1

Incremento de los fallecimientos por rabio en los Estados Unidos

Según un informe de Morbidity Mortality Weekly Report el pasado año fallecieron cinco personas en los Estados Unidos como consecuencia de la rabia, incluyendo tres entre septiembre y noviembre, lo que contrasta con que no se registró ninguno en los dos años precedentes. Los tres casos, dos adultos y un niño, ocurrieron en agosto y a las 3-7 semanas después de mordeduras de murciélago y ninguna de esas personas consultó para profilaxis postexposición. Uno de los fallecidos llevó el animal para estudio y tras confirmarse rabia en el mismo rechazó la profilaxis por miedo a la vacunación.

En 2020 se estudiaron unos 20.000 murciélagos de los que en 1.401 se confirmó la presencia de virus rábico.