Etiqueta Coberturas vacunales

image_pdfimage_print

Cobertura mundial de vacunación de rutina 2017

27/11/2018

Los CDC publicaron, el pasado 16 de noviembre, información sobre las coberturas globales de vacunación de rutina referidas al año 2017. El mismo día, el Registro Epidemiológico Semanal de la OMS publicó un artículo similar titulado “Cobertura global de vacunación de rutina, 2017” .

Ambos documentos establecen que se han logrado avances sustanciales en la cobertura global de vacunación de rutina desde el establecimiento del Programa Ampliado de Inmunización (EPI) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1974. En 2017, la cobertura global con la tercera dosis de vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3) y la primera dosis de vacuna que contenía sarampión (MCV1) fue del 85 por ciento, aumentando del 79 por ciento en 2007. En 2017, el 62 por ciento de los niños que no recibieron DTP3 vivían en 10 países.

Las tendencias en la cobertura de vacunación (2007-2017) mejoraron en 7 de estos 10 países. Las mejoras en el rendimiento del programa nacional de inmunización son necesarias para alcanzar y mantener una alta cobertura de vacunación y aumentar la protección contra enfermedades prevenibles por vacunación para todos los niños. Para tener el mayor impacto en la cobertura de vacunación a nivel mundial, es clave dar prioridad a los países con el mayor número de niños no vacunados.

Cobertura mundial de vacunación de rutina 2017

 

Artículos relacionados

Necesaria mejora en las competencias comunicativas de los sanitarios para obtener una mejor comunicación con padres y medios de comunicación

14/10/2018

Vrdelja M, Kraigher A, Vercic D, Kropivnik S. The growing vaccine hesitancy: exploring the influence of the internet. European Journal of Public Health 2018; 28(5) 934-9.

En los últimos años se ha observado una caída de las coberturas vacunales en Eslovenia; la influencia de Internet aumenta y es necesario saber cómo comunicar sobre vacunación con padres para evitar esta caída de las coberturas vacunales.

Los autores utilizan un método no usado previamente en el campo de la vacunología en Europa, la denominada Teoría Situacional de Públicos (STOP por sus siglas en inglés), mediante la cual se segmentan las madres a subpúblicos y así se puede determinar una forma definida de comunicación para cada uno de los grupos.

Se realizó un cuestionario en el que participaron 1.704 mujeres (tasa de respuesta del 44,4%) que habían sido madres entre 2014-15 en Eslovenia. El estudio demostró que las madres reaccionaron pasivamente a la información sobre vacunación que les llegó; la mayoría buscaron información proveniente de amigos o Internet. La mayor preocupación era la seguridad de las vacunas, las madres que dieron más importancia la problemática sobre la seguridad de las vacunas y temían los efectos adversos tendían a estar a favor de opciones alternativas a la vacunación.

Los autores concluyen que la investigación demuestra que la técnica STOP puede aplicarse al campo de la vacunología; hay una gran necesidad de comunicación profesional sobre vacunas en Internet y las redes sociales. La mejora en las competencias comunicativas de los trabajadores sanitarios es esencial para obtener una mejor comunicación con los padres y los medios de comunicación; los esfuerzos deben estar especialmente centrados en las madres y mujeres embarazadas.

La creciente vacilación de la vacuna: explorar la influencia de Internet

Artículos relacionados

Vaccination coverage for measles, mumps and rubella in anthroposophical schools in Gelderland, The Netherlands

18/09/2015

Klomp JH, van Lier A, Ruijs WL. Eur J Public Health 2015; 25(3) 501-5.

Palabra clave: vacuna triple vírica, coberturas vacunales.

En Holanda el calendario de vacunación contempla la administración de la vacuna triple vírica a los 14 meses y 9 años, siendo la cobertura en 2013 del 96,1 y el 92,9% respectivamente. La existencia de brotes de sarampión ha permitido definir que uno de los grupos con menor cobertura son los alumnos de las escuelas antroposóficas. El objetivo del presente estudio es describir la cobertura vacunal con vacuna triple vírica en escuelas antroposóficas.

Estudio descriptivo realizado durante el año 2012 para estimar la cobertura vacunal en tres cursos diferentes de 11 escuelas antroposóficas de la provincia de Güeldres, Holanda. También se recogieron datos sobre la opinión de los padres respecto a la vacunación así como datos oficiales de cobertura vacunal por escuela disponibles a partir del año 2014.

La cobertura vacunal autoinformada en 2012 fue del 83% (rango del 45 al 100%) con una tasa de respuesta del 65%, la cobertura oficial (obtenida mediante registro) del año 2014 fue del 78% (no diferencias significativas). Comparando con datos nacionales holandeses, los padres de este estudio estaban menos convencidos sobre los efectos beneficiosos de la vacunación y más preocupados sobre los posibles efectos adversos.

Los autores concluyen que a pesar de la alta cobertura vacunal estimada, los objetivos de eliminación del sarampión y rubeola serán de difícil consecución mientras existan bolsas de niños no vacunados como los que representan las escuelas antroposóficas. Además de la filosofía antroposófica, también parecen influir en la toma de decisiones de los padres encuestados la homeopatía y la medicina alternativa. Los autores concluyen que los padres pertenecientes a estas escuelas deberían recibir información específica sobre vacunación.

[mas información]

Artículos relacionados

Measuring vaccination coverage in a hard to reach minority

27/08/2012

Measuring vaccination coverage in a hard to reach minority
Ruijs WL, Hautvast JL, van Ansem WJ, Akkermans RP, Van’t Spijker K, Hulscher ME et al. Eur J Public Health 2012; 22(3) 359-64.
Palabra clave: Coberturas vacunales

El objetivo del trabajo es medir la cobertura vacunal entre la minoría protestante ortodoxa holandesa, minoría que ha sido afectada en diferentes ocasiones por varios brotes de enfermedades inmunoprevenibles. Este grupo supone el 1,5% de la población holandesa (250.000 personas) y está dividido a su vez en siete subgrupos principales según su adscripción religiosa.

Los autores usaron dos estudios con diferentes metodologías, en ambos se determinó la cobertura vacunal. Un cuestionario online colgado en páginas webs dirigidas a esta comunidad fue completado en el año 2008 por 1.778 jóvenes (16 a 23 años) protestantes ortodoxos. Además, se usó también un estudio nacional realizado durante los años 2006-7 sobre vacunación de los que se tomaron datos únicamente de la muestra de protestantes ortodoxos (2.129). Se definió como vacunada a cualquier persona que tuviera administrada alguna vacuna.

La tasa de respuesta del cuestionario on line entre los inicialmente invitados fue del 28%, mientras que en la encuesta nacional fue del 47%. En conjunto se estimó que la cobertura vacunal en este grupo era como mínimo de un 60% (64 en el estudio online y 77 en el de muestra nacional), identificándose en ambos estudios 3 grupos respecto a cobertura vacunal (alta (>85%), media (50-75%) y baja (<25%)) según pertenencia a una u otra iglesia protestante.

Los autores concluyen que la integración de ambos estudios aporta datos adicionales sobre la cobertura vacunal en esta minoría, recomendando poner hincapié en los grupos religiosos con baja e intermedia cobertura vacunal. El hecho de considerar vacunado a cualquiera que haya recibido al menos una vacuna, hace que la cobertura vacunal para determinadas inmunizaciones sea menor que la estimada en este estudio. Aunque ambos estudios presentan limitaciones importantes, la combinación de ambos aporta datos difícilmente calculables de otra manera. A pesar de ello, se echa en falta un estudio de coberturas mediante registros poblacionales de vacunas que podrían dar información directa y fiable sobre este tema.

Artículos relacionados

Attitudes Regarding Occupational Vaccines and Vaccination Coverage Against Vaccine-preventable Diseases Among Healthcare Workers Working in Pediatric Departments in Greece

27/08/2012

Attitudes Regarding Occupational Vaccines and Vaccination Coverage Against Vaccine-preventable Diseases Among Healthcare Workers Working in Pediatric Departments in Greece
Maltezou HC, Lourida A, Katragkou A, Grivea IN, Katerelos P, Wicker S et al. Pediatr Infect Dis J 2012; 31(6): 623-5.
Palabra clave: Coberturas vacunales

El trabajo estudia en los sanitarios de departamentos pediátricos griegos las actitudes, coberturas y susceptibilidad a las enfermedades respecto a las vacunas laborales recomendadas en su país. Las vacunas recomendadas son hepatitis B, gripe y hepatitis A en grupos específicos.

Estudio transversal realizado entre noviembre 2010 y febrero de 2011 mediante encuesta postal (306 participantes, tasa de respuesta 34,3%). Las coberturas vacunales frente a sarampión, parotiditis, rubéola, varicela, hepatitis A, hepatitis B y Td fueron del 33, 33, 41,7, 3, 5,8 y 69,2% respectivamente, la susceptibilidad (estimada teniendo en cuenta padecimiento y/o vacunación) fue del 14,2, 15,7, 14,6, 7,6, 87,4, 22,6 y 61,8% respectivamente. Sólo el 19,6% enumeró correctamente las tres vacunas recomendadas. Los sanitarios encuestados apoyan mayoritariamente (70,6%) la vacunación obligatoria de los trabajadores sanitarios aunque con diferencias importantes según la vacuna (del 13% para parotiditis al 78% para gripe).

Llama la atención el desconocimiento de las recomendaciones oficiales además de la falta de coherencia entre apoyar la vacunación obligatoria y no vacunarse. Los autores no realizaron ajustes teniendo en cuenta la baja tasa de respuesta obtenida.

Artículos relacionados

Correlates for Second-dose Varicella Vaccination in School-age Children in a Managed Care Organization in California

27/08/2012

Correlates for Second-dose Varicella Vaccination in School-age Children in a Managed Care Organization in California
Rulin H, Chun C, Qiaowu L, Steven J, Hung Fu T. Pediatr Infect Dis J 2012; 31(7): 752-5.
Palabra clave: Varicela, coberturas vacunales

En el año 2006 se implantó la necesidad de vacunar con una segunda dosis frente a la varicela en EEUU, sin embargo la cobertura para esa segunda dosis es mejorable. El objetivo del estudio es identificar variables predictoras de no vacunación respecto a esa segunda dosis.

Se trata de un estudio de cohortes retrospectivo en el que se tomaron un total de casi 68.000 niños que tenían de 4 a 6 años a fecha 1 de octubre de 2006. El estudio se realizó en la proveedora de servicios de salud Kaiser Permanente de California.

Un 50% de los niños habían recibido la segunda dosis de vacuna. Entre las variables que se demostraron de mayor importancia a la hora de haber recibido la vacuna está la edad, con coberturas para los de 4 años del 76%, del 43% para los de 5 y de 17% para los de 6. Se describieron como factores predictores de la no vacunación: ser blanco no hispano, vivir en un área con alto nivel educativo o tener un médico de cabecera de familia (en lugar de pediatra) o internista (aunque eran pocos, en este grupo de niños se triplicaba la posibilidad de no haber recibido la segunda dosis). Se encontró que en el 60% de los casos de no vacunados habían presentado oportunidades perdidas de vacunación puesto que habían contactado con el sistema sanitario con posterioridad a la recomendación e incluso casi un 16% había recibido alguna vacuna.

Los autores concluyen que hay que hacer mayor hincapié en los padres de raza blanca y negros (no en hispanos) y en médicos de familia. Igualmente proponen que se añada como requisito de entrada en las escuelas la administración de la segunda dosis de varicela. Como los autores establecen, entre las limitaciones del estudio se encuentran el hecho de que alguna de las variables se recogió de forma genérica y no individual (posible falacia ecológica) y no se pudieron recoger todas las variables que podían influir (posible rechazo a la vacuna, determinadas patologías, etc.)

Artículos relacionados

Assessing vaccination coverage in the European Union: is it still a challenge?

8/09/2011

Assessing vaccination coverage in the European Union: is it still a challenge?
Haverkate M, D’Ancona F, Johansen K, van der Velden K, Giesecke J and Lopalco PL. Expert Rev Vaccines 2011; (8): 1195–1205
Palabra clave: Coberturas vacunales

Evaluar la cobertura de vacunación es de suma importancia para mejorar la calidad y la eficacia de los programas de vacunación. En este artículo se revisan, algunos de los diferentes sistemas que se utilizan para evaluar la cobertura de vacunación dentro y fuera de la UE, con el fin de estudiar la necesidad de mejorar la calidad de datos en las coberturas de vacunación. Todos los países de la UE han puesto en marcha programas de vacunación para los niños, que incluyen vacunas para proteger frente a entre 9 y 14 enfermedades infecciosas. Recoger y evaluar la cobertura de vacunación con regularidad es parte de esos programas, pero los métodos utilizados varían ampliamente. Algunos problemas de calidad son evidentes cuando los datos comunicados a través de los métodos administrativos se comparan con estudios de seroprevalencia y otras encuestas. Una evaluación más completa de la cobertura de vacunación y el intercambio de información más eficaz son necesarios en la UE. Un sistema homogéneo de evaluación de la cobertura de vacunación podría facilitar la comparabilidad entre los países y podría aumentar el nivel de la calidad tanto de los sistemas nacionales como locales. Respuestas coordinadas y de cooperación a las amenazas de la vacuna contra las enfermedades evitables, podría mejorarse mediante el intercambio de información mejor.

La evaluación de la cobertura de vacunación no es una tarea sencilla. Incluso "la cobertura de vacunación" el término tiene que ser claramente definido con el fin de recopilar información que pueda ser comparado a través del tiempo y el espacio. El uso de términos como "la cobertura de vacunación", "la cobertura de inmunización", "uso de la vacuna" y "exposición a la vacuna" puede llevar a confusión.

La monitorización de la cobertura de vacunación tiene mucho en común con la vigilancia de enfermedades. De hecho, unos objetivos claros y una población objetivo bien definida deben establecerse antes de comenzar un sistema de evaluación de la cobertura de vacunación. Además, como es el caso de la vigilancia, siempre debe quedar clara que la recogida de datos de cobertura de vacunación es la información para la actuación. En cualquier sistema lo mejor es saber de antemano para qué se van a utilizar los datos. La decisión sobre la cohorte de nacimiento que debe ser incluida, los intervalos en que deben recogerse los datos y en qué nivel de información geográfica debe ser recogida, tiene que ser tomada de acuerdo a los objetivos generales del programa de vacunación.

En esta perspectiva, la forma en que algunos de los métodos administrativos están diseñados pueden ser útiles para fines específicos limitados (como la evaluación de las tendencias o satisfacer las necesidades de la organización), pero son menos eficaces para mejorar la cobertura de vacunación a corto y medio plazo. A modo de ejemplo, la evaluación de la cobertura de la vacunación frente a Sarampión-Rubeola-Parotiditis al ingreso en la escuela sólo proporcionar información que no puede ser utilizado para fines de control, permitiendo sólo un catch-up posterior.
El uso de los sistemas informáticos pueden mejorar la calidad del seguimiento de la cobertura de vacunación. A modo de ejemplo, el programa “Cover of Vaccination Evaluated Rapidly (COVER)” se inició en 1987 para evaluar las vacunas infantiles en el Reino Unido. El programa COVER está informatizado y realiza un seguimiento de evaluación de los datos de cobertura de vacunación para todos los niños en el Reino Unido en su primer año, segundo y quinto, en cada trimestre. Una gran ventaja del programa COVER es que la información se puede enviar a nivel local muy rápidamente, para señalar los cambios en la evolución de las coberturas de vacunación para poder mejorar dichas coberturas.

El establecimiento de objetivos claros y la normalización de la recopilación de datos es de suma importancia para asegurar la comparabilidad de los datos a nivel internacional. Considerando que la razón para evaluar la cobertura de vacunación a nivel local o nacional es de alguna manera evidente, no está claro cuál es el valor añadido de la recogida de datos a escala europea o internacional.

En opinión de los autores, un sistema de evaluación comparativa internacional puede ser de gran apoyo a los programas nacionales de inmunización, especialmente si tal comparación se realiza entre los países que se agrupan de acuerdo a las características geográficas y socioeconómicas, como debería ser el caso de los países de la UE. Los objetivos internacionales son a menudo definidos en términos de cobertura de vacunación (es decir, el 75% de cobertura de la gripe en los grupos objetivo, el 95% de cobertura de vacunación infantil, y así sucesivamente). Proporcionando una comparación a nivel europeo de indicadores de rendimiento, podría aprovechar para mejorar la calidad general de los programas de la UE. Sin embargo, es necesario que los datos sean comparables para un ámbito de aplicación.

Además, el intercambio de datos sobre la cobertura de vacunación a nivel internacional debe ser una responsabilidad importante para las autoridades nacionales de salud, especialmente para enfermedades como la poliomielitis, el sarampión y la rubéola, que son objetivo de planes de erradicación o eliminación y puede extenderse más allá de las fronteras del país.

En la actualidad, la única fuente oficial de información a nivel europeo está representado por el CISID (Centralized Information System for Infectious Diseases) y por los sistemas OMS / UNICEF. El CISID es una herramienta de comunicación de las autoridades y muy eficaz que está diseñado para el intercambio de información sobre la epidemiología de enfermedades infecciosas en la Región Europea de la OMS de una manera estandarizada. Como se mencionó, por diversas razones las cifras de cobertura reportadas son a veces superiores a la cobertura de vacunación actuales y no hay información disponible sobre las áreas subnacionales o grupos de población específicos.

Esto es muy importante para muchos países de la UE, en un esfuerzo extraordinario debe ser puesto en marcha para alcanzar la meta de eliminación del sarampión y la rubéola. Una evaluación más completa de la cobertura de vacunación y un intercambio de información más eficaz son necesarios en la UE. Es necesaria una normalización para la comparación de datos y evaluación comparativa. Información precisa compartidos en el ámbito de la UE podría permitir a tiempo las respuestas coordinadas y de cooperación a las amenazas de las enfermedades inmunoprevenibles.

Artículos relacionados

A statement regarding personal belief exemption from immunization mandates: From the Pediatric Infectious Diseases Society, March 2011

8/08/2011

A statement regarding personal belief exemption from immunization mandates: From the Pediatric Infectious Diseases Society, March 2011.
Pediatr Infect Dis J 2011; 30(7): 606-607
Palabra clave: Coberturas vacunales

Comunicado oficial de la Pediatric Infectious Diseases Society en el que se opone a cualquier legislación que permita exenciones respecto a la vacunación salvo en aquellos casos debidamente justificados. El comunicado repasa aquellas características que debería cumplir una exención para que sea incluida como tal y las consecuencias que dichas exenciones pueden acarrear en determinadas circunstancias.

El comunicado también repasa la importancia de las vacunaciones desde el punto de vista individual y de salud pública, revisando los logros conseguidos por la vacunación así como las consecuencias que pueden acaecer cuando las coberturas vacunales descienden.
Este comunicado oficial resulta muy interesante tanto por su contenido como por su estructura.

Artículos relacionados

The influence of public or private paediatric health care on vaccination coverages in children in Catalonia (Spain)

7/02/2009

The influence of public or private paediatric health care on vaccination coverages in children in Catalonia (Spain).
Borràs E, Domínguez A, Oviedo M, Batalla J, Salleras L. Eur J Public Health 2008; 19(1): 69-72
Palabra clave: Coberturas vacunales

El objetivo del trabajo es estudiar las coberturas vacunales en una muestra de 630 niños menores de 3 años en Cataluña para determinar la relación entre las coberturas vacunales, los factores socioeconómicos y el tipo de asistencia sanitaria.
Se toma una muestra aleatorizada de 630 niños nacidos en octubre de 2001 de todas las regiones sanitarias de Cataluña. Mediante entrevista telefónica se pregunta a los padres sobre variables sociodemográficas, tipo de proveedor de salud (público/privado) e información sobre cobertura vacunal de los dos primeros años de edad.

Un total de 87,62% presentaba una cobertura completa frente a las vacunas administradas según calendario vigente para los dos primeros años de vida, no observándose diferencias significativas entre la asistencia sanitaria pública o privada ni entre clases sociales. En el presente estudio, sólo se encontró asociación significativa con una mayor cobertura vacunal el hecho de tener una madre universitaria (OR=1,89) y asistir a guardería (OR=1,89).

Los autores concluyen que las coberturas vacunales son altas y similares entre los tipos de asistencia sanitaria, lo que puede ser atribuido a los esfuerzos realizados para que la vacunación sea universal.

Artículos relacionados

Cobertura vacunal en la infancia en familias inmigrantes

5/10/2008

Cobertura vacunal en la infancia en familias inmigrantes.
Sintes X, de Frutos E, Robert MN, et al. Aten Primaria 2008; 40: 480 – 481
Palabra clave: Coberturas vacunales

Estudio de cobertura vacunal a los 12 y 24 meses en una cohorte de niños atendidos en centros públicos de atención primaria según el lugar de nacimiento de los padres mediante un estudio de cohortes retrospectivo. Se incluyó un total de 581 participantes que cumplían los criterios de inclusión. De éstos, 317 (55,1%) eran hijos de familias inmigrantes, 204 (34,6%), hijos de familias autóctonas y 60 (10,3%) pertenecían a familias de composición mixta. Las coberturas vacunales a los 12 y 24 meses para cada una de las vacunas incluidas en el calendario vacunal sistemático de Cataluña fueron altas en niños de familias inmigrantes, de composición mixta y autóctonas, sin que se aprecien diferencias estadísticamente significativas.

En este estudio los niños de familias inmigrantes nacidos en España que utilizan los servicios de atención primaria presentan altas coberturas vacunales durante los primeros 24 meses de vida, similares a las alcanzadas en niños de familias autóctonas. Estos datos contrastan con la percepción, apoyada por algunos estudios, que relacionaría la inmigración con un peor cumplimiento del calendario vacunal, y concuerdan con un estudio realizado previamente en la ciudad de Barcelona en el que se había descrito una buena cobertura vacunal en los niños de familias inmigrantes que tienen acceso a los servicios preventivos.

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 7

Subir al menú