Inmunogenicidad y seguridad tras la tercera dosis de vacuna antineumocócica polisacárida 23-valente en pacientes ancianos con enfermedad pulmonar crónica

Ohshima N, Akeda Y, Nagai H et al. Immunogenicity and safety after the third vaccination with the 23-valent pneumococcal polysaccharide vaccine in elderly patients chronic lung disease. Hum Vacc Immunother 2020;16:2285-2291

Estudio observacional que evalúa la seguridad e inmunogenicidad antes y después de primeras, segundas y terceras dosis de la vacuna antineumocócica polisacárida simple en una cohorte de 16 pacientes de 65 o más años con enfermedad pulmonar crónica. 

El reclutamiento de los pacientes consistió en 151 que recibieron la primera dosis de vacuna entre 2001 y 2002, de los que 40 recibieron la segunda dosis entre 2009 y 2010 y 16 la tercera en 2015. Se analizaron los niveles de IgG serotipo específica y el índice de opsonización (dilución del suero que elimina al 50% de las bacterias) para los serotipos 6B, 14, 19F y 23F. 

Estos niveles aumentaron significativamente tras cada una de las dosis y los niveles de IgG fueron superiores tras la tercera que tras la segunda, pero los niveles del 6B, 14 y 19F no fueron mayores respecto a la primera dosis. Los GMT´s serotipo específicos para los cuatro aumentó significativamente al mes de la primera dosis y fueron superiores al mes de la segunda respecto de la primera. Estos GMT´s aumentaron significativamente al mes de la tercera y fueron superiores que tras la primera. Decayeron posteriormente, pero los valores tras la última dosis fueron mayores o similares que al mes de la primera dosis. Las reacciones locales y sistémicas autolimitadas fueron más frecuentes tras la segunda y tercera dosis respecto de la primera, aunque ninguna grave. 

Los autores concluyen que se producen anticuerpos funcionales tras cada una de las dosis y que son seguras las revacunaciones en personas con enfermedad pulmonar crónica.

Inmunogenicidad y seguridad tras la tercera dosis de vacuna antineumocócica polisacárida 23-valente en pacientes ancianos con enfermedad pulmonar crónica