image_pdfimage_print

Un estudio de diez años sobre la inmunogenicidad y seguridad de la vacuna AS04-HPV-16/18 en adolescentes de 10 a 14 años

1/11/2019

Schwarz T, Huang L, Valencia A et al. A ten-year of immunogenicity and safety of the AS04-HPV-16/18 in adolescent girls ages 10-14 years. Hum Vacc Immunother 2019. https://doi.org/10.1080/21645515.2019.1625644

Resultados del seguimiento de la seguridad e inmunogenicidad a diez años del ensayo clínico fase III de la vacuna bivalente frente al virus del papiloma humano en mujeres que fueron vacunadas con tres dosis cuando tenían entre diez y catorce años.

A los 120 meses, las 418 analizadas (según protocolo) eran seropositivas para los anticuerpos frente a los oncotipos 16 y 18, con media geométrica de concentración de anticuerpos de 1589.9 y 597.2 para 16 y 18, respectivamente y para las seronegativas basalmente. En ese punto de corte el 87.7% y el 85.1% permanecían seropositivas con GMT de 242.9 y de 204.7 para HPV31 y HPV45, respectivamente. En los diez años de seguimiento no se registraron efectos adversos o desenlaces no deseados en el embarazo y parto.

Los autores concluyen que tres dosis de vacuna adyuvada en niñas de 10 a 14 años generan respuesta inmune satisfactoria que de momento dura diez años frente a los tipos vacunales 16 y 18 y frente a oncotipos relacionados: 31 y 45. Los modelos matemáticos apuntan a que frente a los tipos vacunales persistirán hasta cincuenta años. Ello implicaría que, aunque no se conoce el subrogado sérico de protección al no haber fallos de vacunación, las mujeres de sesenta años estarían protegidas sin necesidad de recibir dosis de recuerdo si hubieran sido vacunadas de preadolescentes.

Artículos relacionados

¿Una dosis de la vacuna contra el virus del papiloma humano es tan efectiva como tres ? Un análisis de cohorte nacional

1/11/2019

Brotherton J, Budd A, Rompotis Ch et al. Is one dose of human papillomavirus vaccine as effective as three? A national cohort analysis. Papillomavirus Research (2019), doi: https://doi.org/10.1016/j.pvr.2019.100177

Análisis de cohortes australianas para evaluar la efectividad de la vacuna tetravalente frente al papilomavirus humano frente a CIN2 y AIS hasta siete años tras la vacunación y según el número de dosis recibidas.

Para ello ligan los registros de cribado de cáncer cervical con el registro nacional de vacunación frente a VPH, con el index de fallecimientos y con los registros de cáncer en mujeres que tenían menos de quince años cuando recibieron la vacuna y que pasaron un test de cribado entre 2007 y 2014. Incluyeron 250.648 mujeres de las que 48.845 no habían recibido vacuna, 174.995 con tres dosis, 18.190 con dos dosis y 8.618 con una dosis de vacuna. El cociente de riesgos ajustado fue significativamente inferior para los tres grupos de vacunadas respecto a las no vacunadas (0.65 para 1 dosis, 0.61 para 2 y 0.59 para 3 dosis). Al ajustar las vacunadas por la edad en la que se vacunaron, este cociente fue comparable para las de una (1.01 con IC 95%: 0.81-1.26) y dos dosis (1.00 con IC 95%: 0.85-1.17), respecto de las de tres.

Al comparar con una cohorte histórica de mujeres apareadas por edad se comprobó que los resultados no se debían en exclusiva a la protección comunitaria. De confirmarse estos hallazgos, el que solo sea necesaria una dosis de vacuna reduciría los costes de los programas de vacunación y podría abrir una puerta para las campañas de vacunación masiva.

 

Artículos relacionados

¿La vacuna contra el rotavirus afecta el riesgo de invaginación intestinal a largo plazo en los bebés de EE. UU.?

27/10/2019

Burke R, Tate J, Dahl R et al. Does rotavirus vaccination affect longer-term intussusception risk in US infants? Journal  of the Pediatrics Infectious Diseases Society J Published: 14 June 2019

Al no disponer de estudios acerca de si el riesgo de invaginación intestinal a largo plazo difiere según si la persona ha sido vacunada, los autores utilizan datos administrativos en una cohorte longitudinal para examinar diferencias en niños de los Estados Unidos seguidos hasta que cumplían los dos años de edad. La importancia sería doble: por una parte ya que es posible que la vacunación desencadene una invaginación en lactantes susceptibles, pero si la vacuna cambia el momento del padecimiento más que el riesgo, el riesgo global de invaginación no aumentará en el seguimiento a largo plazo, y por otra parte comprobar si la vacuna disminuye el riesgo a largo plazo al evitar la infección natural (se ha sugerido que puede ser causa de invaginación).

Los autores encontraron que la recepción de una serie completa de vacunación frente a rotavirus no se asocia con un incremento en el largo plazo de padecer invaginación y lo que es más sorprendente que hay un descenso del 21%, a los dos años, del riesgo de padecer una invaginación incluyendo el periodo de máximo riesgo que es el inmediatamente posterior a la vacunación.

Tras exponer las limitaciones del estudio como la no representatividad de toda la población del país, ausencia de datos de control de posibles factores de confusión y que los códigos ICD-9 e ICD-10 de invaginación no sean completamente sensibles y/o específicos y que, además, no se confirmaron por revisión de la historia clínica, concluyen que sus datos apoyan el alto perfil de seguridad de la vacuna en el largo plazo.

Artículos relacionados

Comparación de la respuesta de anticuerpos por sexos después de la vacunación en la infancia los Países Bajos

25/10/2019

Hoes J, Knol M, Mollema L et al. Comparison of antibody response between boys and girls after infant and childhood vaccinations in the Netherlands. Vaccine E pub ahead of print July 4

Con datos procedentes del estudio holandés Pienter2, encuesta de seroprevalencia poblacional y transversal, llevado a cabo entre febrero 2006 y junio 2007, destinado a monitorizar la protección y los títulos de anticuerpos frente a enfermedades infecciosas incluidas en el programa nacional de inmunización, los autores evalúan las posibles diferencias en los niveles de inmunoglobulinas postvacunales en función del sexo. Comparan, mediante regresión linear, los niveles frente a sarampión, rubeola, parotiditis, difteria, tétanos, poliomielitis, tosferina, Hib y meningococo C en el corto (un mes a un año) y en el largo plazo (uno a tres años) tras las vacunaciones infantiles según el género del vacunado/a.

En el estudio se encontraron diferencias para el sarampión, parotiditis, rubeola, MenC y poliomielitis en distintos puntos de corte. Los GMC niñas/niños oscilaron entre 1.10 para poliovirus tipo 1 en el primer año tras el primer recuerdo a 1.90 para Men C en el primer año tras las vacunación del lactante. No hubo diferencias significativas entre sexos para difteria, tétanos, tosferina y Hib en ningún punto de estudio. Las proporciones con niveles protectores solo diferían en el periodo 1 a 3 años tras la vacunación del lactante para parotiditis (82.5% para varones y 91.9% para mujeres, p=0.046), para MenC (7.0% vs 18.2% con p=0.015) y para poliovirus tipo 1 (87.8% vs 95.9% con p= 0.047).

Los autores concluyen que aunque las mujeres tienen, en general, mejores respuestas inmunes, no existen diferencias mayores en cuanto a protección. Los motivos de las diferencias podrían estar relacionados con el medio hormonal o en genes del sistema inmune localizados en el cromosoma X.

Coberturas globales de vacunación de rutina en 2018

25/10/2019

Peck M, Gacic-Dobo M, Diallo M et al. Global Routine vaccination coverage, 2018. MMWR 2019;68:943-947

Informe que presenta las estimaciones de coberturas de vacunación a escala mundial, regional y nacional para el año 2018, con datos procedentes de la Organización Mundial de la Salud y de UNICEF.

Desde la implantación del Expanded Programme on Immunization en 1974, se han hecho importantes progresos; de manera que para el año en estudio, 2018, el 90% de los niños recibieron al menos una dosis de DTP y 86% recibieron tres dosis  y al menos una de sarampión. A escala mundial 19.4 millones de niños no estaban completamente vacunados de DTP de los que el 70% no habían recibido ninguna dosis de DTP.

Respecto a los países que ofrecen una segunda dosis de vacuna de sarampión en el segundo año de vida, la cobertura aumentó del 19% en 2007 al 54% en 2018, pasando del 36% en 2007 al 69% en 2018 para aquellos países que la ofertan a partir de los tres años de vida. No obstante, existen importantes diferencias entre países, especialmente para las vacunas de más allá del primer año de vida. Para DTP1 la cobertura en la Región Africa es del 84% y del 97% en Europa. De los países con menores coberturas de DTP3, La India y Nigeria aportaban el mayor volumen de población. Para sarampión, la cobertura con una dosis osciló del 74% en Africa al 95% en el Pacífico Oeste y en Europa. La vacuna frente a rotavirus se ha introducido en 101 países con una cobertura mundial que ha pasado del 8% en 2010 al 35% en 2018. En este periodo también han aumentado las coberturas para neumococo (11% a 47%), rubeola (35% a 69%), Haemophilus (40% a 72%) y hepatitis B (con tres dosis, del 73% al 84%).

Artículos relacionados

Efecto sobre la inmunogenicidad del serogrupo W meningocócico cuando se administró Tdap antes, concurrente o posterior a la vacuna conjugada meningocócica CRM 197 cuadrivalente (ACWY) en peregrinos adultos de Hajj: un ensayo controlado aleatorio

19/10/2019

Tashani M, Mamoon-Badahdah A, Alfelali M et al. Effect on meningococcal serogroup W immunogenicity when Tdap was administered prior, concurren or subsequent to the quadrivalent A (ACWY) meningococcal CRM197 conjugate vaccine in aduls Hajj pilgrims: a randomised controlled trial. Vaccine 2019;37:3562-3567

Debido a que la inmunidad preexistente a una proteína transportadora puede mejorar o empeorar las respuestas inmunes a las vacunas polisacáridas conjugadas y a que en algunas situaciones es imperativa la administración concomitante de algunas vacunas, los autores, a propósito de la vacunación de peregrinos al Hajj, diseñan un ensayo clínico aleatorio controlado con placebo para examinar y comparar el efecto de la administración secuencial o concurrente de la vacuna Tdap y la vacuna MenACYW conjugada con CRM en cuanto a la respuesta frente al serogrupo W, dado que existe el antecedente de una menor respuesta cuando se administraba MenACYW-TT  y Tdap entre las tres y cuatro semanas posteriores.

Los participantes en el ensayo eran australianos de 18 a 64 años que se distribuyeron en tres brazos: a) Tdap y posteriormente (3-4 semanas) MenACYW-CRM y PnC13, b) las tres vacunas simultáneamente en el mismo acto, y c) MenACY y PnC13 y más adelante Tdap. Completaron el estudio 107 con una media de 40 años. No se observaron diferencias significativas en la respuesta a MenW (media geométrica de anticuerpos media por rSBA) entre los tres grupos aunque se constató una tendencia a unos ligeramente menores títulos en el grupo A (A: 484, B: 984 y C: 1235 con p=0.15). Tampoco se apreciaron diferencias entre grupos en cuanto al porcentaje que alcanzaron un incremento de cuatro veces en los rSBA o que alcanzaron un título ≥8.

Los autores concluyen que la recepción de la vacuna MenACYW-CRM antes, durante o posteriormente a la Tdap no tiene repercusiones en cuanto a la inmunogenicidad para el serogrupo W.

Artículos relacionados

Infecciones graves por tosferina en los Estados Unidos, 2011-2015

19/10/2019

Mbayei S, Faulkner A, Miner Ch. Severe pertussis infections in the United States, 2011-2015. Clinical Infectious Disease 2019;69:218-226

Análisis descriptivo para caracterizar las infecciones de tosferina en pacientes de cualquier edad que son hospitalizados.

Para ello identifican los casos de esa enfermedad entre el 1 de enero de 2011 y el 31 de diciembre de 2015 registrados en hospitales de siete Estados de los Estados Unidos pertenecientes al sistema Emerging Infections Program Network y los detalles clínicos mediante las historias clínicas.

Se reportaron 15.942 casos de pertussis de los que 515 fueron hospitalizados (3.2%) y 3 fallecieron. Los menores de 2 meses contabilizaron el 1.6% de todos los casos de tosferina, pero el 29.3% de las hospitalizaciones, mientras que los de 2 a 11 meses y los de más de 65 años también tuvieron altas tasas de hospitalización. Como era de esperar, los menores de 2 meses de madres vacunadas de tosferina durante el tercer trimestre y los de 2 meses a 11 años tuvieron una reducción del riesgo de hospitalización por tosferina de entre el 43% y el 66%. En el grupo de adolescentes de 12 a 20 años, el 43.5% tenían antecedentes de asma bronquial y en los de más de 65 años, el 26.8% tenían historia de enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Los autores concluyen que las personas en ambos extremos de la vida eran más vulnerables a padecer infecciones pertúsicas graves, aunque se registraron episodios de hospitalizaciones en todas las edades. Es muy importante la monitorización continuada de las infecciones graves para ayudar a valorar las opciones de prevención, tratamiento y control de la tosferina.

Artículos relacionados

Efectos de la vacunación secuencial contra la gripe A (H1N1) pdm09 sobre la disminución de los anticuerpos

19/10/2019

Zelner J, Petrie J, Trangucci R et al. Effects of sequential influenza A (H1N1) pdm09 vaccination on antibody waning. The Journal of Infectious Disease 2019;220:12-19

Análisis bayesiano para investigar la cinética de anticuerpos frente a la gripe A/California/07/2009 (H1N1) pdm09 en participantes del estudio HIVE (estudio de cohortes prospectivo en domicilios con niños que vivían en la localidad de Ann Arbor, Michigan, y zonas aledañas) a lo largo de cinco temporadas gripales y para comparar los patrones de waning de anticuerpos y de respuesta inmune a recuerdos tras la vacunación, en función de vacunación previa.

Las cohortes a estudiar eran niños y adultos entre 2011 y 2016 y en cuyas temporadas gripales no cambió la cepa vacunal. Se dispuso de 20157 muestras de suero correspondientes a 388 personas. En vacunaciones sucesivas el promedio de los títulos postvacunales fueron similares en las distintas temporadas, pero la tasa de waning de los mismos aumentó con cada vacuna recibida. Se estimó que la vida media de los anticuerpos decreció de 32 meses (IC 95%: 22-61) tras la primera vacunación a nueve meses (IC 95%: 7-15 meses) tras la vacunación número siete.

Los autores concluyen que aunque la tasa de waning de anticuerpos aumentó a medida que administraban más dosis de vacuna antigripal, la edad media de ellos era más duradera que en una temporada gripal típica en aquellos que más dosis habían recibido. El patrón de la respuesta a los recuerdos y el waning podría ser diferente para el subtipo A/H3N2 que es el que evoluciona más rápidamente y el que se asocia con disminución de la efectividad con vacunaciones repetidas. Sus hallazgos, en cuanto al subtipo H1N1, avalan las actuales recomendaciones de vacunar en la primera oportunidad que se presente.

Artículos relacionados

Impacto de una campaña de vacunación masiva contra la enfermedad meningocócica del serogrupo B en la región de Saguenay-Lac-Saint-Jean de Quebec cuatro años después de su lanzamiento

19/10/2019

Deceuninck G, Lefebvre B, Tsang R et al. Impact of a mass vaccination campaign against serogroup B meningococcal disease in the Saguenay-Lac-Saint-Jean region of Quebec four years after its launch. Vaccine 2019;374243-4245

A raíz de la implantación en mayo de 2014 de una vacunación frente a meningococo B en menores de 20 años con el preparado 4CMenB en la región canadiense de Saguenay Lac St Jean (SLSJ), a raíz de un brote causado por la cepa 269 (MATS al menos de 85%), los autores plantean un estudio para evaluar, cuatro años más tarde, la protección directa, la indirecta (comunitaria) y el impacto global de la campaña teniendo en cuenta el descenso de la incidencia de enfermedad meningocócica invasiva por segorgrupo B otras regiones entre 2014 y 2018.

Establecen dos periodos de estudio: pre entre 2006 y 2014 y el post entre julio 2014 y junio 2018. En el periodo pre la incidencia pasó de 3.4/100.000 personas/año a 0.5/100.000 tras implantar la medida (descenso del 87%), aunque en otras regiones también descendió pero en menor medida (58% con p<0.0001). En Saguenay Lac St Jean el descenso fue más acusado en el grupo diana de vacunación (96%). Entre 2014 y 2018 se registraron cinco casos de enfermedad meningocócica por serogrupo B, de los cuales uno a los cuatro años de recibir dos dosis de vacuna a los dos años y causado por la cepa ST269. Los otros cuatro tenían más de 20 años.

La efectividad de la vacuna fue del 79% (-231 a 99) teniendo en cuenta la tasa de 0.51 en vacunados (un caso) versus 2.45 en no vacunados (un caso) en edad diana. Ajustando por tendencias temporales, el efecto global de la campaña de vacunación tuvo una significación en el límite (RR: 0.14 con CI: 0.02-1.02 con p=0.05), lo que implica una reducción del riesgo de enfermedad del 86% (-2 a 98).

Los autores entiende que sus datos proporcionan algunas evidencias de la efectividad (aunque con amplios intervalos de confianza) de la campaña de vacunación y  la vacuna. No encontraron evidencias de inmunidad de rebaño en la población no vacunada, especialmente en los adultos.

Artículos relacionados

Eficacia de la vacuna contra la tosferina acelular e inmunidad menguante en Alberta, Canadá: 2010–2015, un estudio de la Red de Investigación de Inmunización Canadiense (CIRN)

13/10/2019

Bell Ch, Russell M, Drews S et al. Acellular pertussis vaccine effectiveness and waning immunity in Alberta, Canada: 2010-2015, a Canadian Immunization Reserach Network study. Vaccine 2019;37:4140-4146

Estudio de efectividad de la vacuna acelular frente a tosferina (reemplazó a la de célula entera en todas las edades en 1997) en la provincia de Alberta, Canadá en personas menores de quince años, mediante diseño de casos y controles test negativo.

Se incluyó a los pacientes con PCR positiva entre el uno de enero de 2010 y el 31 de agosto de 2015, clasificándose el estado de vacunación en función del esquema de vacunación de la provincia en completa, incompleta o no vacunado. Se excluyeron aquellos que hubieran recibido una o más dosis de vacuna de célula entera. Para estimar los odds ratio ajustadas desde la última dosis de vacuna recibida se usaron modelos de regresión logística multivariante, y los ajustes se hicieron por estado de vacunación, edad, sexo, ingresos, ámbito rural o urbano y presencia de comorbilidades. De los 12.149 tests disponibles fueron positivos a Bordetella pertussis 936 (7.7%). En la cohorte global la efectividad llegó al 90% (87-92) al año de la última dosis, al 81% (77-85) entre el primer y tercer año, al 76% (68-82) entre los cuatro y siete años y al 37% (11-56) a los ocho o más años.

Los autores concluyen con que sus resultados apoyan la alta efectividad de la vacuna en los primeros doce meses para ir decayendo con el tiempo. Ello implicaría que un porcentaje no desdeñable de adolescentes y adultos jóvenes son susceptible a la infección por el patógeno y que, por tanto, se podrían necesitar boosters periódicos a lo largo de la adolescencia y hasta llegar al embarazo.

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 4 130


Subir al menú