Vacuna frente a la varicela con cepa OKA en dos adolescente

7/03/2020

Harrington W, Mató S, Burroughs L et al. Vaccine OKA varicella meningitis in two adolescents. Pediatrics 2019;144:e20191522

Descripción de dos casos de meningitis/encefalitis en dos adolescentes de catorce años, uno inmunocompetente y otro inmunodeprimido, que recibieron dos dosis de vacuna de varicela (cepa OKA, VVZ) en la infancia (1 y 4 años y 1 y 10 años, respectivamente), lo que implica que a pesar de la robusta respuesta inmune tras dos dosis, la cepa OKA puede reactivarse en un ganglio dorsal y con diseminación ulterior al sistema nervioso central.

Los dos casos cursaron con signos cutáneos de lesiones de herpes zóster en las que se aisló la cepa vacunal respondiendo bien al tratamiento con aciclovir.

El caso descrito en el adolescente inmunodeprimido sugiere que los pacientes esa situación mantenida en el tiempo puede suponer un riesgo de reactivación del virus bien salvaje o vacunal como en los casos expuestos.

Los autores exponen que en sus pacientes seropositivos al virus varicela zóster que se someten a un trasplante de progenitores hematopoyéticos reciben profilaxis con aciclovir hasta ocho meses después de haber suprimido la terapia inmunosupresora o hasta un año después del trasplante.

  • Vacuna frente a la varicela con cepa OKA en dos adolescentes

Continúa la circulación de rotavirus en niños y adultos a pesar de la alta cobertura de vacunación contra rotavirus en Finlandia

7/03/2020

Markkula J, Hemming-Harlo M, Savolainen-Kopra C et al. Continuing rotavirus circulation in children and adults despite high coverage rotavirus vaccination in Finland. J Infect E pub ahead of print  September 30, 2019

Finlandia dispone del más exitoso programa de vacunación sistemática infantil frente a rotavirus con una cobertura del 91%-93% y una efectividad demostrada en los estudios de seguimiento postcomercialización del 96%. Utilizan la vacuna pentavalente administrada en esquema 2, 3 y 5 meses.

En este estudio prosiguen con las labore de vigilancia al objeto de detectar cambios en las cepas circulantes de rotavirus en diferentes grupos de edad. Cubre cinco años, desde 2013 hasta 2018, o lo que es lo mismo de cinco a nueve temporadas desde la implantación de la vacunación. Se registraron tres clusters de enfermedad relacionados con la edad: niños con fallo primario o secundario de vacunación, escolares no vacunados y adultos.

Como hallazgo importante destacan la emergencia de la cepa G12P[8], la cepa G9P[8] y la nueva G9P[4], aunque el número de gastroenteritis por rotavirus permanece constante lo que sugiere que la vacuna mantiene una alta efectividad frente a la enfermedad grave, y que probablemente frente a este outcome la efectividad no es específica de genotipo.

Otro hallazgo remarcable fue el constatar que en los dos últimos años la enfermedad en la persona mayor se caracteriza por la presencia de los tipos emergentes antes mencionados y no se detectaron cambios en la prevalencia de le enfermedad en ese grupo etario, lo que implica que es probable que la vacuna no genere protección comunitaria.

Concluyen que la enfermedad puede controlarse pero no ser erradicada con un satisfactorio programa de vacunación. Debido a la circulación continuada de virus salvaje en niños y adultos, cualquier protección comunitaria desaparecerá con el tiempo. Falta por comprobar si el nuevo genotipo G12P[8], es capaz de causar más enfermedad breakthrough en vacunados que los otros reemplazantes.

Artículos relacionados

Niveles de anticuerpos contra el sarampión en lactantes

6/03/2020

Science M, Savage R, Severini A. Measles antibody levels in young infants. Pediatrics 2019,144:e20190630

Estudio poblacional llevado a cabo en el Hospital for Sick Children de Ontario para conocer la susceptibilidad al sarampión en los menores de un año en función de la edad (0 a 30 días, 31 a 60, 61 a 89, 90 a 119, 4 meses, 5 meses, 6 a 9 meses y 9 a 11 meses), para comprobar la hipótesis de que la inmunidad al sarampión en un país en vías de su eliminación, decaerá en los primeros seis meses de vida debido a que la inmunidad generada por el padecimiento de la enfermedad natural es menos potente que la obtenida tras la vacunación.

Los análisis los hicieron con la técnica de neutralización en placas por ser la más sensible disponible actualmente. Incluyeron 196 lactantes con edad media materna de 32 (18-47). En el análisis univariante la proporción de niños susceptibles aumentó a medida que aumentaba la edad. Curiosamente la susceptibilidad en los lactados al pecho fue inferior que en los de fórmula.

En la regresión logística el riesgo de susceptibilidad era más del doble por cada mes que aumentaba la edad del lactante, de manera que para una madre de 32 años la probabilidad de susceptibilidad de su hijo al mes era de 0.31 que llegaba a 0.97 a los seis meses, edad en la cual virtualmente todos los niños eran susceptibles.

Para obviar el gap de pérdida de protección y edad de la primera dosis, proponen tres potenciales consideraciones: a) estrategias infantiles, b) estrategias maternales, y c) estrategias en salud pública (mantener altas coberturas de vacunación con dos dosis). Una editorial acompañante de W Orenstein recalca esta última estrategia.

El problema surgiría en el qué hacer con los menores de seis meses en caso de brote: serología si es rápida o directamente considerarles susceptibles y receptores de inmunoglobulinas postexposición.

Artículos relacionados

Uso de la vacuna conjugada antineumocócica 13 velente y la vacuna polisacárida neumocócica 23 valente entre adultos mayores de 65 años: recomendaciones actualizadas del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización

28/02/2020

Matanock A, Lee G, Gierke R et al. Use of 13-valent pneumococcal conjugate vaccine and 23-valent pneumococcal polysaccharide vaccine among adults aged ≥65 years: updated recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices. MMWR 2019,68:1069-1075

El ACIP de los Estados Unidos decidió cuando aconsejó la introducción de la vacuna antineumocócica conjugada de trece serotipos, revisar la recomendación cuatro años más tarde al objeto de comprobar si seguía siendo eficiente una vez establecida la protección comunitaria derivada de la vacunación sistemática infantil.

A la vista de que desde 2104-2017 no se ha observado una reducción adicional de ENI por tipos vacunales en mayores de 65 años y a que estos tipos fueron los causantes de solo el 4% de todas las neumonías en 2015-2016 (cuando eran el 10% en 2014), los miembros del ACIP en reunión de junio 2019 decidieron por ocho frente a seis votos rechazar la vacunación sistemática de todos los de 65 o más años que no hubieran recibido previamente una dosis de vacuna conjugada. Las consideraciones que apoyaron esta decisión fueron: a) baja carga de enfermedad por tipos vacunales, b) mínimo impacto poblacional del uso sistemático de la vacuna en adultos, y c) la vacuna universal no supone un uso juicioso de los recursos.

Por el contrario, recomienda el uso universal de la vacuna polisacárida simple y la de la conjugada en inmunocompetentes en base a decisiones compartidas con el clínico, del tipo de existencia de patologías crónicas, residentes en asilos y residentes en áreas en las que no se vacune en la infancia o donde las coberturas sean bajas.

Artículos relacionados

Enfermedad invasiva meningocócica por el serogrupo W y uso de vacunas conjugadas ACWY como estrategia de control en Chile

28/02/2020

Villena R, Valenzuela M, Bastías M et al. Meningococcal invasive disease by serogroup W and use of ACWY conjugate vaccine as control strategy in Chile. Vaccine 2019;37:6915-6921

Estudio descriptivo de los casos de enfermedad meningocócica por serogrupo W (EMI-W) en Chile entre 2009 y 2016 y análisis de las tendencias una vez introducida la vacuna antimeningocócica tetravalente ACYW conjugada, bien conjugada con toxoide diftérico o con CRM.

Esta vacuna se introdujo a escala nacional en 2012 tras la sustitución del predominante serogrupo B por el W en niños de nueve meses a cuatro años. En el año de introducción el complejo clonal dominante era el cc-11. La incidencia de la EMI-W creció de 0.01/100.000 habitantes en 2009 a un máximo de 0.6/100.000 en 2015. Los lactantes y los mayores de ochenta años fueron el grupo etario de mayor incidencia, con un pico de 9.7/100.000 y 1.6/100.000, respectivamente, alcanzados en 2015. En los de uno a cuatro años de edad la incidencia de EMI-W cayó desde 1.3/100.000 en 2012 a 0.1/100.000 en 2016, lo que supone una reducción del 92.3% desde la introducción de la vacuna en calendario. En el mismo periodo y cohorte de edad, la letalidad decayó de un 23% a un 0%, concentrándose las altas tasas de mortalidad en los lactantes y en los mayores.

Los autores concluyen que la vacuna ha proporcionado protección directa a los vacunados aunque los efectos indirectos aún no se han observado. Abren la puerta a vacunar a varias cohortes de adolescentes para obtener protección indirecta.

 

Artículos relacionados

Tendencias del serotipo neumocócico, vigilancia y factores de riesgo en la neumonía adulta del Reino Unido, 2013-18

28/02/2020

Pick H, Daniel P, Rodrigo Ch et al. Pneumococcal serotype trends, surveillance and risk factors in UK adult pneumonia, 2013-18. Thorax E pub ahead of print October 8, 2019

Estudio observacional de cohortes prospectivo en pacientes de dieciséis o más años por neumonía adquirida en la comunidad (NAC) entre septiembre de 2013 y septiembre de 2018 y que precisaron hospitalización en dos hospitales terciarios de Reino Unido.

El estudio se inscribe en el contexto de la vigilancia de la neumonía, su clínica y los patógenos causantes, incluidos los serotipos neumocócicos, en su caso. Las analíticas de orina incluyeron las técnicas Binax-NOW, y una nueva técnica de detección de hasta 24 serotipos, Bio-plex24. Los hospitalizados con NAC fueron 2934 con una edad media de 71.3 años e ingreso en cuidados intensivos en 225 y letalidad del 7.5%.

Se identificó S pneumoniae en 1075, siendo el Binax-NOW positivo en 505, 973 en el Bio-plex24 y 111 por hemocultivo. Los autores señalan unos hallazgos que consideran claves: a) la incidencia anual ha aumentado al pasar de 32.2/100.000 en 2013 a 48.2 en 2018, b) el aumento es a expensas, predominantemente, a tipos PnC13-noPnC7 y a tipos no vacunales, c) el serotipo 3 supone más de la mitad de las NAC por PnC13-noPnC7, d) los tipos PnC13 son más probables en los pacientes de riesgo (hasta un 73% más), e) la neumonía por tipos PnPS23 es un 54% más probable en pacientes jóvenes que no pertenecen a grupos de riesgo neumocócico.

Como limitaciones exponen la reactividad cruzada del ensayo Bio-plex en las fases iniciales del estudio, el que los serotipos no tipificados se consideraron no vacunales y el realiza el trabajo en un área geográfica limitada del país.

Artículos relacionados

El cuadro clínico y la gravedad de la enfermedad meningocócica invasiva por serogrupo W en comparación con otros serogrupos en los Países Bajos, 2015-2018

28/02/2020

Loenenbach A, van der Ende A, de Melker H et al. The clinical picture and severity of  invasive meningococcal disease serogroup W compared with other serogroups in the Netherlands, 2015-2018. Clinical Infectious Disease E pub ahead of print September 26, 2019

Debido al reciente incremento del número de casos de enfermedad meningocócica por serogrupo W (EMI-W) en Holanda causados por la cepa hipervirulenta del complejo clonal CC11, se plantea un estudio para comparar el cuadro clínico y a gravedad de la EMI-W con la causada por otros serogrupos (B, C e Y).

Adicionalmente, evalúan las diferencias si las diferencias pudieran explicarse por las características del huésped (comorbilidades, edad y género). Incluyeron los casos de EMI entre 2015 y 2018 que fueron 565, de los que 204, 270, 63 y 26 fueron causados por los serogrupos, respectivamente, W, B, Y y C. La mayoría de los aislamientos pertenecían al cc11. Al comparar con otros serogrupos, los pacientes con EMI-W tuvieron mayor número de diagnósticos de septicemia (46%) o neumonía (12%9, peo menos de meningitis (17%). También presentaron con mayor frecuencia síntomas respiratorios (45%) y diarrea sin síntomas específicos de meningitis (16%). Estas diferencias persistieron al ajustar por edad, género y existencia de comorbilidades.

Los autores concluyen que las presentaciones atípicas y los desenlaces graves en los enfermos con EMI-W no se explican por los factores mencionados anteriormente.

Artículos relacionados

Evaluación del impacto de la vacuna contra la varicela en una dosis sobre la incidencia de la varicela en Argentina

22/02/2020

Barrenechea G, Bastos L. Evaluation of impact of one dose varicella vaccine on the incidence of chickenpox in Argentina. Vaccine available on line 17 October 2019

En Argentina se introdujo la vacuna frente a la varicela en 2015 con carácter gratuito y universal para los niños de quince meses. Por ello, en este estudio observacional ecológico se evalúa el impacto en la incidencia de la enfermedad con los objetivos: a) describir las series temporales para el periodo 2005 a 2017, y b) evaluar el impacto en el país.

Metodológicamente los autores emplean un modelo basado en el que se toma en cuenta la dependencia temporal. En 2016 la cobertura nacional llegó al 74% con oscilaciones entre 46.6% en Corrientes y 100% en Tucumán. En 2017 la cobertura mínima aumentó hasta el 53.8% en Entre Ríos y muchas provincias sobrepasaron el 90%. Los casos de varicela los extraen de del sistema nacional de monitorización de la salud y como fuentes secundarias de datos el censo nacional. En el país se reportaron 1.775.587 casos de varicela entre 2005 y 2017. Las series mostraron un patrón estacional y una tendencia decreciente en el número de casos de enfermedad en los años 2016 y 2017. Se constató también una reducción de la tasa de incidencia tras la introducción de la vacuna y una reducción del riesgo de transmisión.

Como limitaciones exponen la ausencia de confirmación virológica de los casos y las limitaciones derivadas de ser un estudio observacional.

Concluyen que la monitorización epidemiológica es un primer paso en la evaluación de la efectividad del programa de vacunación con una dosis de vacuna y por tanto de la potencial necesidad de recurrir a una segunda dosis.

Artículos relacionados

Seguridad de la vacuna de nueve genotipos contra el virus del papiloma humano

22/02/2020

Shimabukuro T, Su J, Marquez P et al. Safety of the 9-valent human papillomavirus vaccine. Pediatrics 2019;144:e201191791

Análisis de la seguridad de la vacuna de nueve genotipos frente a las infecciones del virus del papiloma humano mediante el sistema de detección pasiva de efectos adversos de los Estados Unidos (Vaccine Adverse Events Reporting System) en el periodo comprendido entre diciembre de 2014 y diciembre 2017. A lo largo del periodo se distribuyeron 28 millones de dosis de la vacuna. Se recibieron 7244 reportes de los que el 31.2% correspondieron a mujeres y el 21.6% a hombres (en el 47.2% no se reportó el sexo).

Globalmente, el 97.4% no se consideraron graves y los más frecuentes fueron mareos, síncope, cefalea y reacciones en el lugar de la inyección, con igual distribución ente sexos. Hubo dos reportes de fallecimientos pero ni en los datos de la autopsia ni en los certificados de defunción había información que apuntara a una relación causal con la vacunación. La tasa cruda de declaración de efectos adversos fue de 259/millón de dosis distribuidas para todos los reportes y de 7 por millón para declaraciones graves.

Respecto a Guillain-Barré, taquicardia postural ortostática, encefalitis aguda diseminada y síndrome de dolor regional complejo, los reportes fueron muy infrecuentes, la mayoría no cumplieron criterios diagnósticos o los informes no contenían suficiente información para elaborar un diagnóstico. En cualquier caso las tasas de reportes fueron menores que las halladas para la vacuna de cuatro genotipos.

Artículos relacionados

Respuesta serológica a tres series alternativas de revacunación de hepatitis B (Fendrix, Twinrix y HBVaxPro-40) en pacientes sanos que no responden: un ensayo multicéntrico, abierto, aleatorizado, controlado, de superioridad

22/02/2020

Raven S, Hoebe Ch, Vossen A et al. Serological response to three alternative series of hepatitis B revaccination (Fendrix, Twinrix, and HBVaxPro-40) in healthy non-responders: a multicentre, open-label, randomised, controlled, superiority trial. Lancet Infectious Disease published on line October 16, 2019

Ensayo clínico multicéntrico, abierto, aleatorio y controlado en holandeses inmunocompetentes de 18 a 80 años, para evaluar la pauta más inmunógena de vacunación frente a la hepatitis B en aquellos que tras una serie primaria de tres dosis de Engerix 20 mcgs o HBVaxPro 10 mcgs no llegan a un título de AntiHBs igual o superior a 10 mUI/mL.

Como revacunación recibieron alguna de estas dos vacunas (grupo control), Twirix 20 mcg, Fendrix 20 mcg o HBVaxPro 40 mcgs en régimen de tres dosis 0, 1 y 2 meses, con serología al mes de la tercera dosis. Se reclutaron 480 participantes entre 2012 y 2017 de los que el 26%, 25%, 24% y 26% recibieron vacuna control, Twinrix, HBVaxPro y Fendrix, respectivamente. A los tres meses desde el inicio de la pauta de revacunación, el 67%, 80%, 83% y el 87% alcanzaron títulos de AntiHBs ≥10muI/mL, respectivamente. En la comparativa con el control, el porcentaje de respondedores fue superior para HBVaxPro (diferencia del 21.6%, con p=0.0204) y para Fendrix (26.3%, con p=0.0006), pero no para Twinrix (25.0%, con p=0.0846). No se registraron diferencias entre efectos adversos entre grupos.

Los autores concluyen que el uso tanto de HBVaxPro 40 mcgs como de Fendrix suponen una indicación para la revacunación de inmunocompetentes no respondedores a una serie primaria de vacunación convencional.

 

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 6 7 8 9 10 143


Subir al menú