Vacunación antigripal o antimeningocócica durante el embarazo y mortalidad en gestantes y lactantes

14/08/2020

Clark D, Omer S, Tapia M et al. Influenza or meningococcal immunization during pregnancy and mortality in women and infants. Pediatr Infect Dis J The Pediatric Infectious Disease Journal: May 1, 2020 – Volume Online First – Issue – doi: 10.1097/INF.0000000000002629

Con el objetivo de explorar el impacto de la vacunación antigripal en la embarazada sobre la mortalidad por todas las causas tanto en las madres como en sus hijos, los autores analizan los resultados de un pool de ensayos clínicos controlados procedentes de Nepal y Sudáfrica.

Como la vacuna antimeningocócica conjugada A también pudiera tener un impacto biológico en ese outcome, comparan por separado la mortalidad en las mujeres vacunadas de gripe y en sus hijos a la mortalidad de las embarazadas de Mali donde además de la antigripal también reciben la vacuna antimeningócocica (VAM) y la utilizan como control.

Globalmente, no encontraron una asociación entre la vacunación antigripal y la mortalidad materno-infantil en los ensayos que utilizaron placebo como control. En Mali la mortalidad fue menor en niños cuyas madres fueron vacunadas con VAM, comparada con la de los nacidos de madres que recibieron la antigripal en periodos de baja o nula circulación del virus. Por otra parte, hay evidencias de que el aumento de circulación del virus gripal se asocia con mayor incidencia de enfermedad meningocócica durante ese periodo, lo que explicaría el porqué de que haya menos fallecimientos en el grupo control de VAM en las semanas con escasa o nula circulación vírica.

Concluyen con que los beneficios de la vacunación frente a meningococo en las embarazadas en lo que respecta a sus hijos podría suponer un área de investigación futura.

 

Patrones de vacunación antigripal y efectividad de la vacuna en niños pequeños de EE.UU. que reciben atención ambulatoria por una enfermedad aguda del tracto respiratorio

14/08/2020

Chung J, Flannery B, Gaglani M et al. Patterns of influenza vaccination and vaccine effectiveness among young US children who receive outpatient care for acute respiratory tracts illness. JAMA Pediatrics published on line May 4, 2020

Debido al escaso conocimiento acerca de la protección clínica que ofrecen una o dos dosis de vacuna antigripal inactivada en la infancia, los autores diseñaron un estudio de casos y controles test negativo en las temporadas de 2014-2015 a 2017-2018 en niños de seis meses a ocho años que recibieron asistencia ambulatoria por enfermedad aguda del tracto respiratorio superior.

El objetivo del estudio fue conocer el patrón de vacunación y comparar la efectividad vacunal frente a gripe confirmada médicamente atendida en primaria según el numero de dosis recibidas.

Tras definir el estar completa o parcialmente vacunado, estudiaron a 7533 niños de los que 3480 eran niñas, 62% eran blancos no hispanos, y 4871 eran menores de cinco años. 3912 no estaban vacunados en la temporada en la que se reclutaron, 2924 estaban completamente vacunados y 697 lo estaban parcialmente. La efectividad vacunal ajustada frente a cualquier gripe fue del 51% (44-57) en los completamente vacunados y del 41% (25-54) en los parcialmente vacunados. Al analizar los niños naïve (no habían recibido ninguna dosis) de seis meses a dos años, la efectividad de dos dosis llegó al 53% (28-70) y la de una dosis al 23% (-11 a 47). Los que habían recibido dos dosis era menos probable que resultaran positivos respecto de los de una dosis (OR ajustada de 0.57 con IC 95%: 0.35-0.93.

A pesar de las limitaciones, excluyen las vacunas antigripales atenuadas, una editorial acompañante apoya la política de administrar dos dosis de vacuna a aquéllos que la reciben por primera vez. Por otra parte, instan a mejorar las coberturas de vacunaciones “completas”.

 

Administración prenatal de inmunoglobulina anti hepatitis B y vacuna de la hepatitis B para prevenir la transmisión de madre a hijo en mujeres embarazadas con antígeno de superficie del virus de la hepatitis B positivo. Una revisión sistemática y un meta-análisis

14/08/2020

Chen Z, Zeng M, Liu D et al. Antenatal administration of hepatitis B immunoglobulin and hepatitis B vaccine to prevent mother to child transmission in hepatitis B virus surface antigen positive pregnant women. A systematic review and meta-analysis. Medicine (Baltimore) 2020;99:16 (e19886)

Revisión sistemática y metaanálisis tendente a evaluar los beneficios y daños de la administración de inmunoglobulina anti hepatitis B más vacuna frente a esa infección en mujeres gestantes positivas al AgsHB al objeto de evitar la transmisión del virus al recién nacido. La base científica del estudio reside en que hay algunos estudios, controvertidos, que abogan por la administración conjunta por poder evitar la infección intrauterina.

Revisaron la bibliografía científica en las bases de datos desde su fundación hasta diciembre de 2017 para incluir solamente ensayos clínicos controlados. Incluyeron 16, con un total de 2440 gestantes positivas al antígeno de superficie. Al comparar con el placebo (no administración de ninguno de los dos preparados) se observó un descenso significativo en el número de recién nacidos que eran AgsHB+ (RR: 0.2, IC 95%: 0.18-0.40) y VHB-ADN positivos (RR. 0.25, IC 95%: 0.09-0.1). A los doce meses de seguimiento, el número de lactantes positivos al antígeno de superficie continuó descendiendo y ascendiendo los que eran positivos al AntiHBs en el grupo de administración conjunta.

Al comparar los dos fármacos con únicamente la administración de inmunoglobulina no hubo diferencias significativas en cuanto a los recién nacidos positivos al antígeno, pero sí había menor número, significativo, de neonatos con antígeno positivo. Los autores concluyen que dadas las muchas e importantes limitaciones del estudio (muchas e importantes a juicio del redactor de esta recensión bibliográfica) se necesitan datos de calidad y a largo plazo de eficacia y seguridad.

 

Tendencia de las notificaciones de efectos adversos acontecimientos tras la vacunación (AEFI) frente al virus del papiloma humano en la Comunidad Valenciana – España (2008-2018)

14/08/2020

Egoavil C, Tuells J, Carrerasa J et al. Trends of adverse events following immunization (AEFI) reports of human papillomavirus vaccine in the Valencian Community –Spain (2008-2018). Vaccines 2020;8:117

Los autores, sanitarios de la Comunidad Valenciana, llevan a cabo un estudio descriptivo de la tasa de reportes de efectos adversos tras la recepción de la vacuna frente al virus del papiloma humano. Los datos los obtuvieron del sistema español de farmacovigilancia de reacciones adversas (FEDRA) y las tasas de reporte se calcularon empleando las dosis distribuidas como denominador. Analizaron las tendencias en los reportes mediante el cambio anual de porcentajes.

Los reportes descendieron entre 2008 y 2018 distribuidos en dos periodos. Entre 2009 y 2011 se observó un rápido descenso pasando de 192.2 a 24.93 por 100.000 dosis, lo que supone un cambio anual del -54.9% (IC 95%: -75.2 a -17.7), para pasar posteriormente a una tendencia estable (cambio anual de -13% con IC 95%: -26.1 a 2.4). Al analizar los resultados por grupos de edad, solamente los de 14 a 15 años siguieron con esa tendencia con -58.4% (IC 95%: -73.9 a -33.8) durante el periodo 2008-2011 y de -8,8% (IC 95% de -27.7 a 15) para el periodo 2011-2018. La mayoría de las notificaciones (73.82%) no eran graves e incluían reacciones locales, cefaleas y mareos. En 2009 se realizaron 110 notificaciones y 12 en 2018.

Los autores concluyen que los reportes han descendido considerablemente con dos tendencias en las niñas de 14 a 15 años. Este descenso lo atribuyen al efecto Weber (mayor número de reportes en los inicios de la introducción de una vacuna al no estar los proveedores familiarizados con la misma).

 

¿Existe un mayor riesgo de desarrollar síndrome de Guillain-Barré con la vacunación antigripal estacional? Una revisión sistemática y metaanálisis

7/08/2020

Petras M, Lesnas I, Dánova J et al. Is an increased risk of developing Guillain-Barre sindrome associated with seasonal influenza vaccination? A systematic review and meta-analysis. Vaccines 2020;8.150

Los autores llevan a cabo una revisión sistemática de la literatura y un metaanálisis para investigar si existe un riesgo de padecer un síndrome de Guillain-Barré (SGB) tras recibir la vacuna antigripal estacional.

Se centraron en los reportes de SGB tras la vacuna inactivada temporada a temporada para excluir los efectos del uso extraordinario de la vacuna antigripal pandémica monovalente con/sin adyuvantes. Identificaron 421 publicaciones de las que se descartaron 399, con lo que analizaron 22 estudios epidemiológicos publicados entre 1981 y 2019.

Los resultados primarios del metaanálisis apuntaron a que no existía riesgo de SGB asociado a la vacunación (efecto tamaño no asociado a potenciales factores de confusión del tipo del subtipo H1N1 pandémico) de 1.15 (IC 95%: 0.97-1.35). Por el contrario, se observó un riesgo obvio en pacientes con enfermedad tipo gripal previa con un efecto tamaño de 9.6 (IC 95%: 4.0-23.0). Mientras que el metaanálisis no confirmó el riesgo putativo de un SGB asociado a la vacunación antigripal, ésta reduce el riesgo de desarrollar el síndrome asociado a una enfermedad del tipo gripal en aproximadamente un 88%. No obstante, al objeto de disponer de evidencias sólidas, está justificado llevar a cabo más estudios epidemiológicos para que se pueda establecer una posible coincidencia entre un cuadro gripal previo y el SGB.

 

Seguridad de la vacuna antigripal en mujeres embarazadas en relación a resultados adversos al nacimiento: un estudio de cohorte prospectivo en Japón

7/08/2020

Ohfuji S, Deguchi M, Tachibana D et al. Safety of influenza vaccination on adverse birth outcomes among pregnant women: a prospective cohort study in Japan. Int J Infect Dis 2020;93:68-76

Estudio prospectivo de cohortes para evaluar la seguridad de la vacuna antigripal inactivada en 10330 embarazadas japonesas, en su vertiente de patologías relacionadas con el parto: abortos, muerte fetal, partos prematuros, bajo peso al nacer y malformaciones.

Los antecedentes de vacunación procedían de cuestionarios antes y después de la temporada gripal 2013/14. Se registraron efectos adversos en 641 (10%) de las 6387 gestantes no vacunadas y en 356 (9%) de las que recibieron la vacuna. Tras ajustar por los potenciales factores de confusión, la vacunación en la gestación no se asoció con el riesgo de efectos adversos con odds ratio de 0.90 en IC 95%: 0.76-1.07. La vacunación en el primer o segundo trimestre tampoco mostró asociación con los outcomes reseñados, mientras que la recepción a lo largo del tercer trimestre se asoció inesperadamente con un descenso significativo en la aparición de dichas secuelas (OR: 0.70 con IC 95%: 0-51-0.98).

Los autores, tras exponer las limitaciones del estudio (modo de recogida de los antecedentes de vacunación, infrarregistro de peso, tabaquismo y consumo de alcohol, no ser representativos del área de estudio) concluyen que sus hallazgos indican que la vacunación antigripal de la gestante no tiene efectos adversos en el feto, independientemente del trimestre en el que recibió la vacuna.

¿Existe un correlato de protección para la vacuna frente al sarampión?

7/08/2020

Plotkin S. Is there a correlate of protection for measles vaccine? J Infect Dis 2020;221:1571-1572

El autor comienza su artículo reconociendo que no es fácil definir un subrogado de protección para una determinada vacuna y que aunque el umbral de 120 UI/mL empleado para el sarampión es útil, no se ha podido confirmar su precisión. Esto es así por varios motivos. Los niveles de anticuerpos se medían por técnicas de ELISA, que no mide los anticuerpos respecto a su función ni la inmunidad celular que pudiera ser adyuvante de la inmunidad. Por otra parte, y aunque la mayoría de los vacunados permanecen positivos indefinidamente, pudiera ser importante la circulación de nuevos genotipos de virus (B3, D8), tal como ocurre con la parotiditis, que no fueran neutralizados por los anticuerpos séricos del vacunado. Otro factor a considerar es el del waning inmunitario como se está constatando en los actuales brotes en los que una parte importante de los enfermos habían recibido dos dosis de vacuna.

Adicionalmente, hay que considerar la aparición de casos subclínicos o paucisintomáticos en vacunados que pudieran excretar virus a contactos. Por tanto, aboga por investigar nuevos subrogados de protección basados en anticuerpos neutralizantes o en otras funciones inmunes. La comunidad científica debería aprovechar la actual situación epidémica originada, en parte por la resistencia a la vacunación o a la propia ignorancia, para definir definitivamente los subrogados de protección.

 

¿Cuál es la evidencia para apoyar un correlato de protección para el sarampión? Una revisión sistemática

7/08/2020

Bolotin S, Hughes S, Gul N et al. What is the evidence to support a correlate of protection for measles? A systematic review. J Infect Dis 2020;221:1576-1583

Tradicionalmente, se asume que el subrogado sérico de protección frente al sarampión es de 120 mUI/mL. Por ello, los autores llevan a cabo una revisión sistemática de la literatura para examinar la evidencia que apoye esa afirmación.

La búsqueda abarcó desde la constitución de cada base de datos hasta enero de 2018. Tras una primera búsqueda de 14778 artículos que reportaban el subrogado de protección, seleccionaron 43, y solo cinco estudios de ellos se seleccionaron por cumplir requisitos de análisis. Estos, se referían bien a la concentración de anticuerpos preexposición junto a los síntomas tras la exposición al virus, o bien a la proporción de casos de sarampión que tenían anticuerpos previos por encima de un umbral inmunitario especificado por sus autores. En este sentido, las variaciones en los métodos de laboratorio complican las comparaciones entre ellos. Por otra parte, algunos estudios que asumen el subrogado de 120 mUI/mL identificaron personas sintomáticas con títulos preexposición por encima de ese umbral.

Concluyen que sus hallazgos subrayan la escasez de datos acerca de ese umbral universalmente aceptado, lo que debería llevar a disponer de más evidencias que caractericen ese umbral. Será de mucha utilidad para evaluar los casos de sarampión modificado y se podría profundizar en este parámetro al estudiarlo a propósito de las epidemias actualmente en curso en varios países.

 

Avances en la prevención del cáncer cervical: eficacia, efectividad, ¿eliminación?

31/07/2020

Sundström K, Elfström K. Advances in cervical cancer prevention: efficacy, effectiveness, elimination? PLOS Medicine 2020;17(1):e1003035

Artículo de reflexión firmado por investigadoras del Instituto Karolinska de Estocolmo en el que se plantean las perspectivas de eliminación del cáncer cervical en el mundo, tal como planteó la OMS en 2018, para que el objetivo ya no sea la contención o el control sino hacer desaparecer uno de los mayores carcinógenos conocidos.

La creciente evidencia sugiere que hay perspectivas para ello cuando la tasa de cáncer caiga a un mínimo de 4 casos/100.000 mujeres/año. Australia, en relación a este objetivo, ya se ha planteado un plan de eliminación a veinte años. Las bases para la eliminación consisten en una doble estrategia en la que la vacunación de los adolescentes se complementa con una mayor cobertura del cribado en mujeres, de manera que se llegue a un 90:70:90, o lo que es lo mismo: 90% de vacunadas, 70% de cobertura de cribado y 90% de tratamiento efectivo a las mujeres diagnosticadas de patología cervical.

Desgraciadamente, los países de baja renta están muy lejos de llegar a esos números: en 2014 las vacunadas en esos países suponían el 1% de las vacunadas a escala mundial. Para ello se necesita que la vacuna se acepte, esté disponible y sea económicamente asequible. Independientemente del coste y del mantenimiento de la cadena de frío, ha aparecido otro obstáculo a la eliminación que viene dado por la situación de desabastecimiento de vacuna a escala mundial que se podría obviar, al menos parcialmente, con un esquema de dos dosis para las mayores de catorce años.

En los países de alta renta, los obstáculos tienen otro origen. Francia tiene coberturas de vacunación por debajo del 20% y en Suecia, no se llega a un 90% en las coberturas de vacunación.

 

Persistencia de anticuerpos a largo plazo tras una dosis de refuerzo de una vacuna antimeningocócica cuadrivalente (ACWY) conjugada con toxoide tetánico en niños sanos de 5 años

31/07/2020

Vesikari T, Forsten A, Laudat F et al. Long-term antibody persistence after a booster dose of quadrivalent meningocovccal ACYW-tetanus toxoid conjugate vaccine in healthy 5-year-old children. Vaccine 2020:38:3902-3908

Estudio de seguimiento de seguridad y duración de anticuerpos en una cohorte de niños inmunizados entre los 12 y 23 meses con una vacuna antimeningocócica tetravalente ACYW conjugada con toxoide tetánico o una antimeningocócica C conjugada con CRM197.

En la primera extensión del estudio, los que completaron la primovacunación con una dosis recibieron una dosis booster cuatro años más tarde con la misma vacuna. En este estudio se reporta una segunda extensión en la que se estudian los parámetros anteriores a los dos o seis años del recuerdo. La inmunogenicidad la estudian mediante ABS con complemento de conejo o complemento humano y umbrales de protección de 1:8 o 1:4, respectivamente. Miden, además, la media geométrica de los títulos de anticuerpos.

Enrolaron a 184 personas, 159 para la tetravalente y 25 para la monovalente. Para la primera vacuna, el porcentaje de sujetos con rABS≥1:8 osciló entre el 96.7% al 100%, según el serogrupo a los dos años, y entre el 71.6% y el 94.0% a los seis años. Los títulos de anticuerpos medidos con complemento de conejo fueron descendiendo progresivamente hasta el año dos-cuatro para mantenerse estables con posterioridad. En ese mismo grupo y a los dos años, el porcentaje con títulos hABS ≥1:4 oscilaron entre el 70.0% y el 100%. A los seis años oscilaron entre el 58.5% y el 98.5%. Para las dos maneras de medición de ABS, para los GMT, y respecto al serogrupo C, no hubo diferencias entre los dos grupos de vacunados.

Los autores concluyen que sus resultados apuntarían a que la protección frente a la enfermedad meningocócica invasora persistiría hasta los años de mayor vulnerabilidad, como serían los de la adolescencia.

 

image_pdfimage_print
1 2 3 4 5 147


Subir al menú