Etiqueta Paludismo

image_pdfimage_print

Efficacy and safety of the RTS,S/AS01 malaria vaccine during 18 months after vaccination: a phase 3 randomized, controlled trial in children and young infants at 11 African sites

21/08/2014

The RTS,S Clinical Trials Partnership. PLOS Med 2014;11(7):e1001685.

Palabra clave: Paludismo. Vacuna. RTS,S. Eficacia.

Evaluación de la seguridad y eficacia de la vacuna frente a la malaria, RTS,S/AS01, mediante un ensayo clínico fase III, aleatorio y controlado llevado a cabo en 11 lugares de Africa en niños de 5 a 17 meses y con un seguimiento de 18 meses. Participaron 6.357 niños de 6 a 12 semanas y 8.923 de 5 a 17 meses que fueron randomizados para recibir tres dosis de vacuna o una vacuna de control. La efectividad frente a la malaria clínica y por protocolo fue del 46% (IC 95%: 42-50) y a los 20 meses tras la primera dosis, intención de tratar, fue del 45% (IC 95%: 41-49). La eficacia frente a la malaria grave y frente a la hospitalización fue del 34% (IC 95%: 15-48) y del 41% (IC 95%: 30-50). En los de 6 a 12 semanas la efectividad por protocolo fue del 27% (IC 95%: 20-32) no observándose protección significativa frente a la malaria grave y a las hospitalizaciones por la enfermedad. La efectividad fue decayendo con el tiempo transcurrido desde la vacunación. El efecto adverso mas grave reportado fue la meningitis en 16/5.949 y 1/2.974 niños y en 9/4.358 y 3/2.179 lactantes en el grupo vacunal y control, respectivamente. Los autores concluyen que la vacuna RTS,S/ AS01 evita muchos casos de malaria clínica y grave en los 18 meses postvacunales con un mayor impacto en las áreas de mayor incidencia de enfermedad. La efectividad fue superior en niños mayorcitos pero incluso con unos niveles de eficacia modestos, el número de casos evitados es sustancial.

[mas información]

Artículos relacionados

Human papilloma vius vaccination in patients with an aggresive course of recurrent respiratory papillomatosis

21/08/2014

Hocevar-Boltezar I, Maticic M, Sereg-Bahar M, Gale , Poljak M, Kojcan B et al. Eur Arch Otorhinolaryngol published on line 26 June 2014.

Palabra clave: Papilomatosis laríngea. Vacunación.

Estudio enfocado a investigar la influencia de la inmunización con la vacuna tetravalente frente a VPH en la evolución de la papilomatosis laríngea recurrente (PLR). Para ello seleccionaron once individuos de 13 a 46 años con un crecimiento rápido de papilomas laríngeos que recibieron tres dosis de vacuna y fueron seguidos de 12 a 52 meses. Compararon el intervalo entre los procedimientos quirúrgicos, la extención de la enfermedad durante cada cirugía y el número de procedimientos quirúrgicos anuales antes y después de la vacunación. El intrevalo medio entre cirugías fue de 271.2 días antes de la vacunación y de 537.4 tras la misma (p=0-034) mientras que el número medio de cirugías anuales fue de 2.16 antes y de 0.93 posteriormente (p=0.022). La remisión completa de la enfermedad se observó en un paciente, en siete se observó una respuesta parcial y en tres no se observó respuesta. Concluyen que la vacuna tetravalente puede alterar el curso de la PLR en pacientes con rápdido crecimiento de los papilomas, prolongando el intervalo entre los procedimientos quirúrgicos, quizás debido a ciertos efectos terapéuticos de la vacuna por la presencia de anticuerpos específicos anti VPH en secreciones laríngeas. Estos evitarían la reinfección con viriones VPH evitando o reduciendo las recurrencias. El mayor inconveniente del estudio es la ausencaia de un grupo control debido a que la PLR en un a entidad muy infrecuente, por lo que para este grupo tomaron datos históricos.

[mas información]

Artículos relacionados

Varicella and herpes zoster hospitalizations before and after implementation of one-dose varicella vaccination in Australia: an ecological study

21/08/2014

Heywood A, Wang H, Macartney K, McIntyre P. Bull World Health Organ 2014;92:593-604.

Palabra clave: Varicela. Vacuna. Hospitalizaciones.

Estudio ecológico destinado a conocer las hospitalizaciones por varicela y por herpes zóster en Australia donde incluyeron la vacunación, con una dosis, gratuita en calendario en noviembre de 2005 para los niños de 18 meses, comparando la etapa prevacunal con la postvacunal. En esta obtienen coberturas del 80% en 2008 para los menores de 24 meses y del 90% en los menores de cinco años en 2012. Comparado con el periodo prevacunal las hospitalizaciones por varicela fueron significativamente inferiores en los menores de 40 años con la mayor reducción en los de 18 a 59 meses (IRR: 0.25. IC 95%: 0.22-0.29).Las causadas por el herpes zóster tambien cayeron entre ambos periodos (IRR:0.95. IC 95%: 0.92-0.97). Los autores enfatizan en los efectos de la protección comunitaria al observar una caída en la incidencia en los lactantes y en la población adulta y como el alcanzar ráppidamente altas coberturas vacunales reduce las hospitalizaciones por varicela sin incrementar las de herpes zóster. Como fortalezas del estudio subrayan el uso de bases poblacionales de datos que incluyen todo el país y como debilidades el diseño ecológico y el centrarse solamente en los ingresos hospitalarios. Piensan que a la vista de otras publicaciones se debería replantear la inclusión de una segunda dosis para eliminar los casos de breakthrough.

[mas información]

Artículos relacionados

First autochthonous malaria case due to Plasmodium vivax since eradication, Spain, October 2010

12/10/2010

First autochthonous malaria case due to Plasmodium vivax since eradication, Spain, October 2010
Santa-Olalla Peralta P, Vazquez-Torres MC, Latorre-Fandós E, Mairal-Claver P, Cortina-Solano P, Puy-Azón A et al. Euro Surveill 2010; 15(41): pii=19684
Palabra clave: Paludismo

En España el último caso autóctono de malaria se declaró en 1961 por lo que fue oficialmente declarada como erradicada en 1964. Según la Agencia de Vigilancia Epidemiológica se registra una media de 400 casos importados anualmente de los que menos del 5% corresponden a malaria por P vivax. El principal vector anofelino en España es el Anopheles atroparvus que está muy extendido por todo el país y que puede transmitir las cepas asiáticas de P vivax pero es refractario a las cepas africanas de P falciparum.

El 5 de octubre de 2010 la Autoridad Sanitaria de Aragón declaró al Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias un caso confirmado de malaria por P vivax en un paciente de unos 40 años que vivía en la provincia de Huesca. El paciente desarrolló fiebre en septiembre y se diagnosticó el día 25 de amigdalitis aguda. 4 días más tarde precisó hospitalización por deterioro clínico e ictericia. El mismo día se detectó en sangre periférica parásitos de Plasmodium spp iniciándose tratamiento con cloroquina y primaquina.

Según la encuesta epidemiológica el paciente no había viajado a áreas endémicas o había tenido contacto con personas residentes en dichas áreas. No había historia de cirugía o de exámenes invasores. Sí declaró dos visitas a aeropuertos, en Barcelona en verano de 2008 y a Zaragoza en el verano de 2009. En la vecindad de su residencia había algunas pequeñas explotaciones porcinas con lo que se exponía a picaduras de mosquitos. Más aún, el paciente vivía en un área donde estaba presente Anopheles antroparvus. Como medidas de control se hizo búsqueda activa de casos, despistaje en familiares y alertas a los hospitales del área. La búsqueda entomológica no ha demostrado hasta ahora la presencia de parásitos de Plasmodium en los mosquitos locales. A pesar de la detallada investigación no se ha podido identificar la fuente de infección, pudiendo haber ocurrido la transmisión mediante especies locales de Anopheles tras infección desde personas procedentes de zonas endémicas y que transportaban gametocitos en sangre. No parece probable que la fuente de infección fueran los viajes a los aeropuertos por la distancia de 100 kilómetros al aeropuerto internacional más próximo y el limitado alcance de vuelo de los anophelinos locales.

La situación actual en España podría clasificarse como de anophelismo sin malaria con presencia de vectores potenciales para el parásito y condiciones favorables para la reproducción, el desarrollo y persistencia del vector. El riesgo dependerá, por tanto, de la presencia de sujetos parasitémicos, por lo que no se pueden excluir eventos similares en el futuro.

Artículos relacionados

Serologic markers for detecting malaria in areas of low endemicity, Somalia, 2008

22/03/2010

Serologic markers for detecting malaria in areas of low endemicity, Somalia, 2008.
Bousema T, Youssef RM, Cook J, at el. Emerg Infect Dis 2010; 16 (3): 392-399
Palabra clave: Paludismo

Las áreas en las que la malaria no es altamente endémica son susceptibles de eliminación de esta enfermedad, pero la evaluación de la transmisión está dificultada por la falta de sensibilidad de los métodos utilizados normalmente. Los autores evalúan marcadores serológicos para detectar las variaciones en la exposición a la malaria en Somalia. El Plasmodium falciparum o el P. vivax no fue detectado por microscopía en los estudios transversales de muestras de personas ni en la temporada seca (0/1,178) ni en la húmeda (0/1,128). La respuesta de anticuerpos contra el P. falciparum o P. vivax se detectaron en el 17.9% (179/1.001) y 19.3% (202/1.044) de las personas testadas. La reactividad frente a P. falciparum fue significativamente diferente entre tres lugares (p<0.001), encontrándose clusters de seroreactividad. La distancia al río más cercano estuvo negativamente asociado con la seroreactividad frente a P. falciparum (p = 0.028) y P. vivax (p = 0.016). los autores concluyen que los marcadores serológicos son una herramienta prometedora para detectar variaciones espaciales en la exposición a la malaria y para evaluar los esfuerzos para su control en las áreas donde la transmisión ha descendido por debajo de los límites de detección por microscopía.

Artículos relacionados

Possible interruption of malaria transmission, Highland Kenya, 2007-2008

5/12/2009

Possible interruption of malaria transmission, Highland Kenya, 2007-2008.
Chandy C. John, Melissa A. Riedesel, Ng’wena G. Magak. Emerg Infect Dis 2009; 15 (12): 1917-1924
Palabra clave: Paludismo

Las áreas de tierras altas en las que la transmisión de la malaria es inestable constituyen objetivos para la eliminación de esta enfermedad ya que la transmisión disminuye a niveles bajos durante la estación seca. En las tierras altas de Kipsamoite y Kapsisiywa, Kenya (con una población de ≈ 7.400 personas), se realizó a partir de 2005 una fumigación anual de los hogares con un piretroide sintético y en octubre de 2006, se puso en marcha el tratamiento de primera línea con artemeter / lumefantrina. En estos lugares, no se produjeron casos de malaria confirmados al microscopio en el período de abril de 2007 a marzo de 2008. En las 4 evaluaciones de personas asintomáticas durante mayo 2007-abril 2008, un total de <0.3% de las personas fueron positivos para Plasmodium falciparum asexuado por microscopía o PCR en algún momento, y ninguna fue positiva por PCR en las dos últimas muestras. Nuestros resultados muestran que en esas zonas, la interrupción y eventual eliminación de la transmisión de la malaria puede ser realizable con una amplia fumigación anual de hogares y el tratamiento combinado con artemisinina

Artículos relacionados

Imported malaria in children in industrialized countries, 1992–2002

7/02/2009

Imported malaria in children in industrialized countries, 1992–2002.
Stäger K, Legros F, Krause G, Low N, Bradley D, Desai M, et al. Emerg Infect Dis 2009; 15 (2): 185-191
Palabra clave: Paludismo

Los niños representan una apreciable proporción del total de casos importados de malaria. Sin embargo, pocos estudios han cuantificado estos casos, identificado su tendencia o sugerido estrategias basadas en la evidencia para la prevención en este grupo de viajeros. Los autores tratan de identificar el número de casos y defunciones, las especies de Plasmodium, el lugar de adquisición de la malaria y las medidas preventivas utilizadas en los casos de malaria en niños. Se analizan datos retrospectivos de Australia, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Japón, Países Bajos, Suecia, Suiza, el Reino Unido y los Estados Unidos y los datos proporcionados por la Organización Mundial del Turismo. Durante 1992-2002, se registraron más de 17.000 casos importados de malaria en niños en 11 países en los que la malaria no es endémica. La mayoría (> 70%) habían sido adquiridos en África. El factor de riesgo identificado fue el regreso al país de origen para visitar a amigos y familiares. La prevención de la malaria en los niños debe ser una responsabilidad de los proveedores de servicios de salud y se deben subvencionar los tratamientos preventivos a los viajeros a zonas de alto riesgo con bajos ingresos.

Artículos relacionados

European cluster of imported malaria falciparum from Gambia in Finland

8/12/2008

European cluster of imported malaria falciparum from Gambia in Finland
Jelinek T, Schade C, Sikamäki H, Myrvang B, Chiodini P, Gascón J et al. Euro Surveill 2008; 13(51): pii=19077
Palabra clave: Paludismo

Desde el mes de septiembre de este año se ha detectado un conglomerado de 56 casos de malaria por P falciparum en varios países de la Unión Europea. El European Network on Imported Infectious Disease Surveillance agrupó y declaró los casos.
El día 24 de noviembre el TropNetEurop on Infectious Disease Surveilance recibió información de casos de malaria falciparum importada a Dinamarca. Al distribuirse esta información aparecieron más casos de varios países de la Unión.

Todos los pacientes de Dinamarca adquirieron su paquete vacacional en la misma agencia de viajes y todos ellos permanecieron en una playa próxima a la capital Banjul y ninguno de los ocho casos registrados tomó profilaxis antipalúdica previa al viaje.

En Finlandia se registraron 12 casos entre el 3 y el 7 de noviembre, todos ellos procedentes de Gambia y con edades comprendidas entre los 27 y los 66 años. Nueve no tomaron quimioprofilaxis y tres tomaron cloroquina. Permanecieron en ese país entre una y dos semanas.

En Noruega se declararon tres casos de los que ninguno tomó quimioprofilaxis y permanecieron en áreas próximas a Banjul.
En el Reino Unido se registraron 19 pacientes procedentes todos ellos de Gambia. Las edades estaban comprendidas entre los 21 y los 62 años. Solo uno de ellos tomó profilaxis con proguanil.

Dos pacientes españoles con malaria se declararon en Barcelona. Ambos eran de una segunda generación de inmigrantes que fueron a visitar a familiares de Gambia. Permanecieron entre 11 y 14 meses en áreas rurales y no tomaron quimioprofilaxis.
10 holandeses de turismo en Gambia volvieron a su país desarrollando síntomas de malaria. Siete no tomaron quimioprofilaxis, dos tomaron drogas homeopáticas y uno tomó atovacuona/proguanil pero interrumpió precozmente el tratamiento. Fallecieron dos pacientes de 45 y 49 años.

En Alemania se declararon dos pacientes tras un viaje a Gambia y ninguno había tomado quimuiprofilaxis.
Los autores comentan que en dos meses y medio 56 pacientes que regresaban de Gambia adquirieron malaria por P falciparum. Llaman la atención acerca de la ausencia de medidas preventivas previas al viaje y de que no fueran advertidos por la agencia de viajes e incluso por sus propios médicos. La agrupación de casos subraya la necesidad de recibir información previa al viaje para estar adecuadamente protegidos, especialmente cuando la malaria aún sigue siendo un riesgo importante. Aunque probablemente hay un exceso de quimioprofilaxis en los turistas que se desplazan a Latinoamérica y Asia, ésta debiera ser una obligación para destinos africanos, particularmente a la costa oeste.

Artículos relacionados

Efficacy of RTS,S/AS01E vaccine against malaria in children 5 to 17 months of age

8/12/2008

Efficacy of RTS,S/AS01E vaccine against malaria in children 5 to 17 months of age
Bejonn P, Lusingu J, Olotu A, Leach A, Lievens M, Vekemans J, et al. N Engl J Med 2008; 359: 2521-2532
Palabra clave: Paludismo

En un estudio previo con la vacuna RTS,S con el adyuvante AS02A, se observó una eficacia vacunal del 30 % para la malaria en niños de 1 a 4 años. En este estudio se evalúa la misma vacuna, pero con un adyuvante más inmunogénico, el AS01E (Laboratorios GlaxoSmithKline), esta vez con niños de entre 5 y 17 meses. Se trata de un ensayo randomizados, doble ciego, realizado en Kenya, Korogwe, Tanzania y Kilifi. Se incluyeron a 894 niños, aleatorizados para recibir la vacuna antimalárica o la vacuna de la rabia. Finalizaron el estudio 809 niños. Desarrollaron malaria (definida como fiebre con parasitemia por Plasmodium falciparum de > 2500 parásitos/microL) 32 de los 402 niños que recibieron la vacuna RTS,S , por 66 de los 407 que no la recibieron. La eficacia vacunal ajustada fue del 53 % (IC 95 %, 28-69; p <0.001). En los datos por intención de tratar (n=894), la eficacia fue del 49 % (IC 95%, 26-65; p<0.001).

Artículos relacionados

Safety and immunogenicity of RTS,S/AS02D malaria vaccine in infants

8/12/2008

Safety and immunogenicity of RTS,S/AS02D malaria vaccine in infants.
Abdulla S, Oberholzer R, Juma O, Kubhoja S, Machera F, Membi C, et al. N Engl J Med 2008; 359: 2533-2544
Palabra clave: Paludismo

Ensayo en fase 2B, randomizado doble ciego, con 340 lactantes en Bagamoyo, Tanzania, con la vacuna antimalárica RTS,S , con el adyuvante AS02D (Laboratorios GlaxoSmithKline). Se aleatorizaron para recibir dicha vacuna o la vacuna de la hepatitis B, a los 8, 12 y 16 semanas. Se administraron concomitantemente las vacunas frente a difteria, tétanos, pertusis de células enteras, Haemophilus influenzae tipo b. Los objetivos fundamentales eran la vigilancia de efectos adversos durante 9 meses de seguimiento, así como la demostración de la no inferioridad. Durante los 6 meses de seguimiento tras la tercera dosis de vacuna antimalárica, se apreció una eficacia vacunal para la primera infección por Plasmodium falciparum del 65,2 %, (IC 95%, 20,7-84,7%, p=0.01). Al menos un efecto adverso grave fue observado en 31 de los 170 niños que recibieron la vacuna antimalárica durante los 9 meses de seguimiento (18,2 %, IC 95% 12,7-24,9 %), por 42 de los 170 que recibieron vacuna de la hepatitis B (24,7 %, IC 95 % 18,4-31,9 %). Se analizaron anticuerpos frente a circumsporozoito de Plasmodium falciparum, observándose al mes de la vacunación anticuerpos protectores en el 98 % de los vacunados. La respuesta al resto de vacunas coadministradas fue excelente, no observándose interferencia vacunal.

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 4

Subir al menú