Etiqueta Neumococo

image_pdfimage_print

Effectiveness of different vaccine schedules for hepatavalent and 13-valent conjugate vaccines against pneumococcal disease in the Community of Madrid

26/12/2017

Latasa P, Ordobás M, Garrido M, Gil de Miguel A, Sanz J, Barranco M et al. Vaccine 2017;35:5381-5387

La Comunidad de Madrid incluyó en su calendario la vacuna antineumocócica conjugada heptavalente en noviembre 2006 en esquema 3+1 y en junio 2010 fue reemplazada por la de trece serotipos en esquema 2+1. En 2012 dejó de financiarse para reintroducirla en diciembre de 2014, por lo que ese intervalo muchos niños fueron vacunados con el esquema 3+1. A la vista de estos cambios el estudio observacional se plantea evaluar la efectividad frente a la ENI de los varios esquemas empleados en la Comunidad mediante un diseño indirecto de cohortes. Incluyeron todos los casos de ENI entre 2007 y 2015 procedentes del sistema de vigilancia y el estado de vacunación mediante el registro de vacunación. Incluyeron 779 casos de los que el 47.6% habían recibido primovacunación y booster, 20% primovacunación, 15.9% primovacunación incompleta y 16.5% no habían recibido ninguna dosis de vacuna. La efectividad, para serotipos vacunales, para una o más dosis de cualquier vacuna (7 ó 13) fue del 82% (IC 95%: 67.8-89.9), con 91.9% y 77.2% para la vacuna de siete y la de trece, respectivamente. La efectividad para ambas vacunas del esquema 2+1 o 3+1 fue del 100%. Los autores concluyen que detectaron varios fallos de vacunación en aquellos que no habían recibido la dosis de recuerdo, especialmente para serotipos 13 y no 7.

[más información]

Artículos relacionados

The burden of PCV13 serotypes in hospitalized pneumococcal pneumonia in Spain using a novel urinary antigen detection test. CAPA study

18/12/2017

Menéndez R, España P, Pérez-Trallero E, Uranga A, Méndez R, Cilloniz C et al. Vaccine 2017;35:5264-5270

Estudio prospectivo realizado entre 2011 y 2014 en tres hospitales españoles para conocer la distribución de los serotipos neumocócicos causantes de la neumonía adquirida en la comunidad (NAC), según factores de riesgo y comorbilidades, en adultos de 18 o más años, tras la introducción de la vacuna antineumocócica conjugada de trece serotipos en 2010. La confirmación de los serotipos neumocócicos se efectuó con la técnica UAD, Binax Now y cultivos convencionales. Enrolaron a 1.258 adultos identificándose etiología microbiana en 573 y confirmándose neumonía neumocócica en 368 (29.3%), siendo invasores 65 (17.7%). El 17.6% de las neumonías comunitarias de cualquier causa fueron causadas por tipos incluidos en PnC13 y el 3.5% en la PnC7. Los serotipos más prevalentes fueron el 1, 3, 7F y 19A sin diferencias a lo largo del periodo de estudio. Según las patologías subyacentes, los tipos de PnC13 fueron responsables del 69.3% de los casos con una patología y del 52.1% en pacientes con al menos dos condiciones. Como puntos a destacar, los autores exponen: a) el porcentaje de aislamientos de PnC13 en los casos de ENI muestra tendencia ascendente desde 2001, seguido de un descenso más evidente desde 2010, con una disminución del 32.3% entre 2010 y 2013 y, b) tras trece años de uso de vacuna conjugadas, el 17.6% de las NAC fueron causadas por tipos PnC13.

[más información]

Artículos relacionados

Epidemiology of acute otitis media in the postpneumococcal conjugate vaccine vaccine era.

20/11/2017

Kaur R, Morris M, Pichichero M. Pediatrics 2017;140:e20170181

Estudio diseñado para conocer la epidemiología de la otitis media aguda, especialmente la condición de propensión a las otitis (otitis prone) en la era de las vacunas conjugadas antineumocócicas. El estudio tiene su origen en uno prospectivo longitudinal de cohortes de niños en sus primeros tres años de vida, sanos y reclutados a los seis meses, en Rochester (Nueva York), y en ésta actualización describen la epidemiología en los últimos diez años (2006 a 2016) y caracterizan los factores que contribuyen a la condición otitis-prone (niños que sufren de otitis media recurrente con tres o más episodios en seis meses o cuatro o más en un año. Todos los diagnósticos de OMA se confirmaron por timpanocentesis y cultivo bacteriano. Se analizaron datos de 615 niños y para el primer año de vida, 23% experimentarion uno o más episodios de OMA y para los de tres años, el 60% tuvo uno o más episodios y el 24% tres o más. El pico de incidencia estuvo entre los seis y doce meses de edad. El riesgo incrementado se asoció a masculinidad, blancos no hispanos, historia familiar de OMA recurrentes y debut precoz de la otitis. Para otitis prone fueron factores de riesgo la masculinidad, asistencia a guarderías, historia familiar de OMA, siendo protectora la lactancia natural. La vacuna antineumocócica se asocia consistentemente con un descenso de OMA por neumococo pero con emergencia posterior de cepas neumocócicas no vacunales. Concluyen que: a) el número de episodios de OMA han descendido, especialmente por la vacuna antineumocócica y por una definición más estricta de la otitis, b) la OMA precoz es un predictor de la tendencia a otitis de repetición, c) la asistencia a guardería y una historia familiar de OMA son factores de riesgo predominantes para OMA y otitis prone, y d) los gérmenes otopatógenos han experimentado múltiples cambios dinámicos que probablemente continuarán en los próximos años.

[más información]

Artículos relacionados

Impact of Pneumococcal Conjugate Vaccines on Selected Head and Neck Infections in Hospitalized Israeli Children

16/10/2017

Marom T, Bookstein Peretz S, Schwartz O, Goldfarb A, Oron Y, Tamir SO. Pediatr Infect Dis J 2017; 36(3): 314-8.

Streptococcus pneumoniae es una causa frecuente de infecciones pediátricas de cabeza y cuello (HNIs) como otitis media aguda (OMA), mastoiditis, sinusitis y meningitis. El objetivo del presente trabajo es caracterizar la epidemiología de las HNIs neumocócicas antes, durante y después de la introducción de las vacunas neumocócicas conjugadas.

Se tomaron los niños <16 años hospitalizados en un hospital pediátrico de Israel por HNIs entre 2007 y 2014. Los años del estudio se caracterizaron en función del uso de la vacuna en el calendario, 2007-8 prevacunales, 2009-11 años de transición, 2012-14 años postvacunales. Se tomaron los episodios de HNIs neumocócicos y se consideró que los que habían recibido al menos dos dosis de vacuna estaban vacunados mientras que el resto se les clasificó como no vacunados.

Un total de 2,5-4,7% de los ingresos fueron HNIs, siendo entre el 3 y el 17% de los mismos neumocócicos. Se identificaron 87 episodios de pHNIs, de ellos 42 OMA, 28 mastoiditis y 17 meningitis, se observó una tendencia descendente y particularmente entre los pHNIs tras la introducción de la vacuna. En los años 2009-10 la incidencia descendió abruptamente de 7 a 1,74/1.000 niños hospitalizados/año, debido a una reducción del 55% de las OMAs de origen neumocócico; se observó un descenso adicional en los años postvacunales, 1,62/1.000 niños hospitalizados/año. Los niños vacunados presentaban menos verosimilitud de presentar pHNIs (P=0,001) pero presentaron mayores posibilidades de someterse a cirugía.

Los autores concluyen que se observa una reducción de la incidencia de pHNIs tras la vacunación.

[más información]

Artículos relacionados

Childhood deaths attributable to invasive pneumococcal disease in England and Wales, 2006-2014

11/10/2017

Oligbu G, Collins S, Sheppard C, Fry N, Slack M, Borrow R et al. CLin Infect Dis published on line June 12, 2017

Trabajo elaborado por miembros de Public Health England con datos procedentes de la vigilancia de la enfermedad neumocócica invasora (ENI) en Inglaterra y Gales para conocer las muertes de niños menores de cinco años (nacidos a partir de septiembre de 2014) con ENI padecida entre 2006 y 2014. A lo largo de los ocho años de duración del estudio se registraron 3.146 casos de ENI con 150 fallecimientos (letalidad del 4.8%). Globalmente se serotipo el 88% de los casos de fallecidos identificándose 35 serotipos distintos sin predominancia entre ellos. La mayoría de las muertes acaecieron en menores de un año (59%) y en los de 1uno a dos años (35%). Un tercio tenían factores de riesgo y la meningitis se asoció a la mitad de las muertes. La tasa de mortalidad por ENI cayó tras la introducción de la vacuna conjugada de siete serotipos (1.25/100.000 en 2006/07 a 0.60/100.000 en 2009-2010), con una reducción posterior tras la vacuna de trece serotipos desde abril 2010 hasta llegar a 0.39/100.000 en 2013/14 (14 muertes con tasa de incidencia de 0.31 e IC 95%: 0.16-0.61). En este último periodo la mayoría de los fallecimientos fueron causados por tipos no vacunales o en neonatos no vacunados. Los autores concluyen que la mayoría de los casos fatales de ENI en la actualidad lo son por no vacunales y que se precisan estrategias adicionales para reducirlas en aquellos países con programas consolidados de vacunación antineumocócica infantil, del tipo de reconocimiento precoz del niño enfermo para instaurar rápido tratamiento.

[más información]

Artículos relacionados

Surveillance of pneumococcal colonization and invasive pneumococcal disease reveals shift in prevalent carriages serotypes in Massachusetts´children to relatively low invasiveness

11/10/2017

Yildirim I, Little B, Finkelstein J, Lee G, Hanage W, Shea K et al. Vaccine 2017;35:4002-4009

Tras la introducción de las vacuna antineumocócicas conjugadas las tasas globales de colonización nasofaríngea por neumococo no han cambiado drásticamente, a pesar de una importantísima reducción de la enfermedad invasora. Los autores mediante el uso de datos de los sistemas de vigilancia de ENI y de transporte nasofaríngeo de Massachusetts describen las diferencias en el potencial invasor de los serotipos que son colonizadores comunes en las eras pre-13 (2001-02, 2003-04, 2006-07 y 2008-09) y postvacunales (2010-11 y 2013-14) para proporcionar mayores conocimientos acerca de nuestra comprensión de la epidemiología dinámica de las enfermedades neumocócicas. Evaluaron, además, la capacidad invasora en los menores de 24 y en los de más de 24 meses. Se observó una variación aproximada de 50 veces entre los serotipos con el potencial más invasor (7F, 19A, 3 y 33F) y el menor (6C, 35B, 21, 11A, 23B y 23A). En la era post Pcn13 los serotipos 6C, 35B, 11A, 23B y 23A que son cinco de los siete tipos más comúnmente colonizadores fueron serotipos con la menor capacidad invasora. La capacidad invasora serotipo específica presentó tendencias decrecientes en los niños mayores para la mayoría de los serotipos, mientras que el 3, 10A y el 19A tuvieron significativamente menor capacidad invasora en los mayores de 24 meses al compararlos con los menores de esa edad. Los autores concluyen que la capacidad invasora difiere según serotipos y probablemente según la edad. Las estimaciones de la capacidad invasora de la mayoría de los serotipos frecuentes que colonizan a los niños en la era postPnC13 es baja y probablemente explica la continuada reducción de la ENI desde la era prevacunal en ausencia de protección vacunal específica para ellos.

[más información]

Artículos relacionados

Pneumococcal conjugate vaccine in Latin America: are PCV10 and PCV13 similar in terms of protection against serotype 19A?

21/08/2017

Avila-Agüero M, Ulloa-Gutiérrez R, Falleiros-Arlant L, Porras O. Expert Review of Vaccines, Accepted author version posted online: 24 May 2017

Editorial en la que se plantea si las dos vacunas antineumocócicas conjugadas, PnC10 y PnC13, son similares en términos de protección frente al serotipo 19A en países de Latinoamérica. Para ello analiza datos publicados sobre protección directa versus protección cruzada, transporte nasofaríngeo y sobre datos de efectividad y de vigilancia. Respecto al primer punto, la vacuna PnC13 desencadena niveles sustancialmente mayores de actividad opsonofagocítica frente al serotipo en cuestión, de manera que las ratios de los GMT de OPA con PnC13 son del 51 y 46 mayores que con PnC10 tras las dosis del primer año y las del segundo, respectivamente. En un estudio holandés, tras la cuarta dosis los receptores de PnC13 tenían concentraciones de IgG, de OPA y células B de memoria del orden de 18, 16 y 5 veces más, respecto de PnC10. En cuanto al transporte nasofaríngeo, se dispone de escasas evidencias de que PnC10 tenga impacto en el mismo. Datos de Argentina, Panamá y Colombia muestran una tendencia, no significativa, a un menor transporte nasofaríngeo, mientras que en Brasil no se modificó el transporte de los tipos 6A y 19A. Por último, en cuanto a datos de efectividad, la vigilancia epidemiológica ha detectado un aumento de los casos de ENI por 19A desde la introducción en 2010 de PnC10, al igual que lo que ha ocurrido en Chile donde en menores de dos años los aislamientos de ese serotipo han pasado del 4%-8% en la etapa prevacunal al 25% en 2014, al margen de que la mayoría de las ENI´s por 19A habían ocurrido en niños bien vacunados con PnC10. Los autores concluyen que su editorial tiene como objetivo el alertar sobre la importancia de aumentar y mejorar la vigilancia del serotipo 19A en países latinoamericanos que ya han introducido la vacuna PnC10 en sus calendarios sistemáticos, máxime cuando los datos preliminares más recientes de Brasil, Colombia y Chile sugieren un aumento potencial de infecciones por ese serotipo. Por el momento, la vacuna de trece serotipos parece que ofrece mejor protección y de mayor duración frente a 19A que la vacuna decavalente.

[más información]

Artículos relacionados

Effectiveness of pneumococcal vaccines in preventing pneumonia in adults, a systematic review and meta-analysis of observational studies

16/08/2017

Tin Tin Htar M, Stuurman A, Ferreira G, Alicino C, Bollaerts K, Paganino C et al. PLoS ONE 2017;12:e0177985

Revisión sistemática de artículos publicados entre 1980 y 2015 y meta-análisis de estudios observacionales con el objetivo de evaluar la efectividad de las vacunas antineumocócicas frente a la neumonía comunitaria en adultos de población general, en inmunodeprimidos y en individuos con factores de riesgo subyacentes, elaborado por miembros del laboratorio Pfizer. De 1159 artículos localizados se seleccionaron 33 para el meta-análisis, no incluyéndose ninguno referido a la vacuna conjugada de trece serotipos. Se observaron amplios rangos de la efectividad para las neumonías en mayores de 65 años (-143% a 60%). La efectividad vacunal para neumonías de cualquier tipo que precisan hospitalización en la población general fue del 10.2% (IC 95%: -12.6 a 33.0) y la meta-regresión apunta a que frente a esta última es significativamente menor cuando el tiempo transcurrido desde la vacunación es de 60 meses o más, respecto al menor de ese tiempo. Por otra parte, cuando en el país se incluye en los calendarios nacionales de vacunación la vacuna conjugada la efectividad para este último outcome, la efectividad es menor, -6.31 con IC 95%: -15.78 a 3.17, que cuando solo se dispone de la vacuna en farmacias, 29.40% con IC 95%: -0.78 a 59.59. Para la neumonía neumocócica con hospitalización, en población general, la efectividad osciló entre el 32% (-18 a 61) y el 51% (16 a 71). Los autores concluyen que debido a la gran diversidad de las poblaciones estudiadas, a la distinta circulación de serotipos de S pneumoniae, a las coberturas infantiles de vacunación, a las distintas definiciones de casos y al tiempo transcurrido desde la vacunación, se observan amplias estimaciones de la efectividad de la vacuna polisacárida de 23 serotipos, y que aunque se dispone de ciertas evidencia de protección frente a la neumonía comunitaria, al menos en el corto plazo, no encontraron datos consistentes respecto a su efecto protector en población general, inmunodeprimidos y en aquellos con factores de riesgo.

[más información]

Artículos relacionados

Review: In COPD, inyectable polyvalent pneumococcal vaccine reduce risk for community-acquired pneumonia

8/08/2017

Stanbrook M. Ann Intern Med 2017;166:JC52

Artículo que comenta los resultados del meta-análisis llevado a cabo por la Cochrane Library respecto a la reducción de padecer neumonía comunitaria en pacientes con EPOC tras la administración de vacuna antineumocócica polisacárida de 23 serotipos. La revisión comprende artículos hasta noviembre de 2016, siendo doce los ensayos clínicos aleatorios de los que nueve se referían a dicha vacuna polisacárida y uno a la vacuna conjugada de siete serotipos. Como resultados más llamativos resaltan que la vacuna redujo los episodios de neumonía comunitaria y las exacerbaciones de la EPOC respecto al placebo en los 6-36 meses tras la vacunación. Como comentarios exponen que no se pudo observar efectos significativos específicos en cuanto a la neumonía neumocócica, debido probablemente a la falta de poder en el grupo control al ser la incidencia de neumonía neumocócica de solo el 1.1%. Si expresan como hallazgo no sorprendente el que no se encontraran efectos en las hospitalizaciones de cualquier causa ni en la mortalidad debido a que no es plausible que la vacuna tenga efectos directos sobre otros muchos patógenos que causan morbilidad en la EPOC. Sí fue un hallazgo llamativo la reducción significativa de las exacerbaciones de la EPOC con un riesgo relativo similar en magnitud al observado con las medicaciones inhaladas prescritas habitualmente en la EPOC. Concluyen con que es necesario disponer de más ensayos clínicos comparativos de las vacunas polisacáridas simples y de las conjugadas.

[más información]

Artículos relacionados

Indirect (herd) protection, following pneumococcal conjugated vaccines introduction: a systematic review of the literature

26/07/2017

Tsaban G, Ben-Shimol Sh. Vaccine 2017;35:2882-2891

Revisión sistemática de la literatura para describir el impacto de la introducción de la vacuna antineumocócica conjugada de siete o trece serotipos en los calendarios infantiles de varios países del mundo en la población adulta naive a la vacuna. La búsqueda se limitó a artículo escritos en inglés y publicados entre 2000 y 2016 y que evaluaran las tasas de ENI en sujetos mayores de cinco años, con los términos de búsqueda: vacuna antineumocócica conjugada, rebaño, indirecta, adultos y neumonía. 49 artículos cumplían criterios de selección, de los que 39 se referían a ENI, 8 a neumonía y 2 a ambos end-points, procediendo la mayoría de los reports de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá. Se observó amplia variabilidad en cuanto a calidad y nivel de detalle en todos los estudios. Mientras que la mayoría de los estudios reportaron bien reducciones significativas o cambios insignificantes en las tasas de ENI o neumonía tras la implantación de la vacunación universal infantil, unos pocos reportaron aumentos significativos en las tasas de ENI, aunque procedían mayoritariamente de países con bajas coberturas vacunales o con inadecuados sistemas de vigilancia. Concluyen que las tasas de ENI y neumonía entre adultos han descendido en la mayoría de los países y que este efecto indirecto parece depender de la cobertura infantil y del tiempo transcurrido desde la implantación de la medida. Los adultos de más de 65 años parecen ser los más beneficiados.

[más información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 4 5 17


Subir al menú