Rosa Sancho defiende que toda la población se vacune por los beneficios importantes que produce, pero rechaza imponer su obligatoriedad


Rosa Sancho, vicepresidente de la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas afirma, en una entrevista al Diario Vasco, que en España “no hay un movimiento antivacunas como en otros países”. Por lo que en relación a la obligatoriedad de vacunar entiende que se trata de una cuestión “complicada”, en cuanto obligar a la vacunación puede generar el efecto contrario al deseado. En la misma línea, cree que “la propuesta para retirar la patria potestad durante un tiempo a los padres que no vacunen es demasiado drástica.”

Con respecto a los padres que se creen los bulos que circulan por la Red, como que las vacunas atacan al sistema inmunitario o generan la enfermedad, aboga por “explicarles, hay que hablar con los padres, con tiempo, que igual se lo que falla en el sistema sanitario.” Y en relación a aquellos padres que rechazan la vacunación porque ya se vacunan otros niños, “hay que ponerles claramente encima de la mesa, porque igual no son conscientes, que se benefician de su entorno de aquí, pero si un niño viene de otro país no vacunado y trae la enfermedad, sus hijos no estarán protegidos.

Rosa Sancho: “Aquí no hay  un movimiento antivacunas como en otros países”