Etiqueta Otras vacunas

image_pdfimage_print

Strategies for and advances in the development of Staphylococcus aureus prophylactic vaccines

2/06/2011

Strategies for and advances in the development of Staphylococcus aureus prophylactic vaccines.
Broughan J, Anderson R, Anderson AS. Expert Rev Vaccines 2011; (5): 695–708
Palabra clave: Otras vacunas

Staphylococcus aureus es un organismo humano común comensales y también una causa importante de infecciones nosocomiales en todo el mundo asociado con altas tasas de mortalidad, hospitalización prolongada y aumento de los costos médicos. Infecciones graves por S. aureus son cada vez más difícil de tratar debido a la propagación de cepas resistentes a los antibióticos, y adquirida en la comunidad la enfermedad está aumentando también. Hay muchas presentaciones clínicas de la enfermedad, incluyendo infecciones superficiales de la piel y tejidos blandos, así como graves infecciones invasivas como la neumonía bacteriemia y endocarditis.

La gran variedad de factores de virulencia expresados por S. aureus contribuye a la patogénesis y ha sentado las bases para la selección de antígenos para las vacunas en fase de desarrollo clínico. Requisitos fundamentales para el desarrollo de vacunas incluyen el desarrollo de criterios de seguimiento de la respuesta inmune generada por la vacuna de manera que pueden predecir la efectividad de la vacuna. La consideración cuidadosa de las poblaciones de pacientes en los que las vacunas candidatas son inicialmente evaluados por su eficacia, también jugará un papel clave para el desarrollo de vacunas. En la actualidad hay varias vacunas en diferentes fases de desarrollo clínico que ofrece interesantes perspectivas para la prevención de esta enfermedad devastadora. La composición y los primeros resultados clínicos de la evaluación de estas vacunas se discuten en este artículo.

Artículos relacionados

An update on vaccination against group B streptococcus

2/06/2011

An update on vaccination against group B streptococcus.
Heath PT. Expert Rev Vaccines 2011; (5): 685–694
Palabra clave: Otras vacunas

El Streptococcus agalactiae (estreptococo del grupo B) es una causa importante de enfermedad en niños, mujeres embarazadas, ancianos y adultos inmunodeprimidos. Una vacuna eficaz es probable que impida la mayoría de las enfermedades infantiles (de inicio temprano y tardío), para evitar las limitaciones de la profilaxis antibiótica intraparto y ser coste-efectiva. Un número de candidatas, entre ellas las vacunas conjugadas capsulares, tienen posibilidades de ser vacunas eficaces. Los estudios de fase II en humanos con vacunas conjugadas capsulares se han completado con éxito. Cuestiones aún por resolver son la seguridad y aceptabilidad de la vacuna durante el embarazo, la duración de la inmunidad derivado de la vacuna y las cuestiones reglamentarias necesarias para obtener la autoriza.

Artículos relacionados

Position paper—HPV and the primary prevention of cancer; improving vaccine uptake by paediatricians

7/03/2011

Position paper—HPV and the primary prevention of cancer; improving vaccine uptake by paediatricians
José Ramet, Diego van Esso, Zsofia Meszner and on behalf of the European Academy of Pediatrics Scientific Working Group on Vaccines. Eur J Pediatr 2011; 170: 309-321
Palabra clave: Otras vacunas

El cáncer cervical es un importante problema de salud y, después del cáncer de mama, el más frecuente en mujeres entre 15 y 45 años de edad. Es bien sabido que algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH) que infectan el tracto genital en un gran número de adultos sexualmente activos, el VPH 16 y el VPH 18, causan este tipo de cáncer. Hasta fechas recientes, su vigilancia y control se sustentaba exclusivamente en intervenciones de cribado. La constancia de que los adolescentes son en la actualidad sexualmente activos a edades más tempranas, lleva a un primer plano el interés de la vacunación como una efectiva medida para prevenir la progresión de la infección por VPH a cáncer. El virus es así mismo responsable de neoplasias de ano, vagina, vulva y pene, así como de verrugas genitales y papilomatosis laríngea en niños pequeños. Las 2 vacunas disponibles en Europa han demostrado su elevada innmunogenicidad, persistente a los 5 años de la inmunización, así como su seguridad, con <0,1% de reacciones adversas destacables. Los autores revisan las posibilidades del uso de programas de vacunación paralelamente a los de screening en programas conjuntos de prevención del cáncer de cérvix. El grupo de estudio concluye que el uso de vacunas frente al VPH va a tener un significativo impacto en la prevención primaria de cánceres y otras enfermedades relacionadas con el virus.

Artículos relacionados

Los padres frente a la vacunación

7/03/2011

Los padres frente a la vacunación
Van Esso DL. Vacunas 2010; 11: 133-134
Palabra clave: Generales

Editorial del Dr. Van Esso en relación al problema que surge con el aumento de familias que rechazan las vacunas. Para la mayor parte de la población, las vacunas son un bien deseado y bien valorado, como lo demuestran la aceptación de la vacunación como una actividad preventiva habitual. Sin embargo, en los últimos años se ha detectado un aumento de las familias que rechazan las vacunas. La no vacunación tiene consecuencias individuales y colectivas. Las familias que rechazan las vacunas han sido caracterizadas y responden generalmente al perfil de familias con un nivel cultural superior a la media, estudios superiores y, en general, tienen rentas más elevadas.

Entre las causas que subyacen al rechazo a la vacunación se encuentran factores como el miedo a las vacunas y sus potenciales efectos secundarios, la no percepción de riesgo debido a la enfermedad, la dificultad en situar los riesgos de la vacunación en su perspectiva real y la falta de confianza en el estado y las autoridades sanitarias. Si se tiene en cuenta que el factor fundamental del rechazo a la vacunación es el miedo a los efectos secundarios de las vacunas y la no percepción de riesgo por la enfermedad, es evidente que una actitud dialogante y positiva por parte de los profesionales sanitarios capaz de generar confianza en las familias constituye la base para intentar modificar esta actitud, al menos en algunas familias.

En un mundo en el que la libertad individual, incluida la no vacunación, no parece destinada a desaparecer, sino todo lo contrario, será necesario seguir disponiendo de vacunas seguras y efectivas para continuar protegiendo a la población que confía en la vacunación que, afortunadamente, en nuestro medio, es mayoritaria. No obstante, es esencial que los profesionales sanitarios estén preparados para responder a familias con dudas y miedos. La influencia que el pediatra tiene en las decisiones que toman las familias es importante, pero, en esta materia, solamente una actitud dialogante en un marco de una relación de confianza será capaz de modificar la decisión de algunas familias.

Artículos relacionados

Japanese encephalitis vaccines

16/04/2010

Japanese encephalitis vaccines
Reccommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). CDC. MMWR 2010; 59 (RR-1): 1-32
Palabra clave: Otras vacunas

El documento actualiza las recomendaciones de 1993 de la ACIP para la vacunación contra la encefalitis japonesa (EJ), recomendada para viajeros que vayan a permanecer uno o más meses en áreas endémicas de EJ durante la estación de trasmisión del virus causal y para trabajadores de laboratorios con un potencial riesgo de exposición a infecciones por el virus. La vacunación debería incluir su indicación para 1) viajeros con  tiempos de estancia inferiores a 1 mes en áreas endémicas durante la estación de trasmisión del virus de la EJ si se planifican para áreas no urbanas y que van a representar un riesgo incrementado de exposición al virus; 2) viajeros a zonas con brotes activos de EJ; y 3) viajeros a zonas endémicas cuando se desconozca el destino específico, las actividades a realizar o la duración del viaje. No se recomienda la vacunación para viajes de corta duración exclusivamente a áreas urbanas o en temporadas distantes de las estaciones de trasmisión del virus bien definidas.

En EE UU existen 2 vacunas frente a la EJ. La primera, inactivada, derivada de cerebro de ratón (JE-VAX),  registrada en 1992, indicada a partir del año de edad, de la que se dispone de un número limitado de lotes por haber cesado su producción. La segunda, también inactivada, cultivada en células Vero (IXIARO), registrada en 2009 e indicada para mayores de 17 años de edad, que es la que actualmente está disponible en España. Las vacunas JE-VAX aún existentes se reservan para la inmunización de niños de 1 a 16 años de edad.

Artículos relacionados

Development of vaccines against Helicobacter pylori

27/09/2009

Development of vaccines against Helicobacter pylori.
Del Giudice G, Malfertheiner P, Rappuoli R. Expert Rev Vaccines 2009; 8(8): 1037-1049
Palabra clave: Otras vacunas

Helicobacter pylori es una bacteria Gram-negativa, microaerofílica adaptada a sobrevivir en el estómago de los humanos donde puede causar úlceras de pépticas y cáncer gástrico. Aunque el tratamiento con antibióticos es eficaz, hay un acuerdo general en que las vacunas son necesarias para limitar la gravedad de esta infección. Grandes progresos se han realizado desde el descubrimiento hace 25 años, en la comprensión de los factores de virulencia y varios aspectos de la patogénesis de las enfermedades gástricas producidas por H. pylori.

Varios factores claves bacterianos se han identificado: ureasa, citotoxina vacuolizante, antígeno asociado a cititoxina, patogenicidad, proteína activadora de neutrófilos, entre otros. Estas proteínas han mostrado, en su forma natural o recombinante, conferir protección contra la infección por H. pylori en modelos experimentales en animales. No se conocen, sin embargo, cuáles son los mecanismos efectores que inducen esta protección. Sin embargo, se han realizado ensayos clínicos en voluntarios sanos usando ureasa administrada oralmente como proteína soluble o expresada en vectores bacterianos con resultados limitados.

Recientemente, una mezcla de H. pylori antígenos, era sumamente immunogénica en voluntarios H. pylori-negativos después de la administración intramuscular de la vacuna con hidróxido de aluminio como adyuvante. Estos datos muestran que la vacunación contra este patógeno es factible. Son necesarias más investigaciones para comprender los mecanismos inmunológicos que son la base de la protección inmune.

Artículos relacionados

Relanzar la confianza en las vacunas

9/11/2008

Relanzar la confianza en las vacunas.
Kuehn MB. JAMA 2008; 300(19): 2233-2235
Palabra clave: otras vacunas

Preocupados por el escepticismo del público general en cuanto a la vacunación infantil, un escepticismo exacerbado por la información equivoca proveniente de Internet y otras fuentes, miembros de diferentes comunidades médicas y de salud pública lanzan una campaña de esfuerzos coordinados para conseguir el apoyo público a la inmunización. La Immunization Alliance, organización que reúne a la American Academy of Family Physicians, la American Academy of Pediatrics (AAP), la American Medical Association, the American Public Health Association, y diversas asociaciones de pacientes organizaron un llamamiento a la acción para relanzar la confianza perdida en las vacunas en EEUU.

Artículos relacionados

Vaccines and immunotherapy against Pseudomonas aeruginosa

13/06/2008

Vaccines and immunotherapy against Pseudomonas aeruginosa.
Döring G, Pier GB. Vaccine 2008; 26: 1011-1024
Palabra clave: Otras vacunas

Interesante y completo trabajo de revisión en que se incluyen todos los avances conseguidos en los últimos años en la obtención de una vacuna frente a P. aeruginosa. Los autores hacen un repaso de los diferentes tipos y enfoques investigados, desde preparados de lipopolisacáridos, polisacáridos de superficie, proteínas de membrana externa, vacunas enteras inactivadas, vacunas atenuadas y vacunas DNA. Aunque algunas de ellas han llegado a fase clínica, aún no se dispone de ninguna autorizada para comercialización. Por último, los autores discuten los problemas inherentes a los ensayos de las vacunas candidatas en las poblaciones de pacientes a considerar.

Artículos relacionados

The Lyme vaccine: a cautionary tale

6/01/2007

The Lyme vaccine: a cautionary tale
Nigrovic LE, Thompson KM. Epidemiol Infect 2007; 135: 1-8
Palabras clave: Otras vacunas

Las personas que viven en áreas donde la enfermedad de Lyme es endémica adquieren la enfermedad por la mordedura de garrapatas infectadas.

Cuando esta enfermedad se diagnostica de forma precoz responde bien al tratamiento antibiótico, pero una pequeña proporción de pacientes desarrollan una enfermedad más grave con complicaciones neurológicas, cardíacas o reumatológicas crónicas.

En 1998 la FDA autorizó una vacuna recombinante frente a la enfermedad de Lyme, LYMERIX®, que redujo la incidencia de nuevas infecciones en adultos vacunados en casi un 80%.

Tres años más tarde, el fabricante retiró voluntariamente el producto del mercado debido al descenso de ventas de la vacuna y un pleito en curso, aunque los estudios demostraron que la vacuna representó una intervención rentable desde el punto de vista de la salud pública para las personas de riesgo de adquirir la enfermedad de Lyme.

Aunque los estudios preliminares apoyaron la seguridad de la vacuna, la retirada del producto impidió la terminación de estudios más concluyentes. La retirada de la vacuna pudo estar influenciada por la baja tolerancia de la población a los riesgos de las vacunas, al coincidir con la retirada de la vacuna frente al rotavirus.

La incidencia de infección por B. burgdorferi es de casi 20.000 casos al año en Estados Unidos. La retirada de la vacuna supuso una pérdida de una importante herramienta para prevenir la enfermedad de Lyme.

En la actualidad Baxter está planteando la posibilidad de desarrollar ensayos clínicos con una nueva vacuna, pero tendrá que superar la carga que supone el rechazo de la población, a pesar de los resultados científicos que avalen la introducción de la vacuna.

Artículos relacionados

Tick-Borne encephalitis with hemorrhagic syndrome, Novosibirsk Region, Russia, 1999

30/10/2006

Tick-Borne encephalitis with hemorrhagic syndrome, Novosibirsk Region, Russia, 1999
Ternovoi VA, Kurzhukov GP, Sokolov YV, Ivanov GY, Ivanisenko VA, Loktev AV. et al. Emerg Infect Dis 2003; 9 (6)
Palabra clave: Otras vacunas

Tras la aparición de 8 casos de muerte por encefalitis por garrapata con un síndrome hemorrágico no habitual en el año 1999 en la región de Novosibirsk en Rusia, los autores realizan un estudio para determinar el genotipo del virus. En 1999 se confirmaron en esa región de Novosibirsk 447 casos de TBE (Tick-Borne Encephalitis), de los que 9 murieron y 8 de ellos lo hicieron debido a un síndrome hemorrágico severo, no descrito anteriormente. Los resultados del estudio indican que el genoma de las variantes hemorrágicas es diferente a las cepas anteriormente conocidas, apoyando la hipótesis de que existe relación entre la aparición de casos con clínica no habitual y la emergencia de nuevas variantes del virus TBE en la región de Novosibirsk.

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 12

Subir al menú