Sobre la inmovilización en Austria de un lote de la vacuna frente a la COVID-19 de AstraZeneca

La Oficina Federal para la Seguridad en la Atención de la Salud (BASG) de Austria ha recibido dos informes que relacionan temporalmente la administración de la vacuna frente a la COVID-19 desarrollada por AstraZeneca y el Oxford Vaccine Group con 2 incidentes de seguridad registrados en el distrito de Zwettl de dicho país. Los incidentes de seguridad registrados hacen referencia al fallecimiento de una mujer de 49 años como consecuencia del padecimiento de trastornos graves de la coagulación y al desarrollo de una embolia pulmonar en otra mujer de 35 años, esta última en camino de recuperarse favorablemente. Ambas mujeres recibieron el mismo lote de vacuna (ABV 5300)

Tal y como argumenta la institución sanitaria austríaca, actualmente no hay evidencia alguna de que exista una relación causal entre estos acontecimientos y la vacunación. Sobre la base de los datos clínicos conocidos, los eventos trombóticos en particular, no se encuentran entre los efectos secundarios conocidos o típicos de la vacuna en cuestión. Según el conocimiento actual, los datos clínicos no muestran ningún dato o señal preocupante al respecto de la comparación con el placebo. Asimismo, el análisis de carácter colaborativo iniciado internacionalmente una vez registrados tales eventos tampoco muestra una acumulación en la declaración de casos similares hasta el momento.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha emitido un informe al respecto y describe que en España no se ha registrado ningún acontecimiento adverso similar; y aunque considera esta relación poco probable, está investigando si pudiese existir algún problema de calidad con este lote. La AEMPS comunicará inmediatamente cualquier nueva información relevante sobre este asunto.