La vacuna frente al sarampión ha demostrado protección frente a marcadores seleccionados de enfermedades infecciosas agudas

4/11/2018

image_pdfimage_print

Los niños de la República Democrática del Congo que han padecido sarampión es más probable que desarrollen síntomas agudos de enfermedades infecciosas, del tipo de fiebre, tos o diarrea, en relación con los que no se han infectado nunca, según un estudio publicado en Journal of the Pediatric Infectious Diseases Society.

Estos síntomas pueden prolongarse hasta dos años. A estas conclusiones se llegó tras analizar las encuestas hechas a madres de 2.350 niños de entre 9 y 59 meses, comprobándose que los infectados por sarampión tenían una probabilidad dos veces mayor de tener fiebre (OR: 1.80, 1.25-2.60), en lo que se conoce como la “hipótesis de la amnesia inmune” postsarampionosa.

Los autores, de la Fielding School of Public Health de UCLA, concluyen que la vacuna frente al sarampión ha demostrado protección frente a marcadores seleccionados de enfermedades infecciosas agudas.

Asociación de infección por sarampión anterior con marcadores de enfermedad infecciosa aguda entre niños de 9 a 59 meses de edad en la República Democrática del Congo 

 

 

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú