La vacuna antimeningocócica B (4CMenB) protege frente a la enfermedad meningocócica causada por el serogrupo W en menores de cinco años en Inglaterra

En la revista Clinical Infectious Diseases Public Health England publica las evidencias en el mundo real correspondientes a una reducción de los casos de enfermedad meningocócica por serogrupo W en menores de cinco años: un 69% menos casos de los previstos en cohortes de edades a las que les correspondía un esquema completo de vacunación con 4CMenB y un 52% en las cohortes en las que solo una parte de ella fue parcialmente elegible.

Esta vacuna previno 98 casos directos, mientras que la vacuna MenACYW, que desde hace cinco años se aplica a los adolescentes, evitó indirectamente (protección indirecta) 114 en estimaciones conservadoras y 899 en estimaciones extremas a lo largo de cuatro años. La gravedad de la enfermedad no fue distinta entre los vacunados y no vacunados con 4CMenB.

La protección directa se debe a que la cepa MenW:cc11 circulante en Inglaterra posee los antígenos NadA péptido 6 (reactivo con el de la vacuna, péptido 8) y NHBA (péptido 29 frente al péptido 2 de la vacuna). Aunque con incertidumbres, el análisis indica que se han evitado más casos mediante la protección indirecta de MenACYW que por la directa de 4CMenB.