Se interrumpe el desarrollo de la vacuna de la Universidad de Queensland y CSL

18/12/2020

image_pdfimage_print

Según la revista Science investigadores de la Universidad de Queensland en Australia han comunicado la interrupción de una vacuna hecha en ese país a raíz de que alguno de los participantes en el ensayo clínico generara anticuerpos frente a VIH. Ello sería debido a que un pequeño fragmento proteico del virus es un componente de la vacuna que se utiliza para conferir estabilidad a la glicoproteína de superficie del virus SARS-CoV-2 (spike). Aunque no supone una amenaza a la seguridad, sí podría interferir con los tests diagnósticos de VIH. 

La Universidad, junto a la farmacéutica CSL Limited tenía previsto iniciar en breve las fases II y III de sus ensayos clínicos. La vacuna tiene una característica única denominada “molecular clamp”, que estabiliza la spike en configuración de prefusión, con lo que se consigue que se genere una respuesta inmune más potente. Esta estabilidad se conseguía con un fragmento proteico del VIH.

De momento continúa la fase I para conocer la duración de esa proteína, aunque parece que decaen precozmente. Hasta ahora en esa fase se ha demostrado una buena respuesta inmune y un alto perfil de seguridad.

El desarrollo de la vacuna está apoyado por la Coalition for Epidemic Preparadness Innovations y el gobierno australiano ha firmado un contrato de suministro de 51 millones de dosis.


Subir al menú