Próximo inicio en Inglaterra de los estudios de provocación vírica controlada en vacunados frente al SARS-CoV-2

Según Statnews, una alianza entre el Imperial Collegede Londres, hVIVO -empresa especializada en ensayos en humanos subsidiaria de la compañía irlandesa Open Orphan– y el Royal Free London NHS Foundation Trustcomenzará en enero de 2021 en un hospital del norte de Londres con los ensayos de provocación en humanos para evaluar al menos tres vacunas candidatas frente al SARS-CoV-2. 

En estos ensayos, a los vacunados se les expondrá deliberadamente al virus al objeto de acelerar el proceso de evaluación y obtener resultados de una manera más rápida, evitando que los vacunados se expongan a la enfermedad de una manera natural. Inicialmente, los voluntarios recibirán una vacuna para que posteriormente se les administrase la dosis apropiada del virus-aislado de un paciente inglés con COVID-19-, a inocular por vía nasal, tras lo que permanecerán en una unidad de bioseguridad de nivel 3 en el hospital Royal Freede Londres hasta que no lo excreten. Tras la aparición de síntomas postinoculación, los pacientes recibirán remdesivir.

El gobierno del Reino Unido proporcionará 33.6 millones de libras esterlinas en apoyo al ensayo que incluye un contrato con hVIVO por valor de diez millones. El ensayo, UK COVID CHALLENGE, incluirá a 30-50 voluntarios sanos de 18 a 30 años con el objetivo de localizar la dosis de vacuna capaz de generar una óptima respuesta inmune y, hasta el momento, ya se han presentado más de 2.500 voluntarios. Los participantes serán remunerados económicamente y seguidos durante un año para monitorizar cualquier efecto adverso. El proyecto aún debe ser aprobado por el Medicines and Healthcare Regulatory Agency y un comité ético, y se prevén resultados para el mes de mayo. 

Cabe destacar que estos estudios de provocación ya se han llevado a cabo con vacunas frente al cólera, fiebre tifoidea, malaria y gripe; sin embargo, para todas ellas hay tratamientos más o menos efectivos, pero no para la COVID-19 en caso de que la vacuna fuera ineficaz.