pediatr Infect Dis J 2014; 33(9): 897-903.

Palabra clave: Hepatitis B, trasmisión perinatal.

El objetivo del presente trabajo es evaluar la prevalencia de fallos de la inmunoprofilaxis administrada a hijos de madres portadoras de hepatitis B así como sus factores de riesgo.

El estudio tiene dos partes, en primer lugar se trata de un estudio de base hospitalario desarrollado en un hospital en Hubai, China, en el que se tomaron todos los partos de madre portadora de junio 2008 a junio 2012 y en segundo lugar se realizó una búsqueda bibliográfica sobre el mismo tema en población china y añadiendo los resultados obtenidos de su estudio se realizó un metanálisis.

Durante el periodo de estudio se siguió a 294 niños nacidos de madres Ag HBs positivas (de un total de 566 nacimientos de madre portadora que se produjeron), un 5,44% de niños desarrollaron infección frente a hepatitis B a pesar de recibir la inmunoprofilaxis correctamente; 12 de los 16 fallos nacieron de mujeres Ag HBe positivas con sangre de cordón positiva para ADN de VHB. Tras ajustar por diferentes variables, la presencia de ADN de VHB en sangre de cordón presentó una OR de 22,32 (estadísticamente significativa) asociándose positivamente con el fallo de la inmunoprofilaxis.

En el metanálisis se incluyeron 23 estudios previos, obteniéndose una población de estudio de 7.561 participantes. La prevalencia de fallos en la inmunoprofilaxis fue del 4,87% alcanzando el 9,66% en las mujeres Ag HBe positivas mientras que en el caso de mujeres Ag HBe negativas el porcentaje de fallos fue únicamente del 1,16% (diferencias estadísticamente significativas).

Los autores concluyen que existen casos de fallos en la inmunoprofilaxis lo que debería llevar a diseñar estrategias para evitarlo; esto es especialmente relevante en las mujeres con Ag HBe positivo y en los casos en que se detecta ADN VHB en sangre de cordón. Una de las limitaciones del estudio es el hecho del fallo detectado en el seguimiento de los casos, si bien los autores analizan y no observan diferencias en cuanto a variables demográficas respecto a los niños seguidos y no seguidos.

[mas información]

Artículos relacionados

13-Valent Pneumococcal Conjugate Vaccine (PCV13) in Preterm Versus Term Infants

22/04/2015

Martinón-Torres F, Czajka H, Center KJ, Wysocki J, Majda-Stanislawska E, Omeñaca F, et al. PEDIATRICS. 2015; 135:e876-e886

Palabra clave: vacuna conjugada antineumocócica, prematuros

Los recién nacidos prematuros tienen un mayor riesgo de infecciones; por lo tanto, la vacunación es de particular importancia. Dado que los datos de respuesta inmunitaria descritos en bebés prematuros pueden variar según la edad gestacional y el calendario de vacunación, las respuestas de la vacuna en esta población supone una investigación adicional.

El objetivo de este estudio ha sido evaluar el perfil de respuesta inmune y la seguridad de la vacuna neumocócica conjugada 13-valente (PCV13) en recién nacidos prematuros en comparación con los recién nacidos a término.

Para ello se realizó un ensayo clínico en fase IV, multicéntrico en el que 200 niños sanos fueron aleatorizados en dos grupos: 100 prematuros y 100 nacidos a término. Todos los niños recibieron la vacuna PCV13 a los 2, 3, 4 (infant serie) y 12 (TD, toddler dose) meses junto con las vacunas de rutina.

Los principales resultados fueron los siguientes: la mayoría de niños alcanzaron concentración de inmunoglobulina anticapsular G (IgG) mayor o igual a 0,35 mg/mL para todos los serotipos: 0,85% después de la serie infantil (excepto los bebés prematuros para los serotipos 5, 6A, y 6B) y 0,97% después de TD (excepto para el serotipo 3).

Los recién nacidos prematuros tenían concentraciones medias geométricas de IgG en general más bajas en comparación con los recién nacidos a término; sin embargo, después de TD fueron similares para todos los serotipos. Los resultados de la actividad opsonofagocítica fueron consistentes con los resultados y aumentaron de los títulos de IgG después de TD en ambos grupos para todos los serotipos. La vacuna PCV13 fue generalmente bien tolerado, con perfiles de seguridad similares en todos los subgrupos de prematuros.

Los autores concluyen que las respuestas inmunes fueron más bajos en los recién nacidos prematuros que en recién nacidos a término. Sin embargo, la mayoría de los niños de ambos grupos lograron niveles de anticuerpos IgG específicos de serotipo de neumococo después de la serie infantil, superando el umbral establecido por la Organización Mundial de la Salud de la protección y las respuestas de anticuerpos funcionales.

Las respuestas fueron uniformemente más alta después de la dosis a los 12 meses (TD), lo que refuerza la importancia de una dosis de refuerzo puntual.

[mas información]

Artículos relacionados

Dissecting the Immune Response to MF59-adjuvanted and Nonadjuvanted Seasonal Influenza Vaccines in Children Less Than Three Years of Age

22/04/2015

Zedda L, Forleo-Neto E, Vertruyen A, Raes M, Marchant A, Jansen W et al. Pediatr Infect Dis J 2015; 34(1): 73-8.

Palabra clave: Gripe adyuvada, MF59, niños.

La vacuna antigripal no adyuvada ofrece una inmunogenicidad y eficacias no óptimas en individuos “naive” al virus gripal como son los niños pequeños.

Ensayo clínico fase II en el que se evalúa la respuesta celular y anticuerpos obtenida mediante una vacuna antigripal convencional y adyuvada (MF59) en niños de 6 a 36 meses no vacunados previamente. El estudio se realizó en dos centros en Bélgica durante el año 2011.

La vacuna adyuvada fue bien tolerada e indujo altos títulos de anticuerpos, capaces de reconocer cepas dierentes a las incluidas en la vacuna (heterovariante). La presencia del MF59 indujo una mayor expansión de linfocitos CD4 y no modificó el perfil de respuesta respecto a las citoquinas. Las ventajas de la vacuna adyuvada fue más acusada para las cepas que no habían circulado en los años previos y las heterovariantes.
Los autores destacan el importante papel del adyuvante para mejorar la inmunogenicidad de las vacunas antigripales en individuos “naive”.

[mas información]

Artículos relacionados

Vaccination status and immune response to 13-valent pneumococcal conjugate vaccine in asplenic individuals

22/04/2015

Nived P, Svaerke Jorgensen Ch, Settergren B. Vaccine available on line 21 February 2015.

Palabra clave: Esplenectomía. Neumococo. Vacuna conjugada.

Los autores investigan la adherencia a las pautas de vacunación de los pacientes esplenectomizados en un estudio retrospectivo hospitalario y por otra parte estudian las concentraciones de anticuerpos a doce serotipos neumocócicos a las 4-6 semanas tras la recepción de la vacuna antineumocócica conjugada de 13 serotipos. Los que no habían recibido ni PnPS23 ni PnC13, recibieron una dosis de esta última y los vacunados previamente con PnPS23 en el último año recibieron una dosis de vacuna conjugada si las concentraciones de anticuerpos frente a dos o más serotipos eran inferiores a 0.35 microgramos/ml.

Fue llevado a cabo en Dinamarca y Suecia y de los 79 esplenectomizados entre 2000 y 2012, con edad media de 61.5 años, el 81% había recibido al menos una dosis de PnPS23 y el 13.9% una de PnC13, el 51.9% la de Haemophilus influenzae tipo b y 22.8% la antimeningocócica. 33 sujetos se incluyeron en el estudio serológico de los que 28 habían recibido una dosis de PnPS23 y 4 una de PnC13 seguido de una de PnPS23. 24 pacientes eran naive a PnC13 y 9 la habían recibido previamente. En estos últimos los GMT para 12 serotipos comunes a ambas vacunas eran superiores a 0.35, excepto para el 3 y el 5.En los 24 naive, 23 habían recibido con anterioridad PnPS23 con una media de 4.6 años antes y todos recibieron una dosis de PnC13.

Tras ésta, aumentaron significativamente (pre vs post) los GMT frente a 1,3,4,5,7F,18C, 19A, 19F y 23F. Sus resultados sugieren que la vacuna de trece serotipos es inmunógena para varios serotipos si se usa como recuerdo en pacientes asplénicos vacunados previamente con la simple de 23 serotipos.

[mas información]

Artículos relacionados

The Burden of Influenza Hospitalizations in Infants From 2003 to 2012, United States

22/04/2015

Chaves SS, Perez A, Farley MM, Miller L, Schaffner W, Lindegren ML et al. Pediatr Infect Dis J 2014; 33(9): 912-9.

Palabra clave: Gripe, bebés

El estudio describe la epidemiología y clínica de los casos de gripe en menores de 12 meses hospitalizados en EEUU.

El estudio se basa en un sistema prospectivo de vigilancia desarrollado en diferentes hospitales de EEUU que incluyen una población <12 meses de unos 400.000 niños (10% de la población estadounidense). Se tomaron datos de casos de gripe confirmados mediante laboratorio entre las temporadas 2003 y 2012 en niños en tres grupos de edad: <3 meses, 3-6 meses y 6-12 meses. Se realizó una regresión logística para explorar los factores de riesgo para el ingreso en UCI.

Se registraron entre 142 y 659 hospitalizaciones anuales según la temporada gripal (siendo la de 2009-10 la que presentó mayor número de casos); el 50% de los mismos se registró en los de menos de 3 meses. Las tasas de hospitalización fueron mayores en niños <3 meses (328 vs. 117 y 101/100.000 habitantes). La mayoría de los ingresos se produjeron en niños sin factores de riesgo (75%) algo que fue decreciente en función de la edad (85% en menores de 3 meses y 62% entre los 6 y 12 meses). Un 10% presentó ingreso en UCI y el 4% requirió ventilación mecánica. Esta proporción fue 2-3 veces más alta en niños con factores de riesgo. Los niños menores de 6 meses presentaron un riesgo mayor de ser ingresados en UCI (OR=1,4); algunos factores de riesgo también presentaron mayor riesgo (enfermedad respiratoria OR=1,8, enfermedad cardiovascular OR=4,16 y trastornos neuromusculares OR=2,99). Teniendo en cuenta los datos presentados y las tasas de hospitalización en EEUU los autores estiman que la gripe se asoció con una media anual de ingresos de 6.514 niños menores de 12 meses.

Los autores concluyen que el impacto de la gripe en niños menores de 12 meses es grande, especialmente en los más pequeños o con factores de riesgo asociados y subrayan la importancia de la vacunación de gripe especialmente en embarazadas y aquellas personas en contacto con estos niños. Los autores comentan que la mayor presencia de menores de 3 meses podría explicarse parcialmente por una mayor tendencia a ingresar a niños con fiebre de este grupo de edad para descartar otras patologías. Una de las limitaciones principales del estudio es el hecho de incluir la temporada pandémica que tiende a aumentar el número de ingresos durante el periodo de estudio y por lo tanto a sesgar los resultados del mismo.

[mas información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 128 129 130 131 132 143


Subir al menú