¿De verdad que los perros pueden diagnosticar la COVID-19?

Interesante artículo aparecido en Nature en el que se aborda un tema ya tratado en esta web: ¿pueden los perros diagnosticar la COVID-19? Los investigadores piensan que pueden detectar las infecciones por coronavirus con notable precisión, pero hacen falta estudios a gran escala antes de que constituyan un arma significativa como ayuda diagnóstica. Los resultados preliminares son intrigantes pero prometedores. Si se demostrara esa habilidad sin ningún género de dudas, supondrían una valiosa ayuda en el control de la pandemia ya que pueden escanear cientos de personas en una hora en lugares muy concurridos (aeropuertos, estadios…), siendo, además, más baratos que los métodos tradicionales de diagnóstico.

El pasado tres de noviembre se celebró un taller de trabajo on-linecon zoólogos, International K 9 Team, con el objetivo de compartir los resultados preliminares de sus investigaciones e intentar mejorarlas. No se dijo que pudieran reemplazar a una PCR, pero sí que sus habilidades y aplicaciones en determinados contextos podrían ser muy prometedoras. Las fosas nasales de los perros tienen 300 millones de receptores olfativos mientras que los humanos “solo” tienen cinco o seis millones. Ese hecho les permite detectar minúsculas concentraciones de olores, inaccesibles para el humano, de manera que pueden identificar, entre otras, partículas contenidas en armas de fuego, explosivos y drogas. Además, algunos perros están entrenados para detectar algunos tipos de cánceres y la malaria.

Los investigadores desconocen qué es lo que huelen, pero muchos sospechan que en algunas enfermedades se emiten al ambiente unos compuestos orgánicos volátiles que rápidamente se evaporan para crear un olor que es detectado por los canes. A este respecto algunos trabajos sugieren que algunas infecciones víricas pueden actuar de una manera similar.

Como ya se comentó, los aeropuertos de los Emiratos Árabes Unidos, Finlandia y Líbano ya utilizan perros para detectar COVID-19 en el sudor y comparan los resultados con las técnicas convencionales de diagnóstico. Según los datos presentados en International K 9 Team, los perros de Finlandia y del Líbano han identificado casos antes de que los detectaran las pruebas biológicas. De hecho, en ese último aeropuerto, dos de los 18 perros adiestrados cribaron a 1.680 pasajeros y encontraron 158 casos de COVID-19 que luego fueron confirmados por PCR. Identificaron correctamente los resultados negativos con una precisión del 100% y el 92% de los casos positivos.

Hasta ahora solo se ha publicado en revistas científicas revisadas por pares un estudio piloto en el que se aborda el asunto, comprobándose que los perros identificaron al 83% de los casos positivos y al 96% de los negativos.

Un grupo francés, en un artículo preprint aparecido el pasado junio, entrenó a ocho perros para detectar la infección en 198 muestras de sudor, la mitad de las cuales procedían de personas con COVID-19. Los perros pudieron identificar las muestras positivas entre el 83% y el 100% de las veces. No obstante, hay que tener presente la variación entre los perros: dos perros identificaron al 100% de las muestras positivas mientras que otro perro falló 10 de 57 casos.

Traducido y adaptado por José A. Navarro-Alonso M.D.

Pediatra. Comité Editorial A.E.V.

janavarroalonso@gmail.com

Prohibida la reproducción total o parcial de esta información sin citar su fuente