Etiqueta fiebre amarilla

image_pdfimage_print

Vacunación materna de fiebre amarilla y lactancia natural

1/08/2017

Respuesta del Experto a …

Vacunación materna de fiebre amarilla y lactancia natural

Pregunta

Tengo que vacunar a mi hijo de 18 meses y a mi de la fiebre amarilla. Tenemos previsto trasladarnos por motivos laborales a zona donde recomiendan poner la vacuna.
Actualmente, estoy lactando al bebé. Mi pregunta es: ¿Qué fórmula sería mejor para vacunar de fiebre amarilla? ¿Primero al bebé y luego yo? ¿Los dos al mismo tiempo? ¿Es necesario suspender la lactancia? ¿Cuánto tiempo post-vacunación?

Respuesta de José Antonio Navarro (1 de Agosto de 2017)

La vacuna frente a la fiebre amarilla debe evitarse en las mujeres que lactan a sus hijos menores de nueve meses debido a la excreción del virus vacunal por la leche materna. Esta es probable que sea secundaria a la viremia postvacunal que puede comenzar entre los cuatro y diez días y durar hasta cinco días tras el comienzo (1,2,3). No obstante, la infección en un niño de 18 meses tras la vacunación materna no se supone que tenga mayores efectos adversos en él que los que le causaría la propia vacunación.
Por tanto, y dado que los beneficios de la leche materna a esa edad no son tan evidentes como en los lactantes, por precaución aconsejaríamos suprimir la lactancia, sustituyéndola por cualquier fórmula adecuada para su edad y proceder a la vacunación de ambos al menos diez-quince días antes del viaje al país endémico.

Referencias
(1) CDC. Yellow Fever Vaccine Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR 2010;59:RR-7
(2) Kuhn S et al. Case report: probable transmission of vaccine strain of yellow fever virus to an infant via breast milk. CMAJ 2011;183: E243-245
(3) Couto M et al. Transmission of Yellow Fever Vaccine Virus Through Breast-Feeding — Brazil, 2009. MMWR 2010;59:130-132

Artículos relacionados

Dosis fraccionadas de vacuna frente a fiebre amarilla en cooperantes de edad avanzada

17/06/2017

Respuesta del Experto a …

Dosis fraccionadas de vacuna frente a fiebre amarilla en cooperantes de edad avanzada

Pregunta

Tengo que vacunar de Fiebre Amarilla a varios sanitarios de edad entre 65 y 70 años. Van a realizar periodos de cooperación de 15-20 días en África ( Senegal, Kenia) . Dado que el riesgo de efectos adversos importantes aumenta con la edad , existe algún criterio para tomar la decisión de inmunizarlos , o no , aparte de que van a países de fiebre amarilla (en Kenia la OMS publico algún caso en 2016) y que son cooperante , no van en viaje organizado mucho más protegido. He leído en OMS, que por la escasez de vacuna se está vacunando con una fracción de esta ¿ se podría hacer esto? menor cantidad de vacuna genera menos reacciones adversas, en esta edad? Parece que solo quedan inmunizados por un año. ¿es así?
Quizá lo que tengo que hacer es dar la información, un consentimiento informado y vacunarlos. He de aclarar que están bien de salud. No tienen más HTA alguno. No tienen contraindicaciones de otro tipo.
En alguna ocasión ya hemos inmunizado a personas de esta edad con consentimiento informado, pero es que ahora son mas y es una situación que se va a repetir .
Saludos y gracias

Respuesta de José Antonio Navarro (17 de Junio de 2017)

  1. La OMS no ha avalado el uso de dosis fraccionadas para viajeros a zonas de alto riesgo (1).
  2. La experiencia en ensayos clínicos con dosis fraccionadas es escaso debido a la baja frecuencia de efectos adversos graves postvacunales (2). Por otra parte estos esquemas solo se han utilizado en campañas de vacunación masiva en menores de 45 años (3).
  3. Le aconsejamos que al margen de insistir en la protección frente a mosquitos, exponga a los viajeros los riesgos de la vacunación por su edad y el riesgo del área a visitar, para llegar a un acuerdo. La decisión de vacunarlos es conjunta pero no hay criterios distintos al del riesgo/beneficio.

Le recomendamos la lectura de unas reflexiones sobre este asunto publicadas en PROMED-MAIL por expertos en la materia (4).

Referencias

(1) WHO statement. Lower doses of yellow fever vaccine could be used in emergencies. 17 June 2016. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/news/statements/2016/yellow-fever-vaccine/en/
(2) Campi_Azevedo A et al. BMC Infect Dis 2014;14:391
(3) World Health Organization. Yellow Fever Strategic Response Plan. June-August 2016. Disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/246103/1/WHO-YF-ENB-16.2-eng.pdf?ua=1
(4) ProMED- mail. Yellow Fever: vaccination comment. Published Date: 2017-03-23 19:26:33. Archive Number: 20170323.4919015. Disponible en: https://www.promedmail.org/post/4919015

Artículos relacionados

Vacuna de fiebre amarilla en esplenectomizados

1/02/2017

Respuesta del Experto a …

Vacuna de fiebre amarilla en esplenectomizados

Pregunta

Hace 9 años sufrí una extirpación del bazo. Ahora es posible que vaya a ser destinado en una misión internacional en aguas del Océano Indico (Operación Atalanta) por lo que debería vacunarme de la fiebre amarilla.
¿Existe alguna contraindicación? Gracias.

Respuesta de José Antonio Navarro (01 de Febrero de 2017)

Siempre que exista una indicación clara de vacunación, puede recibir la vacuna frente a la fiebre amarilla (1,2)

Referencias

(1) Jong E, Zuckerman J. Traveller´s vaccines. Travel immunizations for special risk groups. BC Decker Inc, 2004
(2) Government of Canada. Canadian Immunization Guide 2016. Part 4 – Active Vaccines. Disponible en: enlace

Artículos relacionados

Immunogenicity and Safety of Yellow Fever Vaccine (Stamaril) When Administered Concomitantly With a Tetravalent Dengue Vaccine Candidate in Healthy Toddlers at 12–13 Months of Age in Colombia and Peru: A Randomized Trial

5/10/2016

López P, Lanata CF, Zambrano B, Cortés M, Andrade T, Amemiya I et al. Pediatr Infect Dis J 2016; 35(10): 1140-7.

La vacuna de la fiebre amarilla está incluida en el calendario vacunal de algunos países de Iberoamérica entre los 9 y 15 meses de edad. El dengue y la fiebre amarilla están causados por virus pertenecientes a la familia de los Flavivirus; debido a las similitudes entre las vacunas frente a sendas enfermedades podría producirse una interferencia en caso de coadministración. El objetivo del trabajo es demostrar la no inferioridad de la respuesta inmune en la coadministración de ambas vacunas así como evaluar su perfil de seguridad.

Ensayo clínico aleatorizado, ciego para el observador, controlado, fase III realizado en Colombia y Perú entre 2011 y 2013 en el que a 787 niños de 12 meses se les administro la vacuna de la fiebre amarilla junto a la de dengue (grupo 1) (seguida de una segunda y tercera dosis a los 6 y 12 meses de la primera) o placebo (grupo 2) seguida de la de dengue a los 6 y 12 meses. Se midió la respuesta inmune frente a ambas vacunas (habiendo recibido el mismo número de dosis de ambas) y la seguridad.

Las tasas de seroconversión respecto a la fiebre amarilla en los grupos 1 y 2 fueron del 100 y 99,7% respectivamente, demostrándose que la seroconversión no fue inferior en el grupo de niños en el que se coadministró la vacuna. Los niños pertenecientes al grupo 2 (no coadministración) presentaron tras recibir dos dosis de vacuna frente al dengue mayores títulos de anticuerpos frente a los serotipos 2 y 3, aunque no respecto a los otros dos. Después de 2 dosis de vacuna frente al dengue los porcentajes de seroconversión frente a todos los serotipos para el grupo 1 y 2 fueron de 91,2 al 100% y de 97,2 al 100% respectivamente; la tasa de seroconversión en el grupo 1 se elevó tras la tercera dosis de vacuna pasando a ser entre 97,3 y 100%. La coadministración de ambas vacunas resultó segura.

Los autores concluyen que la coadministración de ambas vacunas no presenta impacto respecto a la inmunogenicidad ni la seguridad. Como los autores reconocen, datos aportados con posterioridad respecto a la vacuna del dengue hacen que no sea previsible su uso en niños de 12 meses.

[más información]

Artículos relacionados

17D yellow fever vaccine elicits comparable long-term immune responses in healthy individuals and immune-compromised patients

26/08/2016

Wieten RW, Goorhuis A, Jonker EF, de Bree GJ, de Visser AW, van Genderen PJ et al. Journal of Infection 2016; 72(6): 713-22.

La vacuna frente a la fiebre amarilla es atenuada y está contraindicada por motivos de seguridad en inmunocomprometidos, pudiendo además obtener una respuesta inmune inferior en este grupo. El objetivo del trabajo es medir si la respuesta a largo plazo frente a esta vacuna está disminuida en individuos inmunocomprometidos.
Estudio realizado en Holanda, en el que se tomaron un total de 15 pacientes bajo tratamiento de diferentes inmunosupresores y 30 individuos sanos tomados como controles; se incluyeron personas con la vacuna administrada hace menos de 22 años. Los vacunados que estaban bajo tratamiento inmunosupresor fueron vacunados por error o en otras ocasiones tras un balance riesgo/beneficio de su situación. Se midió la respuesta serológica, la respuesta de CD4 y CD8 así como las características fenotípicas y de citoquinas de CD8.
No se observaron diferencias respecto al título de anticuerpos entre ambos grupos (se observó títulos protectores en el 100% de los tratados con inmunosupresores y el 96,7% de los sanos); tampoco se observaron diferencias respecto a los CD4 y CD8. El tiempo transcurrido desde la vacunación se relacionó negativamente con el número de CD8 específicos frente a fiebre amarilla.
Los autores concluyen que la vacuna es efectiva a pesar de la toma de algunos regímenes inmunosupresores. Los datos observados sugieren que los linfocitos T de memoria permanecen a lo largo del tiempo.
Interesante estudio que aborda un tema siempre delicado y que tiene gran interés, a pesar de ello no aborda el tema de seguridad que es crucial para la vacunación de estos pacientes y una segunda limitación importante es que la mayoría de los tratados lo fueron con inmunosupresión de bajo grado. En cualquier caso aborda un tema raramente tratado y de un interés creciente actualmente.

[más información]

Artículos relacionados

Yellow fever in Angola and beyong – The problem of vaccine supply and demand

19/08/2016

Barrett A. N Eng J Med published on line June 8, 2016

Con motivo del brote epidémico de fiebre amarilla en varios países africanos con exportaciones a terceros países, el autor expresa su preocupación ya que los casos de Angola son de tipo urbano en los que el virus se transmite entre humanos por la picadura del mosquito Aedes aegypti y no mediante el ciclo selvático en el que el humano es el huésped accidental. Por otra parte es preocupante la aparición de casos en la República Popular de China ya que varios estudios han demostrado que el Aedes asiático es un vector competente para transmitir la fiebre amarilla. Propone una serie de soluciones para mejorar el suministro que convendría estudiar por parte de las industrias fabricantes, cuatro precualificadas por la OMS para distribuir internacionalmente y dos productores locales. Estas estrategias serían: a) aumentar las reservas de vacuna (actualmente se dispone de seis millones de dosis), b) que la OMS y las autoridades regulatorias fijen una cantidad mínima de virus en cada dosis de vacuna, c) fraccionar las dosis de vacuna una vez abierto el vial (habría que asegurarse de que los vacunados recibirían la cantidad apropiada de vacuna y por otra parte habría que conocer si ese fraccionamiento sería equivalente en niños y adultos, d) uso intradérmico de la vacuna, y e) cambiar el actual proceso de fabricación en huevos embrionados por el uso de cultivo en líneas celulares. En definitiva, el autor concluye que a pesar de disponer de una vacuna que proporciona protección duradera, la fiebre amarilla sigue siendo un problema debido al desequilibrio oferta y demanda.

[más información]

Artículos relacionados

Yellow fever vaccine supply: a possible solution

17/07/2016

Monath T, Woodhall J, Gubler D, Yuill T, Mackenzie J, Martins R et al. Lancet 2016;387:1599-1600

A raíz del brote de fiebre amarilla en Angola y que se ha exportado a la República Democrática del Congo, Kenia, Mauritania y China, los autores, encabezados por Thomas Monath, exponen la gravedad de la situación por dos motivos: a) la extensión a países asiáticos podría constituir un grave problema de salud pública dado que en bastantes de ellos está presente el vector Aedes y por tanto están en riesgo de introducción y diseminación de fiebre amarilla urbana, b) por otra parte solo hay en el mundo seis fabricantes de vacunas con una producción anual estimada de 80 millones de dosis, aunque solo cinco millones estarían disponibles con carácter inmediato. Proponen que al ser una vacuna atenuada que se replica en el organismo y que produce inmunidad de larga duración, el incremento de la disponibilidad podría venir dado por utilizar dosis menores. A este respecto se dispone de información procedente de ensayos clínicos en los que una dosis décima parte de la actual, administrada por vía intradérmica, es igual de efectiva que una dosis completa a la hora de generar una rápida inmunidad. El inconveniente de esta propuesta es que no tiene el visto bueno de la Autoridad Regulatoria, se desconoce la estabilidad, la duración a largo plazo y el desconocimiento de si esta estrategia valdría también para niños al no haberse ensayado en los pequeños.

[más información]

Artículos relacionados

Yellow fever booster doses: recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices

3/08/2015

Staples J, Bocchini J, Rubin L, Fischer M. 2015. MMWR 2015;64:647-651

Palabra clave: Fiebre amarilla, Vacuna, Recuerdos

El ACIP norteamericano, a la vista de las recomendaciones del año 2013 de la OMS, emite las suyas propias relativas a las políticas de vacunación de recuerdo frente a la fiebre amarilla.

El Documento revisa la efectividad vacunal (23 fallos de vacunación tras administrar más de 540 milllones de dosis, de los que 5 ocurrieron en los primeros 10 días tras la vacunación), la seropositividad (estimación de la misma más allá de los 10 años del 92%), los efectos adversos graves, como la enfermedad viscerotrópica (72 personas tras 437 millones de dosis distribuidas) y la neurotrópica (218 casos con 462 millones de dosis distribuidas), su uso en embarazadas, en trasplantados de progenitores hematopoyéticos, personas VIH positivas y en niños de menos de 10 años.

Tras esta revisión concluyen que: a) la inmunidad postvacunal es de larga duración, b) una única dosis es adecuada para la mayoría de los viajeros, c) las mujeres que estaban embarazadas durante la vacunación deben de recibir una dosis adicional, d) los trasplantados que recibieron antes del proceso una dosis de vacuna, deben de revacunarse para el próximo viaje si son inmunocompetentes, e) los VIH + que recibieron la vacuna durante el proceso, deben de recibir una dosis extra de vacuna, f) los vacunados hace más de 10 años y que estén en alto riesgo (temporada del año en que se efectúa el viaje, lugar del viaje, actividades y duración) deben de recibir un booster, y g) los trabajadores de laboratorio deberán de disponer de títulos protectores medidos al menos cada 10 años.

[mas información]

Artículos relacionados

Vacuna de fiebre amarilla y antiepilépticos. Antipalúdicos en neuritis óptica

1/06/2015

 Respuesta del Experto a …

Vacuna de fiebre amarilla y antiepilépticos. Antipalúdicos en neuritis óptica.

Pregunta

Buenas tardes, abusando de su amabilidad les expongo varias dudas que se nos han presentado en la consulta de vacunación del viajero en relación a dos viajeros concretos. La primera es respecto a un viajero epiléptico que va a ir próximamente a Perú, en un viaje donde ejercerá una labor como voluntario con niños y está en tratamiento con Keppra desde hace varios años. Consultando ficha técnica de Stamaril no aparece nada en relación a interacciones con fármacos antiepilépticos ¿Existen estudios que avalen la inocuidad de Stamaril ante esta situación? ¿Y ante la posible quimioprofilaxis antipalúdica? La segunda duda es en relación a una familia que va a Paraguay a visitar a sus familiares. Son madre y dos niñas de 8 y 11 años y precisamente irán a Caaguazú. Estarán allí por dos meses. Consultando varias fuentes recomiendan para esta zona Cloroquina como quimioprofilaxis, pero una de las niñas tiene problemas visuales (neuritis óptica bilateral), por lo que hemos descartado la cloroquina. ¿Podríamos usar atovacuona/proguanil en su lugar dada las circunstancias?. En Paraguay según lo consultado 95% de P. Vivax y 5% de Plasmodium Falciparum. Muchas gracias por su inestimable ayuda. Un cordial saludo.

Respuesta de José Antonio Navarro (01 de Junio de 2015)

1. Al no incluir enfermos con esa patología en los ensayos clínicos, es difícil conocer si existen interferencias. No obstante, la Epilepsy Society del Reino Unido dice que la mayor parte de las vacunas del viajero no afectarán a la epilepsia, a su control o inteferirán con los fármacos antiepilépticos (http://www.epilepsysociety.org.uk/travel-and-holidays#.VWyK1pWJjcs).

2. Se podría utilizar Malarone, ya que en su FT no se contempla interacción específica, pero siempre valorando el riesgo/beneficio ya que excepcionalmente se ha descrito una asociación entre el fármaco y neuritis óptica:http://factmed.com/study-MALARONE-causing-OPTIC%20NEURITIS.php.

Tenga en cuenta, por otra parte, que el riesgo de malaria en Caaguazú es moderado: (http://www.fitfortravel.nhs.uk/destinations/south-america–antarctica/paraguay/paraguay-malaria-map.aspx).
Recuerden la protección frente a los mosquitos.

 

 

Artículos relacionados

Vacunación frente a fiebre amarilla en sujeto timectomizado

5/05/2014

 Respuesta del Experto a …

Vacunación frente a fiebre amarilla en sujeto timectomizado

Pregunta

Ante un viaje, no organizado turístico, previsto a Etiopía, se recomienda la vacunación de fiebre amarilla al viajero. Se trata de un varón de 27 años que hace 13 años sufrió una timectomía por un quiste simple (no antecedente de timoma). En la actualidad no presenta ninguna patología de interés. Al no existir antecedente de timoma la timectomía, por si sola, sería una contraindicación para la vacunación de fiebre amarilla.

Respuesta de José Antonio Navarro (05 de Mayo de 2014)

Muchas gracias por su “amable” pregunta.

Por una parte la vacuna no se recomienda, en general, para las provincias de Afar y Somali y por otra Etiopía no exige certificado de vacunación para los viajeros procedentes de un país sin transmisión de fiebre amarilla (1,2).

Hasta la fecha no se han identificado evidencias de un incremento de riesgo de efectos adversos graves tras la recepción de la vacuna frente a la fiebre amarilla en personas que han sufrido una extirpación quirúrgica accidental del timo (3). No obstante, el Vaccine Information Statement de fiebre amarilla del ACIP dice que no deberán vacunarse aquellos en los que se ha extirpado el timo (4), en lo que coinciden otros autores (5). Si consideramos que el caso que comenta es accidental, podría, al menos teóricamente, recibir la vacuna.

Dada la escasa casuística al respecto, deberá valorar con el viajero los aspectos anteriormente expuestos a la hora de decidir la vacunación, teniendo siempre presente las precauciones para evitar las picaduras de mosquitos (6).

Referencias

1. World Health Organization. International Travel and Health. ITH 2014 updates

2. Centers for Disease Control and Prevention. Travellers´ Health. Infectious diseases related to travel. Yellow fever.

3. Centers for Disease Control and Prevention. Yellow Fever Vaccine Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR 2010;59(No. RR-7)

4. Centers for Disease Control and Prevention. Yellow fever. Vaccine Information Statement.

5. Eidex R. History of thymoma and yellow fever vaccination. The Lancet 2004;364:936

6. Murciasalud. Consejos para evitar las picaduras de mosquitos. Disponible en: http://www.murciasalud.es/recursos/ficheros/131988-picaduras.pdf

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 4


Subir al menú