Etiqueta Efectividad

image_pdfimage_print

Influenza vaccine effectiveness: a glass both half full and half empty

10/02/2017

Omer S, Yidirim I. Editorial commentary. J Infect Dis 2016 63: 1574-1576

Muy interesante comentario editorial por parte de integrantes del equipo de gripe de los CDC norteamericanos, respecto a un estudio sobre la efectividad de la vacuna antigripal en los Estados Unidos durante la temporada 2014-2015. Por una parte, valora los actuales diseños de los casos/control test negativos para disponer de información precoz acerca de la efectividad vacunal durante una temporada gripal, ya que son irrealizables (coste, tiempo, ética…) los ensayos clínicos controlados. Analiza, posteriormente, los dos resultados más llamativos del estudio en cuestión. La efectividad global del 19% y la no efectividad frente a A/H3N2 y la no diferencia significativa en niños de dos a ocho años de la vacuna atenuada frente a la convencional inactivada. Alerta de que los datos deben interpretarse en el amplio contexto de la epidemiología gripal, ya que en temporadas previas la vacuna protegió aproximadamente a la mitad de los vacunados. Ello no quiere decir que no necesitemos mejores vacunas, ya que con las actuales la efectividad depende del matching antigénico vacunas-cepas circulantes, además de que es menor en aquellos grupos en los que más se necesita (mayores de 65 años). Por otra parte, es probable que se reduzca la efectividad en los que se encuentren en tratamiento con estatinas. En último lugar, y en relación a la comparativa atenuada vs inactivada, creen prudente el que no se priorice o que no se recomiende la primera. Concluye que hasta no disponer de nuevas vacunas, se debe intensificar la cobertura y recurrir a vacunas de mayor rendimiento (adyuvadas y de alta carga antigénica).

[más información]

Artículos relacionados

Age-specific effectiveness following each dose of acellular pertussis vaccine among infants and children in New Zealand

10/02/2017

Radke S, Petousis-Harris H, Watson D, Gentles D, Turner N. Vaccine 2017;35:177-183

Estudio de casos y controles para evaluar la efectividad del esquema de vacunación frente a la tosferina en Nueza Zelanda que utiliza un esquema de tres dosis en el primer año (6 semanas y 3 y 5 meses) con un recuerdo a los cuatro años de vida. Extraen los datos del registro nacional de vacunación, de los sistemas pasivos de vigilancia y del conjunto mínimo de datos hospitalarios. Seleccionan 520183 niños nacidos entre 2006 y 2013 y analizan los casos entre las 6 semanas-2 meses, 3-4 meses y 5-11 meses, y luego anualmente hasta los cuatro años. La efectividad vacunal frente a hospitalizaciones por tosferina tras la primera, segunda y tercera dosis alcanzó el 43% (21,58), 84% (72,91) y 93% (87,96), respectivamente, que se mantuvo en estas altas cotas hasta el recuerdo de los cuatro años. La efectividad frente a notificaciones no hospitalarias de tosferina no fue mensurable tras la primera (28 con IC 95%: -23,58), pero sí tras la segunda y tercera dosis (70% con IC de 47,83 y 87% con IC de 82,91). Tras ajustar los casos por sexo, etnia y estatus socioeconómico, se redujo la efectividad vacunal tras la primera dosis al 28% (-23, 58) para hospitalizaciones y al 1% (-73,43) para no hospitalizados. Sí se mantuvo una alta protección para las segundas y terceras dosis. Los autores piensan que sus resultados se alinean con los de otros estudios aunque son dispares a los de un meta-análisis y a un estudio australiano. Este último se diferencia del neozelandés por el bajo número de casos confirmados por PCR en Nueva Zelanda, entre otras. Confirman que sus resultados apoyan la estrategia de vacunación del país, comenzando la primovacunación a las seis semanas de edad y administrando el primer recuerdo a los cuatro años.

[más información]

Artículos relacionados

Sustained effectiveness of the maternal pertussis immunization program in England 3 years following introduction

16/01/2017

Amirthalingam G, Campbell H, Ribeiro S, Fry N, Ramsay M, Miller E et al. Clin Infect Dis 2016;63(S4):S236-S243

Al año de introducida en embarazadas (2012) la vacuna frente a la tosferina de cinco componentes en gestantes del Reino Unido, los autores, de la Immunisation Department de ese país, reevalúan la medida, proporcionan las primeras estimaciones de la efectividad de las vacunas de tres y cinco componentes y el impacto potencial del blunting en la enfermedad clínica. La cobertura del programa tras el primer año se ha mantenido a lo largo de los dos siguientes, encontrándose entre el 50% y el 62% entre enero de 2013 y diciembre de 2015 (sistema Immform) y entre el 60% y el 70% entre octubre 2012 y agosto 2015, según época del año (sistema Clinical Practice Research Datalink). La mayoría de las embarazadas recibieron la vacuna al menos ocho semanas antes del parto. Los casos en menores de tres meses y de 3 a 5 fueron ligeramente menores en 2015 en relación a los tres años previos a la medida. Fallecieron 16 niños entre 2013 y 2015 y de ellos, en 14 la madre no había sido vacunada. De 243 casos de enfermedad, de los que 35 lo eran de madres vacunadas, proporciona una efectividad del 91% (88-94) en los menores de tres meses y del 90% (86-93) en los menores de dos meses. Esta efectividad fue del 91% en niños cuyas madres recibieron la vacuna al menos 4 semanas antes del parto (88%-94%) o bien de 1 a 3 (80%-96%). No se observaron diferencias significativas entre el uso de vacunas de tres o cinco componentes. En cuanto a la interferencia de la vacuna materna y la del lactante a los dos meses, la primera dosis de vacuna protege adicionalmente frente a la tosferina (EV: 82%. IC 95%: 65-91), lo que significa que la protección adicional de la dosis materna se mantiene en los lactantes que han recibido la primera dosis de las series primarias, y con la segunda decrece al 69% (86-90) y no se observa protección adicional de la vacunación materna tras la tercera dosis del lactante, aunque con pequeños números. En cualquier caso no encontraron evidencias de mayor riesgo de tosferina en los niños de madres vacunadas. No obstante, y dados los números pequeños, este asunto requiere de evaluaciones periódicas.

[más información]

Artículos relacionados

Single-dose hepatitis A immunization: 7.5 years observational pilot study in Nicaraguan children to assess protective effectiveness and humoral immune memory response

1/01/2017

Mayorga O, Bühler S, Jaeger V, Hatz Ch, Frösner G, Protzer U et al. J Infect Dis 2016;214:498-506

Tras realizar una encuesta transversal de seroprevalencia de hepatitis A en niños y adultos de León (Nicaragua) en 2003/2004, se inició en 2005 un estudio prospectivo piloto observacional en niños seronegativos para evaluar la efectividad y la persistencia de memoria inmume tras una dosis única de vacuna virosómica (Epaxal) de hepatitis A. Se vacunaron 130 niños en enero de 2005, que fueron seronegativos en 2003, con seguimiento clínico y serológico a los tres meses y luego anual hasta 2012. A mediados de este último año, y tras 7.5 años de observación, se les administró una dosis de recuerdo de Havrix con serología posterior. La primera serología mostró que en los 13-16 meses transcurridos entre fin de 2003 y enero de 2015, el 19.2% (25) habían adquirido hepatitis A de manera subclínica. A raíz de este hecho, se distribuyeron los niños en “no infectados” (105) y en “infectados” (25). En los primeros, la serología de los tres meses resultó en niveles de Anti-VHA de 17-572 mUI/mL. Durante los 7.5 años de seguimiento, uno de los 105 vacunados, se infectó subclínicamente (tasa de ataque de 0.95% y de 1.0% en relación a los 96 que fueron seguidos de manera completa). Basándose en esa infección breakthrough, la efectividad vacunal fue del 98.3% (IC 95%: 87.8-99.8). Los niveles de anticuerpos decayeron descendieron ligeramente durante el seguimiento, pero experimentaron una potente respuesta anamnésica tras la dosis de recuerdo. A pesar de las limitaciones que exponen los autores, concluyen que en niños que habitan en áreas hiperendémicas para hepatitis A, una dosis de vacuna es suficiente para activar una sólida respuesta inmune con memoria y proporciona protección a largo plazo, lo que apoya la estrategia de la OMS.

[más información]

Artículos relacionados

Effectiveness and impact of a reduced infant Schedule of 4CMenB vaccine against group B meningococcal disease in England: a national observational cohort-study

1/01/2017

Parikh S, Andrews N, Beebeejaun K, Campbell H, Ribeiro S, Ward Ch et al. The Lancet published on line October 27, 2016.

Estudio observacional de cohortes en Inglaterra para conocer el impacto y la efectividad de la vacuna frente a meningococo B, 4CMenB a los diez meses de introducida (junio 2016). Esta vacuna se incluyó en el calendario nacional en septiembre de 2015 con esquema de 2, 4 y 12 meses y con una repesca para los de más de 3 y 4 meses. La efectividad la determinan mediante el método de screening y el impacto mediante la relación de las tasas de incidencia comparadas con las de los cuatro años anteriores. Las coberturas en la cohorte rutinaria variaron según el mes entre 94.8% y 95.5% para una dosis y entre 84.8% y 88.6% para dos dosis. El 73% de los casos (27 de 37) se confirmaron por PCR únicamente, seis por cultivo (16%) y cuatro por ambos métodos. Falleció un niño de quince semanas vacunado con una dosis siete semanas antes. La efectividad fue del 82.9% (24.1-95.2) para dos dosis y del 22.0% para una dosis (-105 a 67.1). La efectividad para cepas vacunales según los cálculos del MATS para Inglaterra (88%) llegó al 94.2%. El impacto fue del 50% (IRR: 0.50 con IC 95%: 0.36-0.71) al compararlo con sus pares apareados por edad y tiempo en los cuatro años prevacunales. Como comentarios destacamos: 1) la efectividad para cepas vacunales la calculan en base a la cobertura por MATS que infraestima en adolescentes y adultos, pero no tanto en lactantes que son el objeto del presente estudio, 2) el test de screening es muy sensible a las coberturas y a una mínima variación en el número de casos, 3) los aislamientos viables solo supusieron el 30% de los casos por lo que a la mayoría de las cepas no se les pudo calcular el MATS, 4) amplios límites de la efectividad por el escaso número de casos, y 5) la no efectividad de una dosis, además de que se mide por el aislamiento de genes que codifican las lipoproteínas vacunales, asumiendo que tienen expresión sérica.

Los autores concluyen que es alta la efectividad a corto plazo de un esquema reducido de dos dosis, pero que debe de mantenerse el programa específico de vigilancia para monitorizar el impacto a largo plazo del Programa. Por otra parte, estimulan a disponer de aislamientos viables de meningococo B para poder calcular el MATS. Hacen especial mención al estudio de la Universidad de Princeton en el que un tercio de los universitarios vacunados con dos dosis frente a una cepa MATS positiva a fHbp y NHBA tenían un hSBS inferior a 1:4.

[más información]

Artículos relacionados

Real-time real-world analysis of seasonal influenza vaccine effectiveness: method development and assessment of a population-based cohort in Stockholm county, Sweden, seasons 2011/12 to 2014/15

1/01/2017

Leval A, Hergens M, Persson K, Ortqvist A. Euro Surveill. 2016;21(43):pii=30381

Los autores calculan la efectividad en el mundo real de la vacuna antigripal trivalente inactivada, en mayores de 65 años, en las temporadas 2011/12 a 2014/15 en el condado de Estocolmo, mediante un estudio de cohortes retrospectivo, basado en un registro informatizado de vacunación y en otro de uso de recursos sanitarios, consultas y diagnósticos, que incluía a dos millones de personas. El diagnóstico fue clínico. Encontraron una moderada efectividad vacunal en evitar hospitalizaciones en enfermos crónicos de 65 o más años en dos de las cuatro temporadas (en 2012/13, efectividad del 53% con IC 95%: 33-67 y del 55% con IC 95%: 25-73 en la 2013/14) y menor, pero significativa en la temporada 2014/15 (18% con IC 95%: 3-31). Por otra parte y desde 2016, el sistema sanitario liga semanalmente los diagnósticos con el registro de vacunaciones para disponer de datos en tiempo real de la efectividad. Estos han mostrado una efectividad del 55%-68% en personas mayores de 65 años entre los meses de enero y febrero, cuando predominaba la circulación de la cepa A/H1N1pdm09, que decayó al 43%-44% a finales de marzo cuando comenzó a predominar la cepa B Victoria. Concluyen que el uso de datos de pacientes incluidos en una base de datos poblacional en relación a desenlaces clínicos relacionados con la gripe, permite estimaciones en tiempo real de la efectividad de la vacuna antigripal.

[más información]

Artículos relacionados

Effect of statin use on influenza vaccine effectiveness

18/11/2016

McLean H, Chow B, VanWormer J, King J, Belongia E. J Infect Dis 2016;214:1150-1158

Debido a que estudios recientes han sugerido que las estatinas podrían reducir la efectividad de la vacuna antigripal, los autores enrolan prospectivamente para un estudio de cohortes a personas de más de 45 años durante las temporadas gripales 2004/05 a 2014/15 con enfermedad respiratoria aguda en una clínica terciaria de Wisconsin (Estados Unidos) y analizan la ingesta de estatinas y la vacunación antigripal. Las muestras respiratorias se estudiaron para detectar el virus gripal. El análisis incluyó a 3285 adultos de los que el 37% no tomaban estatinas, el 27% ni tomaban y no estaban vacunados, el 26% la tomaban y estaban vacunados y el 10% la tomaban sin vacunación. Comprobaron como el consumo de ese fármaco modificó a la baja la efectividad vacunal para el virus A/H3N2 (p=0.002), pero no para el virus A gripal pandémico ni para el virus B (p=0.2 y p=0.4, respectivamente). La efectividad frente al H3N2 fue del 45% (IC 95%: 27-59) en no medicados y de -21% (IC 95%: -84 a 20) en los que estaban con medicación. Los medicados vacunados tenían protección significativa frente a A/H1N1pdm09 (68%. IC 95%: 19-87) y para la gripe B (48%. IC 95%: 1-73).Cuando se estratificó por la vacunación en la temporada previa o por el uso de otra medicación cardiovascular, no se modificó la efectividad vacunal. Los autores concluyen que el consumo de estatinas reduce la efectividad de la vacuna antigripal pero solo para el subtipo H3N2. Se piensa que el motivo se debe a que esta medicina tiene efectos antiinflamatorios afectando a las respuestas innatas y adaptativas, disminuyendo algunos marcadores inflamatorios. Aunque se trata de un estudio observacional apuntan varias fortalezas y estiman oportuno más investigaciones para evaluar la plausibilidad biológica y para confirmar los resultados.

[más información]

Artículos relacionados

Effectiveness of acellular pertussis vaccination during childhood (< 7 years of age) for preventing pertussis in houdehold contacts 1-9 years old in Catalonia and Navarra (Spain)

18/11/2016

Plans P, Toledo D, Sala M, Camps N, Villanova M, Rodriguez R et al. Eur J Clin Microbiol Infect Dis published on line 09 September 2016.

Estudio cuyo objetivo es el de evaluar la efectividad de la vacuna acelular de la tosferina antes de los siete años para evitar la tosferina secundaria en los contactos domiciliarios de 1 a 9 años de 688 casos confirmados de la enfermedad confirmada en Cataluña y Navarra en el periodo 2012-2013. Utilizan la vigilancia epidemiológica activa y la confirmación por laboratorio para detectar los casos secundarios y terciarios. Contactaron telefónicamente con todos los contactos domiciliarios y con sus padres para indagar sobre los síntomas durante el periodo de transmisión de los casos primarios de tosferina y compararon la incidencia de tosferina secundaria en vacunados con 4 ó 5 dosis (85 contactos) con la de no vacunados o parcialmente vacunados (0 a 3 dosis). Durante los dos años del estudio se detectaron 64 casos secundarios en 405 contactos domiciliarios, de los que 47 eran vacunados y 17 no vacunados. La efectividad (1 –RR) fue del 50% (IC 95%: 19-69) en vacunados con DTaP, Tdap, hexavalente o pentavalente y del51.3% (IC 95%: 21-70) cuando fueron vacunados con DTaP o Tdap. La efectividad ajustada por edad, sexo, quimioprofilaxis y tipo de contacto fue del 58.6% (IC 95%: 17-79) cuando los contactos habían sido vacunados con vacunas acelulares y del 59.6% (IC 95%: 18-80) si habían recibido vacunas DTaP. Como limitaciones exponen la comparación de vacunados con no vacunados o parcialmente, exclusión de los contactos sin información validada de la vacunación, y la confirmación de la enfermedad por laboratorio se hizo solamente en los contactos con síntomas respiratorios que cumplían criterios clínicos de tosferina. Concluyen que la vacuna es efectiva en prevenir la enfermedad en los contactos domiciliarios de los casos.

[más información]

Artículos relacionados

Effectiveness of prenatal versus postpartum vaccination in preventing infant pertussis

4/11/2016

Winter K, Nickell S, Powell M, Harriman K. Clin Infect Dis Advanced Access published September 13, 2016

Estudio retrospectivo de cohortes para evaluar el impacto de la recepción de la vacuna Tdap durante el embarazo en el riesgo de padecer tosferina, utilizando el registro de inmunizaciones de California y loe certificados de nacimiento entre 2013 y 2014 de mujeres de 14 a 44 años que hubieran recibido la vacuna durante la gestación, entre las semanas 27 y 36, o en los catorce días tras el parto. EN el análisis primario se excluyeron las que la recibieron antes de la semana 27 o después de la 36, pero en el secundario se incluyeron las que hubieran sido vacunadas en cualquier momento del embarazo. El end-point primario fue la tosferina confirmada poir laboratorio (PCR o cultivo) en menores de ocho semanas de vida, y el secundario el padecimiento en las primeras doce semanas. Se dispuso de 74.791 mujeres que habían dado a luz y a 1.562 lactantes con tosferina en el primer año de vida con edad gestacional superior a 27 semanas y más de 500 gramos de peso al nacimiento. La efectividad global de la vacuna entre las semanas 27 y 36 fue del 85% (33-98) en evitar la enfermedad en menores de 8 semanas y del 72% (30-89) en los menores de 12 semanas al compararla con la vacuna Tdap postparto. En cualquier momento de la gestación fue del 64% (11-85) y del 53% (8-76) en menores de 8 y 12 semanas, respectivamente. Los autores concluyen que es el primer estudio en los Estados Unidos en el que se demuestra que la vacunación prenatal evita la tosferina del lactante y que esa estrategia es un 85% más efectiva que la vacunación tras el parto al evitar la tosferina en menores de ocho semanas, si se recibe entre las semanas 27 y 36. Como limitaciones exponen la ausencia de un grupo no vacunado como comparador, un posible sesgo de clasificación incorrecta, y que su cohorte puede no ser representativa de todas las embarazadas de California.

[más información]

Artículos relacionados

Effectiveness of prenatal Tdap vaccination on pertussis severity in infants

4/11/2016

Winter K, Cherry J, Harriman K. Clin Infect Dis Advance Access published September 13, 2016

Estudio retrospectivo de cohortes para evaluar si los bebés con tosferina nacidos entre 2011 y 2015 y cuyas madres recibieron la vacuna Tdap durante la gestación presentaban un cuadro clínico menos grave y con menores tasas de hospitalización o de ingreso en cuidados intensivos respecto de los nacidos de madres no vacunadas. Incluyeron a 752 nacidos que reportaron tosferina con menos de 65 días de vida y comprobaron que los nacidos de vacunadas tenían, con carácter significativo, menores probabilidades de presentar el cuadro de la tosferina clásica: tos paroxística (RR: 0.66), cianosis (RR: 0.66) o gallo inspiratorio (RR: 0.78), aunque la frecuencia de vómitos postusígenos fue similar. Por otra parte tuvieron menor riesgo de hospitalización (RR: 0.5. IC 95%: 0.4-0.6) o de ingreso en UCI (RR: 0.8. IC 95%: 0.7-0.9). En los hospitalizados, los hijos de vacunadas tuvieron menor duración de estancia (3 versus 6 días. P=0.019) y ninguno tuvo convulsiones, falleció o precisó intubación. Los autores concluyen que la vacunación de la embarazada reduce la gravedad de la tosferina en lactantes infectados. Reconocen varias limitaciones del estudio: a) solo el 56% de los casos disponían de datos de vacunación, b) la cohorte de infectados solo incluye los casos reportados de tosferina, y c) la efectividad vacunal es solamente una estimación parcial del verdadero impacto de la vacunación prenatal.

[más información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 4 5 6


Subir al menú